Urbanismo aprueba una instrucción y un decreto para salvaguardar los inmuebles en trámite de catalogación

El vicealcalde y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, ha firmado, a propuesta de los técnicos municipales, una instrucción y un decreto para salvaguardar los inmuebles en trámite de catalogación tras no aprobarse provisionalmente el catálogo de protecciones de Alicante en el pleno del pasado 25 de mayo y teniendo el cuenta que el próximo 10 de junio vence la suspensión de licencias acordada por el anterior equipo de gobierno del PP al final de la pasada legislatura Una suspensión que el PP vinculó a la tramitación y aprobación de un catálogo de protecciones que finalmente ha recibido el voto contrario del PP, votando de algún modo contra su propia propuesta de catalogación, ya que todos y cada uno de los edificios a los que el PP aplicó la suspensión de licencias están incorporados al catálogo que se votó el pasado 25 de mayo. “Parece que el PP ya no quiere protegerlos en su particular política de tierra quemada contra este equipo de gobierno”, ha señalado el vicealcalde. Tanto en la instrucción como en el decreto se hace referencia a la laboriosa confección y tramitación del catálogo y a su no aprobación en el pleno, lo cuál no significa en modo alguno que se desista del expediente, ya que la confección, tramitación y aprobación de un catálogo de protecciones es una obligación legal recogida tanto en la LOTUP como en la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano (LPCV). “Su no aprobación plenaria, unido al hecho de que el próximo 10 de junio vence la vigente suspensión de licencias, puede poner en peligro la configuración de muchos edificios, cuando no su propia supervivencia. Pero esos edificios siguen en trámite de catalogación y, en función de reunir los valores a los que se refiere la LPCV, la Conselleria de Cultura puede suspender cautelarmente cualquier intervención que ponga en peligro dichos valores, por lo que en la instrucción aprobada se determina que se remitirán a la Conselleria de Cultura las solicitudes de licencia de obra que afecten a edificios en trámite de catalogación. Además, no se admitirán declaraciones responsables para obras que afecten a los componentes descritos en las fichas de los edificios en trámite de catalogación”, ha destacado Miguel Ángel Pavón.  Por otra parte, el decreto aprobado resuelve remitir a la Conselleria de Cultura las fichas del catálogo en tramitación correspondientes a los bienes inmuebles propuestos como Bienes de Relevancia Local (BRLs) – en torno a una veintena – a los efectos de que Conselleria, si así lo estima oportuno, proceda a incoar, de oficio, el expediente de declaración y la subsiguiente inscripción en el Inventario del Patrimonio Cultural Valenciano, así como el régimen transitorio de protección regulado en el decreto autonómico que establece el procedimiento de declaración de los BRLs. “La exposición de motivos del decreto señala que en el pleno del pasado 25 de mayo se produjo un intenso debate en el que, en ningún caso, se cuestionó la procedencia de la inclusión de los inmuebles propuestos como BRLs. Inmuebles como el Asilo de Benalúa, la antigua Estación de Autobuses, el Conservatorio de Música y Danza, el Búnker de Babel y las defensas antiaéreas de Rabassa, los sistemas hidráulicos del Barranco del Infierno y de la Balsa de Orgegia o la Finca Morote, tiene que tener salvaguardada su integridad mientras se tramita el catálogo”, ha resaltado el regidor.  “Este decreto y esta instrucción complementan la solicitud en curso a la Conselleria de Vertebración del Territorio para que se suspenda de forma limitada el planeamiento de la ciudad única y exclusivamente en lo relativo a los edificios en trámite de catalogación, de modo que la aún vigente suspensión de licencias pueda prorrogarse durante dos años más”, ha concluido el vicealcalde de la ciudad. Post Views: 31 Relacionado

Miguel Ángel Pavón decreta la remisión a la Conselleria de Cultura de las fichas de los inmuebles propuestos como Bienes de Relevancia Local en el Catálogo de Protecciones de Alicante para su incorporación al inventario del Patrimonio Cultural Valenciano

- Escrito el 04 junio, 2017, 7:13 pm
5 mins
El vicealcalde y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, ha firmado, a propuesta de los técnicos municipales, una instrucción y un decreto para salvaguardar los inmuebles en trámite de catalogación tras no aprobarse provisionalmente el catálogo de protecciones de Alicante en el pleno del pasado 25 de mayo y teniendo el cuenta que el próximo 10 de junio vence la suspensión de licencias acordada por el anterior equipo de gobierno del PP al final de la pasada legislatura

Una suspensión que el PP vinculó a la tramitación y aprobación de un catálogo de protecciones que finalmente ha recibido el voto contrario del PP, votando de algún modo contra su propia propuesta de catalogación, ya que todos y cada uno de los edificios a los que el PP aplicó la suspensión de licencias están incorporados al catálogo que se votó el pasado 25 de mayo. “Parece que el PP ya no quiere protegerlos en su particular política de tierra quemada contra este equipo de gobierno”, ha señalado el vicealcalde.

Tanto en la instrucción como en el decreto se hace referencia a la laboriosa confección y tramitación del catálogo y a su no aprobación en el pleno, lo cuál no significa en modo alguno que se desista del expediente, ya que la confección, tramitación y aprobación de un catálogo de protecciones es una obligación legal recogida tanto en la LOTUP como en la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano (LPCV). “Su no aprobación plenaria, unido al hecho de que el próximo 10 de junio vence la vigente suspensión de licencias, puede poner en peligro la configuración de muchos edificios, cuando no su propia supervivencia. Pero esos edificios siguen en trámite de catalogación y, en función de reunir los valores a los que se refiere la LPCV, la Conselleria de Cultura puede suspender cautelarmente cualquier intervención que ponga en peligro dichos valores, por lo que en la instrucción aprobada se determina que se remitirán a la Conselleria de Cultura las solicitudes de licencia de obra que afecten a edificios en trámite de catalogación. Además, no se admitirán declaraciones responsables para obras que afecten a los componentes descritos en las fichas de los edificios en trámite de catalogación”, ha destacado Miguel Ángel Pavón. 

Por otra parte, el decreto aprobado resuelve remitir a la Conselleria de Cultura las fichas del catálogo en tramitación correspondientes a los bienes inmuebles propuestos como Bienes de Relevancia Local (BRLs) – en torno a una veintena – a los efectos de que Conselleria, si así lo estima oportuno, proceda a incoar, de oficio, el expediente de declaración y la subsiguiente inscripción en el Inventario del Patrimonio Cultural Valenciano, así como el régimen transitorio de protección regulado en el decreto autonómico que establece el procedimiento de declaración de los BRLs. “La exposición de motivos del decreto señala que en el pleno del pasado 25 de mayo se produjo un intenso debate en el que, en ningún caso, se cuestionó la procedencia de la inclusión de los inmuebles propuestos como BRLs. Inmuebles como el Asilo de Benalúa, la antigua Estación de Autobuses, el Conservatorio de Música y Danza, el Búnker de Babel y las defensas antiaéreas de Rabassa, los sistemas hidráulicos del Barranco del Infierno y de la Balsa de Orgegia o la Finca Morote, tiene que tener salvaguardada su integridad mientras se tramita el catálogo”, ha resaltado el regidor. 

“Este decreto y esta instrucción complementan la solicitud en curso a la Conselleria de Vertebración del Territorio para que se suspenda de forma limitada el planeamiento de la ciudad única y exclusivamente en lo relativo a los edificios en trámite de catalogación, de modo que la aún vigente suspensión de licencias pueda prorrogarse durante dos años más”, ha concluido el vicealcalde de la ciudad.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com