«El deporte nos alarga la vida otorgándonos mejor salud y estabilidad emocional»

- Escrito el 03 septiembre, 2018, 6:00 pm
13 mins
Azucena Olmo es una deportista que lleva quince años dedicándose al entrenamiento personal y particularmente al culturismo

Nació en Madrid y actualmente vive en Alicante con su marido e hija. Tras una mala experiencia en su primera preparación sufriendo de tiroides, se vuelve a preparar años después para competir por primera vez. “Me lo merezco por mí y por el apoyo que recibo a diario de mi marido e hija. Quiero demostrar que aunque tenga 38 años puedo competir y superar mis límites”.

¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del deporte?

Empecé yendo al gimnasio con mis amigas en verano y me gustó el mundo del culturismo. Así que acabé en la sala de pesas. Allí conocí a Miguel, mi marido. Me inculcó en el entreno y acabó siendo mi preparador hasta día de hoy. Hizo que me enganchara aún más al deporte.

Mi anterior trabajo, como administrativa, no me llenaba, era demasiado monótono. Por eso me empecé a formar en el mundo del fitness. Comencé sacándome cursos de entrenadora personal, ciclo indoor y pilates. Esto me ha llevado a otro tipo de vida. Cada día que pasa es diferente y entrenas a otro tipo de gente distinta. Te llegas a sentir muy saludable. De hecho, noté un gran cambio en mi salud.

Cuando trabajaba en la oficina, pasaba mucho tiempo sentada y padecía dolores de espalda y huesos. Al mejorar mi físico, esas dolencias desaparecieron.

¿Tu lugar de trabajo está relacionado con tu pasión por el deporte?

Tengo un centro de entrenamiento personal en San Vicente del Raspeig junto con mi marido. Comenzamos en Madrid y acabamos dando el salto a Alicante para que nuestra hija tuviera una mayor calidad de vida. Aquí vivimos con menos estrés nuestra rutina, somos más felices y nos encanta el clima.

Además, nos hemos desengañado de los gimnasios. Con esto último me refiero a que estos centros deportivos han cambiado mucho en los últimos años. Para el gimnasio eres una cifra, pagas tu cuota pero realmente estás desatendido. Sin embargo, en un entreno personalizado es distinto: cubrimos y atendemos la salud personal.

Estos últimos años ha aumentado el número de personas dedicadas al asesoramiento online o personalizado. ¿Crees que están a la altura de los conocimientos que se requieren para ejercer esa profesión?
«Los entrenadores personales también hacemos de psicólogos. Nuestra labor es motivar a la gente para que no abandonen su objetivo»

Lo que importa de una persona al final es su experiencia tratando gente. Sean dolencias o un objetivo vas aprendiendo igualmente. A nosotros nos llena mucho el poder ayudar a nuestros clientes, por eso hacemos de psicólogos a diario. No todos tienen la fuerza de voluntad necesaria para seguir. Nuestra labor es motivarles a que no abandonen el reto que se hayan propuesto.

A pesar de tener una gran trayectoria recorrida en el mundo del culturismo, ¿qué experiencia vivida no olvidarías nunca?

Cuando fui por primera vez al Arnold Classic Europe en Madrid. Me quedé alucinada porque los competidores parecían personajes de cómics. Siempre los había visto en las revistas, pero en directo están mucho mejor físicamente y eso es lo realmente sorprendente. Todos tenemos un referente del cual decimos “yo quiero ese cuerpo” y a mí me ocurrió. Después, entrené duro para conseguirlo.

¿Con qué expectativas empieza la gente a entrenar y con qué sensación crees que salen de vuestro asesoramiento?
«La gente busca resultados físicos inmediatos, pero para ver cambios se necesita paciencia y constancia»

Buscan resultados inmediatos. Yo prefiero informarles de que esto conlleva más tiempo del que creen. Como mínimo para ver resultados necesitarán tres meses. Mucha gente se queda en el camino porque es duro y no sabe compaginarlo con sus obligaciones, pero quien es constante hasta el final acabará consiguiendo su objetivo.

Un entrenador personal te ayuda durante el asesoramiento y después para seguir tú solo en el futuro. La clave está en cambiar tu rutina y no dedicarte exclusivamente al cardio, sino combinarlo con ejercicios de fuerza. En definitiva, está demostrado que cuanto más cuidamos a nuestros clientes, mejor rinden física y personalmente.

Te estás preparando para competir en culturismo en octubre de este mismo año. ¿Cómo llevas el proceso?

Me prepara mi marido, tanto en alimentación como en ejercicio. Pero para competir hay que tener una base hecha. Debes tener el músculo ya desarrollado por un trabajo de años atrás. Quiero competir a nivel nacional y en un futuro en internacional. Es una satisfacción personal para mí.

Hablando de la preparación en competición, ¿son necesarios los anabolizantes?                      

Los especialistas lo tienen como un tema tabú. Sin anabólicos puedes conseguir un cuerpo bonito y musculado, pero no el nivel de competición. Es un tipo de medicación para conseguir un estado determinado. La mujer toma cantidades menores a los hombres. Aun así, a largo plazo puede dañar el hígado ya que todo conlleva un riesgo.

¿Hay una edad mínima para competir?
«El fitness también es mental. Hay personas que no soportan el sacrificio interior que conlleva»

Creo que debes tener una edad adulta suficiente para no sufrir ningún efecto negativo en cuanto a tu preparación mental en el proceso. El fitness es un deporte de mente, y algunas personas jóvenes e inexpertas no están preparadas para lo que conlleva.

¿Te produce nervios la sensación de subir al escenario?                                                                     

Sí. Siempre dudo si lo haré bien o me equivocaré debido a que tengo que aprenderme un tipo de poses distintas a las que conocía. La clave está en la seguridad en ti misma. Mirar directamente a los ojos al jurado y transmitirles tu energía. Seducir a la sala sacando la mejor versión de ti misma.

¿En qué categoría competirás?                                                                                                                        

Existen varias categorías dentro del culturismo femenino. Yo competiré en Women Physique debido a que se adecúa más a mi estructura y musculatura.

Háblame de este deporte en España. ¿Qué grado de aceptación social tiene?                               

El culturismo en nuestro país está mal visto y se critica demasiado. En otros países, como Estados Unidos, el culturismo tiene un nivel de aceptación social muy alto. Allí un competidor tiene más oportunidades de tener patrocinadores y son más respetados.

¿Qué prejuicios tiene que soportar una mujer culturista?  
«Las mujeres nunca se conforman con su cuerpo. Deben aceptarse y quererse más. El amor propio refleja cómo nos ven los demás»                                                                      

Los principales tabús con la musculatura los tienen las propias mujeres. Un hombre, sin embargo, acepta mejor este tema y te mira con admiración. Existen también pocas mujeres que entrenen con peso; por lo general se decantan por las clases dirigidas y/o colectivas de cardio.

En el fondo les encanta tu cuerpo, aunque te miren mal. Ellas piensan “ojalá pudiera tener ese físico”, pero no son capaces de realizar el esfuerzo que supone.  En resumen, la gente es cómoda y busca hacer el mínimo ejercicio posible con grandes resultados.

«Las revistas y la industria de la moda tienen gran parte de culpa en que las mujeres no se acepten»

El problema está en que las mujeres no se aceptan ni se quieren y sin embargo somos muy valiosas. Yo les digo que tienen que sacar todo lo bueno que tienen. Aunque algunas de ellas entrenen conmigo y consigan un progreso en su cuerpo, siguen sin aceptarse. En mis años de experiencia profesional practico mucho la psicología para hacerles ver que son más que un objetivo físico. Que nos quieran los demás empieza por el amor a uno mismo. Hay que quererse más.

Las revistas y la industria de la moda tienen gran parte de culpa en que las mujeres no se acepten. Nos han vendido que el cuerpo perfecto es el delgado. Hasta en la publicidad de suplementación deportiva buscan chicas poco musculadas.

¿Cómo podríamos hacer ver a la sociedad que detrás del físico de un atleta fitness existe una base de alimentación equilibrada y ejercicio constante?

Deberíamos empezar por la educación de los niños. Que los más pequeños reciban más clases de educación física y nutrición en el colegio. Los padres jugamos un papel fundamental en esa concienciación. Cada vez hay más obesidad y diabetes infantil debido al nivel de vida rápido y estresante que practicamos a diario con los niños.

Es decir, lo fácil es caer en las comidas rápidas y procesadas que a la larga traen este tipo de enfermedades. En conclusión, no estamos bien informados de los alimentos que consumimos.

¿Qué beneficios nos aporta hacer deporte?                                                                                                    

El deporte te hace ser más duro en tu vida. Nos sacrificamos mucho entrenando y tenemos que seguir haciendo nuestra vida cotidiana. La disciplina deportiva hace que cuando tienes un problema personal no tengas pereza para resolverlo cuanto antes, porque tu mente está siempre activa.

A mí me hace feliz. Desde que hago deporte soy una persona más positiva y creo que todo tiene solución. Cuando tengo una preocupación suelo encontrar la respuesta entrenando: me pongo mi música y focalizo mis pensamientos en el ejercicio que esté realizando. Es un método de evasión efectivo. Lo más importante del deporte es que te alarga la vida otorgándote mejor salud y estabilidad emocional. Si queremos llegar a ancianos con energía, debemos movernos más y juzgarnos menos.