Somos un destino acogedor y hospitalario, referente de Mediterráneo en Vivo

Hace poco tiempo leía la historia de Doña Violante, esposa del rey Alfonso el Sabio, que vino a Alicante a pasar unas temporadas en el Barrio del Pla del Bon Repòs, donde encontró el sosiego necesario para dar un heredero a su regio marido

Hace poco tiempo leía la historia de Doña Violante, esposa del rey Alfonso el Sabio, que vino a Alicante a pasar unas temporadas en el Barrio del Pla del Bon Repòs, donde encontró el sosiego necesario para dar un heredero a su regio marido

- Escrito el 01 agosto, 2017, 9:41 am
6 mins

Después, cientos de personas vinieron de la meseta castellana y de otros puntos de la provincia a disfrutar de los balnearios que, instalados en la playa del Postiguet, hacían las delicias de cuantos querían “tomar los baños”.

Hoy en día hay quienes nos visitan por el interés de participar en algún evento deportivo, como la próxima salida de la Vuelta al mundo a vela que tendrá lugar en octubre. Hay también turistas que simplemente buscan pasar unos días de playa en un entorno urbano. Los motivos por los que miles de visitantes eligen la ciudad de Alicante para pasar unas jornadas o una temporada más larga son muchos y muy variados.  Por supuesto, el excelente clima del que gozamos a lo largo de todo el año, la buena conexión ferroviaria con el centro de la península y el fantástico aeropuerto que une esta provincia con más de 100 destinos en toda Europa y recibirá este año a casi 13 millones de viajes, las magníficas playas y calas de las que goza la ciudad en su mismo centro pero también al sur y al norte, los dos castillos, testigos de una larga historia que la protegen, el puerto y una amplia oferta de ocio, fiestas, actividades culturales para toda la familia, los arroces y el extenso abanico de delicias gastronómicas… no pretendo descubrir lo que ya saben quienes viven en Alicante o lo que quienes nos visitan están a punto de comprobar por sí mismos.

Hospitalidad

Pero permítanme compartir algunas ideas sobre una cualidad de esta ciudad por todos conocida pero que hoy tenemos que reivindicar más que nunca. En Alicante se acoge a todo el mundo como si fuera un amigo al que todavía no se conoce. Quienes nos visitan, veraneantes habituales o turistas ocasionales, perciben rápidamente que Alicante es una ciudad acogedora, en la que locales y foráneos compartimos lugares y momentos en armonía.

«La hospitalidad es el valor en torno al que ha de girar nuestro turismo»

Si quienes nos dedicamos a la gestión del turismo convertimos este sentimiento de la buena acogida en un valor, tenemos un recurso muy potente. A ese enorme capital social y cultural lo llamamos hospitalidad. Desde la Agència Valenciana del Turisme trabajamos para transformar este valor en un recurso turístico, el más importante que podemos ofrecer a nuestros turistas.  La hospitalidad es el valor en torno al que ha de girar nuestro turismo. Así, el respeto, el cuidado y la tolerancia se han de considerar como parte esencial de una manera de ser, resultado de un aprendizaje colectivo que a lo largo de los siglos nos ha convertido en quienes somos, los que han nacido aquí y quienes vinimos hace tiempo y ya somos parte de esta tierra. Somos gente amigable dispuesta a recibir con los brazos abiertos a quienes eligen Alicante como lugar de vacaciones.

De hecho, la hospitalidad forma parte de nuestra identidad mediterránea. No es mera palabrería, tampoco un simple deseo, es un valor que compartimos producto de miles de años de convivencia, de historia de llegadas y partidas. En las culturas mediterráneas fenicia, romana, árabe, que son el origen de lo quienes habitamos estas tierras, la hospitalidad fue un derecho sagrado, la base del comercio y del desarrollo de las ciudades en torno al Mare Nostrum.

Emociones

Desde la administración pública apoyamos y animamos a las empresas para que ofrezcan el mejor servicio turístico. Un servicio basado en el recibimiento amable del turista y la calidez de la cultura del detalle. De este modo, entre todos se consigue que los turistas queden satisfechos, repitan su visita y nos recomienden. Pero también que los residentes habituales estemos orgullosos de nuestra ciudad y deseosos de compartir experiencias con los visitantes.

«En las postales no caben nuestra alegría de vivir, nuestra luz, la forma de relacionarnos, el modo en que compartimos lo que tenemos»

Dice nuestra campaña publicitaria: “no me mandes más postales” porque en las postales no caben nuestra alegría de vivir, nuestra luz, la forma de relacionarnos, el modo en que compartimos lo que tenemos.  Si quien lee esto es una persona que nos visita, enhorabuena por no conformarse con las postales y disfrutar en vivo de Alicante y, por extensión, de la Comunitat Valenciana, un destino que es y se siente mediterráneo, una tierra de convivencia y de mestizaje, cosmopolita y luminosa. Mediterráneo en vivo. Le doy la bienvenida a la millor terreta del món!

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com