El Ayuntamiento reinicia la peatonalización del centro urbano

- Escrito el 09 noviembre, 2018, 1:00 pm
7 mins

Después de nueve meses cerrada al tráfico, el Gobierno local del Partido Popular ha decidido volver a abrir la avenida de la Constitución. En principio, esta vía formaba parte del proyecto del Ayuntamiento de Gabriel Echávarri para peatonalizar algunas calles del centro. Ahora ya no está tan claro.

Lo cierto es que desde diciembre no se había iniciado ningún tipo de obra pública sobre el tramo cerrado de la avenida de la Constitución, simplemente se habían colocado unos enormes maceteros para impedir la entrada de vehículos. Ahora el PP ha optado por retirarlos.

 

Nuevo proyecto

“Nosotros queremos hacer las cosas bien. El PSOE había puesto esta medida en marcha sin elaborar antes ningún estudio o informe que lo avalase. El nuevo Ayuntamiento va a realizar las cosas con calma, viendo qué calles se pueden peatonalizar y cuáles no” nos indican fuentes de la concejalía de Tráfico y Transportes, regentada por el popular José Ramón González.

El concejal también ha señalado a la prensa que la participación ciudadana será “imprescindible” en la realización del nuevo proyecto. También aseguró que contarán con la opinión de los vecinos, comerciantes y asociaciones.

Aunque aún no se han anunciado públicamente las nuevas calles peatonalizadas, la Concejalía si ha adelantado que se actuará en los alrededores de la avenida de la Constitución, Bailén, Castaños y la plaza Gabriel Miró (las dos últimas ya son peatonales, de hecho). Según nos aseguran desde el Consistorio, la finalización del estudio actual podría rondar el mes de marzo.

 

Críticas del PSOE

Desde el PSOE han cargado duramente contra esta decisión del PP de empezar otra vez de cero. Más aún cuando ya existe un Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que de hecho fue aprobado en la época de Sonia Castedo, con un coste de 215.000 euros.

“Parece que son incapaces de continuar ningún proyecto iniciado por el Gobierno socialista. No entendemos por qué” declaró a la prensa el antiguo concejal de Tráfico y Transportes, Fernando Marcos.

 

Dudas de la oposición

El resto de grupos de la oposición también han mostrado su preocupación sobre que este reinicio pueda retrasar demasiado los plazos de la peatonalización del centro. En Guanyar Alacant piden que se realice con responsabilidad para no fomentar la presencia de más veladores de bares y cafeterías.

Desde Ciudadanos recuerdan que aún hay importantes proyectos como la Vía Parque que están sin terminar, por lo que no entienden que el Ayuntamiento se vuelva a gastar más dinero público en realizar un nuevo estudio para el centro urbano.

Por parte de Compromís, consideran que el corte de la avenida de la Constitución estaba dando buenos resultados y no había generado demasiados problemas al tráfico. Por esto no comparten que el PP haya dado marcha atrás, con el consecuente gasto en dinero y tiempo que ello conlleva.

 

Tráfico, autobuses, aparcamiento y veladores

El nuevo proyecto que está elaborando el actual Ayuntamiento deberá tener en cuenta diversas circunstancias. A algunos vecinos les preocupa que una excesiva peatonalización de varias calles muy céntricas pueda acabar empeorando o colapsando el tráfico de Alicante en las horas punta.

Por otro lado, también habrá que reorganizar los trayectos del autobús urbano. El corte de la avenida de la Constitución ya afectó a las líneas 05, 08, 10, 13 y 39, que tuvieron que desviarse de su habitual paso por las calles Bailén y Bilbao. Ahora ya han recuperado la normalidad.

Además, habrá de tener en cuenta las plazas de aparcamiento que se perderían al peatonalizar, pues ya de por si es bastante complicado para los conductores alicantinos estacionar en el centro urbano a día de hoy. De hecho, con el cierre de la citada Avenida se habían inhabilitado ocho plazas que ahora han sido restituidas, una de ellas para personas de movilidad reducida.

Por último, pero no menos importante, el Gobierno local también tendrá que intentar conjugar este proyecto con el tardeo. Asociaciones de vecinos de la zona llevan denunciando desde hace años que los veladores no respetan las horas de sueño durante los fines de semana. Ahora temen que, con una importante peatonalización de la zona, el conflicto pueda alcanzar mayores dimensiones.

 

Próxima primavera

Aún con todo, el equipo de Luis Barcala defiende la importancia de este proyecto, que pretende que la ciudad de Alicante sea más transitable a pie para ciudadanos y turistas, respetuosa con el medio ambiente y eficiente con el transporte público.

Si los plazos aventurados por las concejalías de Tráfico, Transportes y Ocupación de la Vía Pública se cumplen, el proyecto final podría estar finalizado para primavera o verano. Precisamente las próximas elecciones municipales están convocadas para mayo, por lo que este asunto puede ser clave en la campaña electoral. Ya sea a modo de obra recientemente realizada, o de promesa electoral inminente.