El Pleno del Ayuntamiento de Alicante aprueba una Declaración Institucional sobre el desmantelamiento de la Central Nuclear de Cofrentes

El Pleno del Ayuntamiento de Alicante aprueba una Declaración Institucional solicitando al Gobierno Central y a la Generalitat Valenciana el cierre y desmantelamiento de la Central Nuclear de Cofrents, a 100 km de Alicante, en marzo de 2021, cuando finaliza la actual prórroga de funcionamiento, elaborando y poniendo en funcionamiento desde esta legislatura un Plan de Eficiencia, Ahorro y Energías Renovables que permita la sustitución gradual de las energías convencionales Las Centrales Nucleares antiguas son las más peligrosas, como se ha demostrado en Fukushima donde se ha descontrolado la Central Nuclear más antigua de Japón, y en el caso de la de Cofrents, tanto el modelo de reactor BWR como el sistema de contención MARK ponen de manifiesto su obsolescencia. La Central Nuclear de Cofrents es vieja, con las soldaduras del reactor de dudosa calidad, múltiples problemas de corrosión y mal funcionamiento repetidos en partes principales de sus instalaciones; así como ha sufrido múltiples sucesos que afectan a su seguridad. Además, la dirección tiene, como ocurrió en Fukushima, un largo historial de falta de transparencia, de ocultación y minimización de las averías, lo que ha motivado la apertura de expedientes sancionadores por parte del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Este número tan elevado e injustificado de averías y paradas no programadas ha puesto en evidencia la opacidad del CSN, donde el País Valencià no tiene presencia, así como la falta de control de esta información y de las medidas a tomar para la seguridad de la ciudadanía por parte de las instituciones valencianas, lo que supone un riesgo añadido sobre las ya detectadas deficiencias de esta Central Nuclear. La Declaración institucional abogaba, además, porque el Ayuntamiento de Alicante solicitara al Gobierno Central y a la Generalitat Valenciana que no se autorice la construcción del Almacén Temporal Individualizado de residuos radiactivos dentro de los terrenos de la Central Nuclear de Cofrents por ser innecesario, ya que la Central dispone de capacidad de almacenamiento suficiente hasta su fecha de cierre en 2021. Por último, la iniciativa hacía hincapié en la modificación urgente del marco normativo que ha paralizado la implantación de las energías renovables para permitir el autoconsumo de balance neto, tal y como se hace en otros países. Así como fomentar, en el ámbito local, autonómico y estatal, la instalación de módulos solares de calentar agua, en sustitución de los termos eléctricos, que se amortizan en 4 años con la electricidad que ahorran. Relacionado

La iniciativa, presentada por los grupos Guanyar Alacant y Compromís, solicitaba la modificación urgente del marco legal normativo que ha paralizado la implantación de las energías renovables

- Escrito el 28 abril, 2017, 10:15 am
3 mins
El Pleno del Ayuntamiento de Alicante aprueba una Declaración Institucional solicitando al Gobierno Central y a la Generalitat Valenciana el cierre y desmantelamiento de la Central Nuclear de Cofrents, a 100 km de Alicante, en marzo de 2021, cuando finaliza la actual prórroga de funcionamiento, elaborando y poniendo en funcionamiento desde esta legislatura un Plan de Eficiencia, Ahorro y Energías Renovables que permita la sustitución gradual de las energías convencionales

Las Centrales Nucleares antiguas son las más peligrosas, como se ha demostrado en Fukushima donde se ha descontrolado la Central Nuclear más antigua de Japón, y en el caso de la de Cofrents, tanto el modelo de reactor BWR como el sistema de contención MARK ponen de manifiesto su obsolescencia. La Central Nuclear de Cofrents es vieja, con las soldaduras del reactor de dudosa calidad, múltiples problemas de corrosión y mal funcionamiento repetidos en partes principales de sus instalaciones; así como ha sufrido múltiples sucesos que afectan a su seguridad. Además, la dirección tiene, como ocurrió en Fukushima, un largo historial de falta de transparencia, de ocultación y minimización de las averías, lo que ha motivado la apertura de expedientes sancionadores por parte del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Este número tan elevado e injustificado de averías y paradas no programadas ha puesto en evidencia la opacidad del CSN, donde el País Valencià no tiene presencia, así como la falta de control de esta información y de las medidas a tomar para la seguridad de la ciudadanía por parte de las instituciones valencianas, lo que supone un riesgo añadido sobre las ya detectadas deficiencias de esta Central Nuclear.

La Declaración institucional abogaba, además, porque el Ayuntamiento de Alicante solicitara al Gobierno Central y a la Generalitat Valenciana que no se autorice la construcción del Almacén Temporal Individualizado de residuos radiactivos dentro de los terrenos de la Central Nuclear de Cofrents por ser innecesario, ya que la Central dispone de capacidad de almacenamiento suficiente hasta su fecha de cierre en 2021.

Por último, la iniciativa hacía hincapié en la modificación urgente del marco normativo que ha paralizado la implantación de las energías renovables para permitir el autoconsumo de balance neto, tal y como se hace en otros países. Así como fomentar, en el ámbito local, autonómico y estatal, la instalación de módulos solares de calentar agua, en sustitución de los termos eléctricos, que se amortizan en 4 años con la electricidad que ahorran.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com