Comunicado de la Concejalía de Medio Ambiente de Alicante por las consecuencias del temporal de lluvia y viento

Así, en el término municipal de Alicante se han realizado de entre 35 y 40 intervenciones sobre distinto arbolado ubicado en suelo público municipal, en el que fundamentalmente se ha actuado retirando ramas de los árboles a punto de caer o ya caídas en la vía pública Los casos más graves, ha indicado el edil, “han sido la caída de dos ficus monumentales situados en Canalejas que se han venido abajo a causa de las fuertes rachas de viento y que en estos momentos se encuentran en manos de los técnicos para ser tratados de cara a su recuperación y replantación, ya sea en esa misma zona u en otra para asegurar su supervivencia”. De la misma manara, la Concejalía ha actuado sobre árboles en suelo privado, a la vez que se ha enviado un mensaje los propietarios para que asuman la aplicación de medidas extraordinarias en sus ejemplares. Víctor Domínguez ha querido destacar, especialmente, el magnífico funcionamiento que ha tenido el parque inundable de La Marjal, que junto a su riqueza como zona verde y como espacio sostenible, ha cumplido a la perfección su función a la hora de acumular las aguas provenientes de lluvias torrenciales. “Por primera vez desde su construcción – ha apuntado el edil -, hemos podido comprobar como La Marjal está totalmente lleno, con un incremento del nivel del agua de más de un metro, lo que demuestra la razón de que este parque haya obtenido varios premios nacionales”. Víctor Domínguez señala que “se ha impedido que el agua haya llegado de manera descontrolada a las playas de Alicante, evitando posibles daños, en un momento en el que hubiera supuesto un grave problema debido a la cercanía de la Semana Santa”. De la misma manera, “se ha evitado que el agua de la lluvia no vaya directamente a los colectores corriendo el riesgo de colapsarse”. A partir de este momento, “el agua acumulada en el parque, tras pasar por una depuradora se distribuirá de una manera programada entre los colectores, lo que ha demostrado la rentabilidad de la inversión en el caso de una riada”, ha concluido el edil. Post Views: 823 Relacionado

El concejal de Medio Ambiente Víctor Domínguez se ha felicitado de la ausencia daños material y personal graves, dentro de las competencias de su área y más concretamente del Departamento de Parques y Jardines, como consecuencia del temporal de lluvia y viento

- Escrito el 14 marzo, 2017, 12:22 pm
3 mins
Así, en el término municipal de Alicante se han realizado de entre 35 y 40 intervenciones sobre distinto arbolado ubicado en suelo público municipal, en el que fundamentalmente se ha actuado retirando ramas de los árboles a punto de caer o ya caídas en la vía pública

Los casos más graves, ha indicado el edil, “han sido la caída de dos ficus monumentales situados en Canalejas que se han venido abajo a causa de las fuertes rachas de viento y que en estos momentos se encuentran en manos de los técnicos para ser tratados de cara a su recuperación y replantación, ya sea en esa misma zona u en otra para asegurar su supervivencia”. De la misma manara, la Concejalía ha actuado sobre árboles en suelo privado, a la vez que se ha enviado un mensaje los propietarios para que asuman la aplicación de medidas extraordinarias en sus ejemplares.

Víctor Domínguez ha querido destacar, especialmente, el magnífico funcionamiento que ha tenido el parque inundable de La Marjal, que junto a su riqueza como zona verde y como espacio sostenible, ha cumplido a la perfección su función a la hora de acumular las aguas provenientes de lluvias torrenciales.

“Por primera vez desde su construcción – ha apuntado el edil -, hemos podido comprobar como La Marjal está totalmente lleno, con un incremento del nivel del agua de más de un metro, lo que demuestra la razón de que este parque haya obtenido varios premios nacionales”. Víctor Domínguez señala que “se ha impedido que el agua haya llegado de manera descontrolada a las playas de Alicante, evitando posibles daños, en un momento en el que hubiera supuesto un grave problema debido a la cercanía de la Semana Santa”. De la misma manera, “se ha evitado que el agua de la lluvia no vaya directamente a los colectores corriendo el riesgo de colapsarse”. A partir de este momento, “el agua acumulada en el parque, tras pasar por una depuradora se distribuirá de una manera programada entre los colectores, lo que ha demostrado la rentabilidad de la inversión en el caso de una riada”, ha concluido el edil.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com