El acuario de Plaza Nueva dice adiós a los peces

El Ayuntamiento no ha logrado garantizar el bienestar de las especies, por lo que ahora estudia otras opciones para la estructura

- Escrito el 01 agosto, 2018, 10:00 am
7 mins

El acuario de la Plaza Nueva de Alicante ya es historia, al menos tal y como lo hemos conocido siempre. Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de Alicante este pasado mes de julio. Todo ello después de que la instalación sufriera su enésima avería, provocando la muerte de una veitena de sus peces.

“Hemos decidido trasladar la totalidad de los seres vivos de forma definitiva, ya que los técnicos no pueden garantizar su supervivencia” declaró a la prensa Israel Cortés, concejal de Medio Ambiente.

Un inicio triunfal

Fue a finales de los años 90 cuando se inauguró esta novedosa instalación en la Plaza Nueva. El primer acuario al aire libre de la Comunidad Valenciana disfrutó de una enorme popularidad entre los alicantinos y turistas.

“Yo creo que nadie esperaba el éxito que tuvo. En su día logró dinamizar una zona que estaba bastante estancada, casi muerta. Fue un auténtico revulsivo” nos cuenta Vicente Armengol, presidente de la Asociación de Comerciantes ‘Corazón de Alicante’ y propietario de una tienda de ropa en la cercana calle Bailén.

Durante muchos años el acuario albergó perfectamente a decenas de especies marinas típicas del Mediterráneo. Los colegios organizaban excursiones escolares para visitarlo, los turistas se desviaban hacia el centro para conocerlo y a su alrededor proliferaron varias cafeterías y comercios.

Falta de mantenimiento
Varias organizaciones animalistas han protestado contra el deficiente cuidado de los peces

El tiempo pasó, la instalación fue ganando años y su mantenimiento dejaba bastante que desear en muchos aspectos. A principios de esta década ya no lucía ni mucho menos como en sus primeros años.

En 2015 ocurrió lo peor posible, cuando se rompió una de las turbinas de refrigeración. Aquello provocó la proliferación de una bacteria que acabó con la vida de los 177 peces que habitaban en el acuario.

Como no podía ser de otra manera, aquel triste suceso trajo gran polémica en la ciudad. Las organizaciones animalistas protestaron enérgicamente y muchas miradas se dirigieron hacia la empresa adjudicataria que gestionaba el acuario, Mediterráneo Servicios Marinos.

Se da la circunstancia además de que dicha sociedad tiene como promotor al conocido empresario Enrique Ortiz, quien actualmente está en juicios por supuesta financiación ilegal al Partido Popular a cambio de contratos públicos y trato preferencial en el marco de las tramas Gürtel y Brugal.

Cerrado durante 20 meses
El Ayuntamiento realizó una reforma de 120.000 euros sobre el acuario, pero las averías no han dejado de producirse

Después de aquel percance el  tripartito cerró el acuario para efectuarle una gran reforma, cuyas obras duraron más de un año y medio. “En los comercios notamos una bajada tremenda de afluencia . Ya había ocurrido en el pasado cuando lo habían cerrado provisionalmente para limpiarlo o mantenerlo, pero nunca había durado tanto tiempo” nos señala Armengol.

Los comerciantes de la zona se quejaron amargamente por la lentitud de las obras. Al fin en abril de 2017 el acuario fue de nuevo reinaugurado, con un gran acto en la Plaza Nueva al que asistió el entonces alcalde Gabriel Echávarri y varios concejales.

El Ayuntamiento garantizó que los problemas de refrigeración habían sido subsanados, así como que se había renovado gran parte de la iluminación, las paredes y la maquinaria interna. El presupuesto total fue superior a los 120.000 euros.

Más muertes de peces

Sin embargo, diversas organizaciones animalistas denunciaron que el acuario seguía sin reunir las condiciones necesarias para asegurar la supervivencia de los peces. Este mismo verano se ha producido una nueva avería, que acabó con la vida de más de 20 ejemplares.

Finalmente, el pasado mes de julio la Concejalía de Medio Ambiente decretó el cierre definitivo del acuario como hábitat de fauna marina. Ahora ya no acoge ningún ser vivo.

Los comerciantes aceptaron resignados esta decisión. “Después de estas experiencias tan nefastas, no queremos arriesgarnos a que los peces sigan muriéndose. Espero que hagan algo nuevo con la instalación para que siga siendo atractiva a los ciudadanos” nos comenta Vicente Armengol.

Nuevo acuario sin peces
«Aceptamos que el nuevo acuario no tenga peces, pero pedimos que no esté otros 20 meses cerrado» V. Armengol (Comerciantes ‘Corazón de Alicante)

El Ayuntamiento ha descartado el traslado o la desaparición definitiva del acuario, y actualmente está estudiando qué nueva función otorgarle. El concejal Cortés anunció que la primera intención es darle un uso expositivo sobre la fauna y flora mediterránea, pero sin especies vivas.

“Hemos escuchado algunas buenas ideas como la de convertirlo una centro tecnológico e interactivo sobre los fondos marinos de Tabarca. Nos gusta esta opción, hay que modernizar la estructura” nos señala el presidente de ‘Corazón de Alicante’.

Los comerciantes esperan que los políticos “sean capaces de elaborar buenos proyectos y elegir el más idóneo para el acuario”. Pero sobre todo piden su reapertura no se eternicen tanto como en la última ocasión.

“El Ayuntamiento tiene que ponerse ya con ello. Redactar cuanto antes el pliego, convocar el concurso y hacer todo lo necesario para reabrirlo. Estos trámites administrativos cuestan tiempo y la zona no puede permitirse estar otros 20 meses sin el acuario. Si ahora ha de ser sin especies vivas nosotros lo aceptamos, pero que sea rápido” demanda Armengol.