«Todos somos diferentes»

- Escrito el 02 julio, 2018, 11:00 am
10 mins
La asociación Integra-T ofrece muchas actividades a personas con diversidad funcional e intelectual, lo que supone un gran apoyo para sus familias

Rafael García, monitor sociocultural de la asociación, nos cuenta el día a día de estas personas que necesitan una especial atención. En la asociación, durante todo el día, se realizan distintas actividades y talleres dirigidas a personas con discapacidad psíquica límite y ligera.

Integra-T ayuda también a las familias a poder compaginar su vida, ocupaciones y responsabilidades, mientras estas personas disfrutan en centros y al aire libre de la atención y cuidados de los formadores que componen la asociación ilicitana.

¿A quién se dirige la asociación? ¿Qué actividades se realizan?
«Se trabaja mucho la psicomotricidad, el trabajo en equipo, la escucha y el trabajo comunitario»

La asociación se dirige, principalmente, a personas con diversidad funcional límite y ligero, y a sus familiares.

Ahora mismo se están realizando actividades tanto por las mañanas como por las tardes. Por las mañanas son talleres enfocados a lo socio laboral. Hay talleres formativos, de escritura, de cerámica y de radio, entre otras. La radio la trabajamos los miércoles por la mañana. En los talleres de cerámica hay un horno, la gente hace pedidos de medallas o trofeos y ellos las hacen, de esta forma se consigue tener una fuente de financiación. También se hacen muchas manualidades y proyectos con cerámicas para llevarlos a rastros, mercados o mercadillo medieval.

Las tardes están más enfocadas a actividades para ayudar a las habilidades sociales. Se practica teatro y deportes. Se trabaja mucho la psicomotricidad, el trabajo en equipo, la escucha y el trabajo comunitario. También se ofrece ocio por las tardes, y los viernes por la mañana se hace deporte y juegos en la piscina. En definitiva, son actividades para adquirir habilidades socio profesionales y sociales.

¿Qué atenciones especiales necesitan?

Son personas con diversidad intelectual límite. No están enfermos en sí, sino que tienen una limitación que ha podido ser adquirida ya sea en el nacimiento, o incluso por daño cerebral a causa de cualquier tipo de accidente.

Las limitaciones se presentan al intentar adquirir habilidades sociales. Son personas con edades comprendidas entre 20 y 40 años, que pueden tener un nivel de habilidades inferior al que tendría una persona con todas las capacidades y de su misma edad. También tienen una dificultad añadida a la hora de aprender y requieren de más tiempo en el proceso de aprendizaje, lo que les impide estar en un aula con personas que tienen otras capacidades, porque no pueden seguir el mismo ritmo.

La asociación realiza diariamente muchas actividades y talleres, para cubrir las necesidades de estos jóvenes y para ayudar a sus familias, con el objetivo de que se puedan desenvolver por ellos mismos en un futuro. Llevamos hechas tres obras de teatro, y lo que queremos es fomentar el trabajo en equipo y seguir desarrollando esas destrezas personales y grupales.

¿Cuál es vuestra misión?

A través del deporte se desarrollan muchos valores personales que tienen importancia; se hacen talleres de deporte todas las semanas. Participan también en todas las ligas que hay en Elche, colaborando en la liga de baloncesto o participando en las jornadas paraolímpicas.

Todo ello se lleva a cabo con la finalidad de mejorar su calidad de vida y que ellos estén mejor físicamente, pero también mentalmente. Un tema en el que se hace mucho hincapié es la autoestima, que se sientan bien, que se quieran y que se acepten tal y como son. Al tener discapacidad o diversidad funcional límite e intelectual, viven situaciones complicadas. Son conscientes de que son diferentes al resto. A través de estas actividades se les intenta hacer ver que todos somos diferentes y que no hay dos personas iguales, tratando de normalizar así su situación.

Las giras que se hacen por los talleres de teatro duran aproximadamente un año. La última que representamos fue la obra de Don Joaquín Tenorio. La hicimos en Crevillent dos veces, otras en Alicante y Elche. Son talleres con los que ellos se dan cuenta de que pueden hacer cosas solos y conseguir mucho trabajando juntos.

El taller de ocio permite que puedan divertirse y hacer actividades que en casa no pueden porque sus familiares tienen muchas ocupaciones y responsabilidades. Se hace los viernes por la tarde, y se basa en llevarlos al cine a ver una película, a la bolera y a otros sitios de entretenimiento por la zona.

¿Es importante para la familia vuestra ayuda?

Al estar haciendo actividades durante todo el día, la familia puede realizar otras tareas que no pueden hacer mientras están cuidando a la persona en cuestión. Por eso desde la asociación se presta este servicio, también se entiende como una ayuda a los familiares que tienen que trabajar o cumplir con otras obligaciones. Es una forma de repartir el tiempo y hacer que el enfermo no caiga en la rutina.

Integra-T también acoge a 4 personas de Alicante, y otros de Bacarot y Crevillent, no solo son de Elche.

¿Qué trabajadores prestan su servicio en la asociación?
«Somos cinco trabajadores los que nos encargamos de cubrir todas las necesidades de la asociación»

Actualmente hay un TASOC, un técnico de actividades socioculturales, que se encarga de los talleres de deporte. También contamos con una psicóloga, una trabajadora social, un monitor sociocultural y un entrenador social. Somos cinco trabajadores los que nos encargamos de cubrir todas las necesidades de la asociación.

¿Cómo es el día a día de estas personas con diversidad funcional?
«Se intenta que la diversidad funcional se vea y no sea un tema tabú»

Ellos se levantan, van a la asociación y por la mañana son los talleres de formación, de ofimática o de auxiliar de oficina que son los que se están realizando ahora. Luego se hace deporte, piscina o radio. Tienen un descanso y cuando se termina se vuelve a los talleres.

Vuelven a su casa y ya por las tardes las tareas de cerámica los lunes y miércoles, los martes deporte, los jueves teatro y los viernes es el día de ocio. Más adelante se hará una formación de orientación laboral.

¿Qué objetivos tenéis a largo plazo?

El propósito marcado actualmente es reconstruir una nave de la asociación. Cada vez entran más chicos y chicas a la asociación y necesitan espacio, las instalaciones se están quedando pequeñas y necesitan que esa nave, ahora deteriorada, en un futuro pueda ser un gran espacio para dar clases y talleres, acogiendo a más personas en la asociación y ofreciendo más servicios.

¿Las redes sociales ayudan a visibilizar vuestro propósito?

Las redes sociales ayudan muchísimo. Publicamos muchas fotos casi a diario, y a los padres les encanta verlas y poder comentarlas.

Ayudan a visibilizar que estas personas pueden hacer actividades, y también el trabajo de la asociación. Es una herramienta perfecta para mostrar todas las tareas que se realizan durante todo el día, desde las 9:30 que vienen por la mañana hasta la 13:00, y por las tardes, de 16:00 a 19:00 horas.