El AMPA de La Cañada critica que no se suspendan las clases en aviso naranja de riesgo meteorológico

- Escrito el 23 noviembre, 2018, 5:00 pm
5 mins

Las familias critican que el Ayuntamiento no active un protocolo de seguridad específico tratándose de un centro escolar en barracones en mal estado y zona de rambla. “No nos explicamos cómo es posible que la Agencia de Seguridad y Emergencias hubiera comunicado el aviso naranja en la noche del domingo y no se tomaran medidas a nivel municipal pensando en la seguridad de un centro escolar situado en una parcela inundable con aulas prefabricadas como coladores” y recuerdan que el aviso naranja indica “riesgo meteorológico importante (fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales)”.

Desde el AMPA consideran que las administraciones deben velar ante todo por la seguridad de las personas, incluida la comunidad educativa del centro, compuesta por medio millar de personas, entre las más de 200 que se encuentran diariamente en su interior (alumnado, profesoras y personal de servicio), y las familias, que en caso de inundación habrían tenido “dificultades graves” para recoger a sus hijos. El consistorio activó el plan territorial en fase de seguimiento de la preemergencia a las 5 de la mañana del lunes pero las clases se desarrollaron con normalidad, lo que tachan de “irresponsabilidad”. “Las predicciones meteorológicas no comportan una certeza al 100% pero lo fundamental es proteger a la población y prevenir ante todo”, añaden.

El centro escolar, con 9 aulas prefabricadas en 2 alturas que se “inundan a la mínima gota tanto por el tejado como por estar a ras de suelo”, además de contener una gran cantidad de material electrónico expuesto al agua, está ubicado en una parcela de La Cañada del Fenollar calificada de peligrosidad nivel 3 por riesgo medio con alta frecuencia de inundación en el Plan de Acción Territorial de carácter sectorial sobre prevención del Riesgo de Inundación en la Comunitat Valenciana (PATRICOVA). Según las familias, de haberse registrado precipitaciones como en otros puntos de la provincia, que la noche anterior “no se descartaban” en el pronóstico meteorológico, “habríamos tenido que lamentar una desgracia”.

Las madres opinan que la solución, además de “ordenar la suspensión de las clases durante temporales con aviso naranja y rojo por motivos de seguridad”, es que se construya lo antes posible el colegio nuevo y explican indignadas que todavía no han comenzado las obras del colector, que llevan meses de retraso. Hace casi tres años solicitaron un techado sobre el módulo de dos alturas que la Conselleria todavía no ha instalado y ahora exigen la sustitución de las prefabricadas dentro del contrato de alquiler y mantenimiento cuyo supuesto incumplimiento elevaron al Síndic, que les dio la razón y recomendó en abril de 2016 a la Conselleria y el Ayuntamiento “que promuevan las actuaciones necesarias para la construcción y/o adecuación del CEIP La Cañada del Fenollar (Alicante) y que, en tanto en cuanto se resuelva la cuestión citada, se proceda sin dilación alguna a la valoración por los servicios técnicos de la Conselleria de las deficiencias de las aulas prefabricadas, activando los protocolos necesarios en materia de mantenimiento”.

Aseguran que, de no tomar medidas para impermeabilizar los módulos, seguirán inundándose cada vez que llueva. Por último, anuncian movilizaciones próximamente para exigir el inicio inmediato de las obras del colector, la urbanización de la parcela y el propio centro, y que se acelere todo lo posible la mudanza, ya que la situación actual “no puede dilatarse más”.


 

La nueva movilización del AMPA CEIP La Cañada del Fenollar, está convocada para el próximo miércoles 28/11 a las 14.00 en la puerta del colegio, con corte de la carretera de La Alcoraya.