El PSOE denunciará a Barcala en fiscalía y pide su dimisión inmediata

Los socialistas consideran imperdonable que se incumpliese la legislación para intentar adjudicar un contrato a un asesor del alcalde

- Escrito el 28 julio, 2018, 9:06 am
4 mins

El Grupo Municipal Socialista pide la dimisión inmediata del alcalde de Alicante, Luis Barcala, y de la edil Mari Carmen de España, por su vinculación con el intento de adjudicación del contrato municipal a uno de sus asesores incumpliendo la legislación vigente que impide que un empleado de estas características, con más de un diez por ciento en una sociedad, acceda a un contrato. Los socialistas presentarán el lunes la correspondiente denuncia en fiscalía para que sea la justicia la encargada de determinar las consecuencias de lo sucedido en el Ayuntamiento.

La propuesta favorable que permitiría a la empresa del asesor asumir el contrato de mantenimiento, cuidado y conservación de las distintas especies existentes en las zonas ajardinadas de las Escuelas del Patronato, se dictaminó favorablemente con la participación de la edil de Educación, Mari Carmen de España, que en ningún momento decidió inhibirse del proceso, ni alertar de lo que estaba sucediendo, por lo que a juicio de los socialistas existía una clara intención incumplir la ley. “Nadie puede creerse que la señora de España y Barcala no supiesen lo que estaba pasando, parece más probable que ambos, que han formado parte de gobiernos anteriores de la época más oscura de Alicante, pensasen que pueden seguir actuando como lo hacían antes, con total impunidad”, denuncia la portavoz socialista, Eva Montesinos.

Barcala ha tenido que prescindir en menos de un mes de los dos únicos asesores que tenía contratados a jornada completa, con un sueldo de 2.500 euros al mes, adscritos ambos a la concejalía de Infraestructuras. “Primero descubrimos que un asesor realizaba tareas para la tránsfuga que le permitió acceder a la alcaldía y ahora otro incumple la ley y se presenta a un contrato cuando no puede. En ambos casos la respuesta del alcalde es que desconocía los hechos. Si eso es cierto, no puede seguir siendo alcalde ni un día más, porque demuestra que ha perdido totalmente el control del Ayuntamiento y ha permitido que el desgobierno se instale en la casa consistorial”, denuncia Montesinos.

Los socialistas esperan que el resto de grupos políticos, en especial Ciudadanos, responsable junto con la tránsfuga Belmonte de la llegada de Barcala a la alcaldía, reaccionen ante la gravedad de los hechos y tomen medidas antes de consentir que una vez más, por su inacción, Alicante vuelva a convertirse en el ejemplo de los males de la Comunidad Valenciana.

“El último pleno, con todos los grupos a excepción del PSOE, votando a favor de desatar las manos al partido popular para que pueda volver a endeudar esta ciudad, cuando hay sospechas cada vez más claras sobre su conducta, demuestra que todos debemos reflexionar sobre lo que está sucediendo. En ocasiones hay que ser valiente y dar un paso al frente”, explica Montesinos.

Por último, los socialistas recuerdan que Barcala consiguió la alcaldía denunciando al anterior alcalde por un supuesto fraccionamiento de contratos en el que no había ninguna empresa beneficiada, mientras que él ha incumplido la legislación para intentar adjudicar un contrato municipal a uno de sus asesores, lo que debería provocar su dimisión inmediata.