El gobierno de Luis Barcala aprueba la modificación de créditos para la cancelación del Plan de Ajuste

La medida será ratificada por la Junta de Gobierno mañana martes 11 de septiembre al no haberse presentado alegación alguna durante el periodo abierto para ello

- Escrito el 11 septiembre, 2018, 10:00 am
4 mins
  • Carlos Castillo, concejal de Hacienda, ha iniciado con Ciudadanos la ronda de reuniones y con el resto de grupos para negociar la reforma fiscal, “para bajar un 5% el Impuesto de Bienes Inmuebles y promover incentivos fiscales para las empresas”, avanza

El gobierno municipal liderado por Luis Barcala lleva mañana el martes a Junta de Gobierno la aprobación de la modificación de créditos que permitirá, previsiblemente el viernes, el pago material para la cancelación del Plan de Ajuste vigente desde el año 2012 después de que haya terminado el plazo abierto para alegaciones sin que se haya registrado movimiento alguno. Tal y como prevé el artículo 169.1 y 177.2 del Real Decreto Legislativo 2/2004, la no presentación de reclamaciones o sugerencias convierte el acuerdo hasta entonces provisional en definitivo.

Carlos Castillo, concejal de Hacienda ha propuesto a la Junta de Gobierno Local el Segundo Expediente de Modificación de Créditos, consistente en la dotación de Suplementos de Crédito por importe de 30.565.596 euros y Bajas por Anulación por importe de 3.884.301 euros, dentro del presupuesto del Ayuntamiento de Alicante para el año 2018.

De esta manera se realiza el trámite necesario para provisionar a Tesorería de los recursos necesarios para realizar a los bancos el pago material de la cancelación del Plan de Ajuste vigente desde 2012. Algo que será llevado nuevamente a Junta de Gobierno por el titular del área de Hacienda para dar cuenta del mismo y a partir de ahí convocar una comisión que permita poner en marcha la ordenación de las reformas fiscales.

Entre ellas, el gobierno del Partido Popular contempla una bajada de impuestos como el IBI, que estima que podría reducir significativamente. “Vamos a bajar numerosos impuestos a partir del próximo 1 de enero de 2019. Entre ellos el IBI un 5%, así como incentivos fiscales a todas las nuevas empresas que se implanten en la ciudad y que van a ver beneficios en el impuesto de actividades económicas, bienes inmuebles o reducciones del impuesto para vehículos y otras medidas que mejoren su eficiencia energética”, explica Carlos Castillo.

En este sentido, el concejal del Partido Popular ha iniciado una ronda de reuniones que llevará a cabo durante esta semana con el resto de grupos políticos para poder negociar los aspectos de la misma y que hoy ha sido inaugurada con Ciudadanos.

La amortización de la deuda tendrá un efecto inmediato en las arcas municipales. “Como consecuencia se va a producir un descenso del capítulo de gastos municipales en concepto de intereses que beneficiarán al ciudadano”, destaca Castillo.

Ampliación de plantillas y nuevos puestos de trabajo

La ampliación de plantillas municipales y la creación de nuevos puestos de trabajo son algunas de las decisiones que podrán llevarse a cabo gracias al liberar el bloqueo que el Ministerio de Hacienda ejercía desde Madrid en cumplimiento del Plan de Ajuste.

Su amortización no supondrá una merma de las inversiones del Ayuntamiento en la ciudad, ya que se continuará con la adjudicación de inversiones sostenibles no ejecutadas por la corporación anterior en el ejercicio 2017 y además se dispondrá de un remanente para nuevas inversiones correspondientes al ejercicio de 2018. En todo caso, y según resaltó en su momento el alcalde, la cancelación del plan de ajuste permite al Ayuntamiento recurrir, si se estima necesario, a la financiación externa para abordar necesidades ciudadanas no contempladas en los presupuestos en vigor.