Podemos Alicante exige al Ayuntamiento la activación inmediata del taxi rural

El servicio de ‘taxi a demanda’ consiste en una red de paradas fijas con horarios establecidos y requiere solicitar el servicio con una antelación de una o dos horas

- Escrito el 15 noviembre, 2018, 12:00 pm
3 mins

Podemos Alicante urge al actual equipo de gobierno a implantar con carácter inmediato este servicio de máxima necesidad que permitirá a miles de habitantes del municipio dejar de depender exclusivamente del vehículo privado y beneficiará de forma instantánea a la población pedánea, en especial las personas mayores, adolescentes, jóvenes y habitantes sin vehículo o carné, o con movilidad reducida.

El proyecto municipal anunciado a principios de 2016, que iba a traer el transporte público a las partidas rurales de Alicante, donde residen más de 8.000 personas afectadas por un sinfín de carencias de servicios básicos, continúa paralizado pese a contar con todos los permisos locales y autonómicos, el visto bueno de la mesa de transporte municipal, el consenso de todos los grupos políticos y una partida en el presupuesto de 2018.

Sin embargo, antes del verano el responsable de intervención del Ayuntamiento sugirió esperar a la renovación del contrato de transporte público prevista en el verano próximo, lo que aplazaría la activación de este servicio de máxima necesidad a bien entrado 2020, un retraso inadmisible e injustificado de un servicio necesario y urgente.

El servicio de ‘taxi a demanda’ consiste en una red de paradas fijas con horarios establecidos y requiere solicitar el servicio con una antelación de una o dos horas. El vehículo podría ser compartido por otras personas que hayan solicitado el taxi en la misma trayectoria y franja horaria. El precio debería ser equivalente al del servicio de autobuses urbanos: 1,45€ el billete sencillo y bonos descuento correspondientes. Se trata de un sistema beneficioso tanto para los habitantes como para el consistorio, dado el ahorro que supone frente a una línea regular de autobús y su mejor adaptación a las carreteras estrechas con curvas cerradas y pendientes.

El transporte público es uno de los muchos servicios básicos de prestación obligatoria por el ayuntamiento que brillan por su ausencia en las partidas rurales, junto a otros como la pavimentación de vías públicas, agua potable, alumbrado, alcantarillado, parques municipales o servicio médico.