«Partimos con la idea y el objetivo de ser primeros en la fase regular»

El director deportivo de la Fundación Lucentum afirma que han armado una plantilla muy compensada para conseguir el ascenso a LEB Oro

- Escrito el 07 septiembre, 2017, 7:19 am
14 mins
Entrevista > Guillermo Rejón | Director deportivo del HLA Alicante (Madrid, 1-octubre-1976)

Ha pasado poco más de tres meses desde que Guillermo Rejón colgara las botas como jugador profesional, tras más de 20 años de trayectoria en la élite. Ha cambiado la pista por los despachos, convirtiéndose en el director deportivo de la Fundación Lucentum.

Su máxima ilusión en su última temporada como jugador era ayudar al equipo a conseguir el ascenso a LEB Oro, pero la eliminatoria de playoff ante el equipo de Valladolid privó a los alicantinos de lograr ese premio. Ahora afronta el baloncesto desde otra perspectiva, pero el objetivo sigue siendo el mismo que el año pasado.

En primer lugar, ¿Cómo lleva estos meses como director deportivo, tras su retirada como jugador profesional?
«Tengo ganas de que empiece la competición y de que salga todo el trabajo que hemos realizado durante estos meses»

Es un cambio muy grande, pero lo afronto con mucha ilusión. Tengo ganas de que empiece ya la competición y de que salga todo el trabajo que hemos realizado durante estos dos meses, tanto en la base como en el equipo de EBA y el de LEB Plata.

¿Le costó mucho tomar la decisión de dejar el baloncesto?

Sí. Es algo que nunca quieres que ocurra, pero llega un momento en el que tienes que tomar esa decisión. He tenido la gran suerte de poder seguir en el club de mis amores y desarrollando una función en la que creo que puedo aportarle más que en la pista.

Recibió hace poco un homenaje por parte de la Asociación de Baloncestistas Profesionales, ¿Qué significó para usted este reconocimiento a su trayectoria?

Un gran orgullo. Uno no es consciente de haber estado tantos años como jugador y verte ahí, con otros grandísimos jugadores, y que te reconozcan y valoren el trabajo que has hecho durante tantos años, pues te enorgullece.

Hablando de la temporada pasada, en su último año como jugador ¿que considera que le faltó al equipo para conseguir el ascenso?

Creo que nos faltó ser más un equipo y tener un poco más de ambición. No todo el mundo estaba en esa línea y los que intentamos hacerlo no tuvimos fuerzas suficientes para conseguir el objetivo. Y eso es lo que vamos a tratar de instaurar en este nuevo proyecto. Queremos ser un equipo sólido.

Su primer movimiento de este verano fue la elección de David Varela para que dirigiera desde el banquillo el proyecto de la próxima temporada. ¿Qué fue lo que le llamó la atención para ficharle como técnico?
«David Varela es un técnico ideal para el crecimiento del equipo y del club»

Es un entrenador en continuo aprendizaje y movimiento para ser cada vez mejor. La energía que transmite, las ganas, la ilusión, el conocimiento continuo desde la humildad, pero sin ningún complejo, a mí me llama mucho la atención. Además, ha sido capaz de sacar mucho con muy pocos recursos en temporadas anteriores. Con lo que tenemos ahora mismo aquí creo que es un técnico ideal para el crecimiento de nuestro equipo y del club.

En líneas generales, ¿cómo valora la plantilla que ha armado para esta temporada?

Lo primero que queríamos era tener un equipo. Todos los jugadores que han llegado esta temporada han querido estar en Alicante y ahora mismo no podemos pedir más. Estoy muy contento con la plantilla que se ha hecho.

Se ha vuelto a apostar, al igual que el año pasado, por un equipo joven. ¿Puede ser esto un hándicap o una ventaja?

Yo creo que el equipo está compensado en edad y experiencia. Sí que es cierto que hay jugadores jóvenes, también es cierto que se sigue apostando por jugadores nacionales y este año tienen mucha hambre tanto de subir de categoría como de mejorar personalmente.

De la pasada temporada solo queda Álvaro Lobo. ¿Necesitaba el equipo un cambio tan drástico?

Había algunos jugadores que hubiese estado bien que hubieran seguido con nosotros, pero por diferentes motivos ahora están en equipos de categoría superior o al final no han podido entrar por configuración. Hemos considerado que necesitábamos ser un equipo y por ello hemos fichado a los jugadores que tenemos.

Con respecto a Álvaro Lobo, ¿ha sido difícil retenerlo tras el buen año que hizo la temporada pasada?

Álvaro es un jugador que salió fuerte al mercado. Se implica mucho en los proyectos, está totalmente identificado con Alicante y, tanto él como nosotros, queríamos continuar y ha sido relativamente fácil traerlo dentro de las dificultades que conllevaba su renovación por el gran año que hizo. Estamos muy contentos con Lobo. Queremos que siga transmitiendo esos valores de lucha y de compromiso.

Uno de los fichajes que más ha ilusionado a la afición esta temporada es el regreso de Pedro Rivero a Alicante. ¿Qué puede aportar a la Fundación Lucentum?

A Pedro es difícil descubrirle ahora. Para mí sigue siendo el mejor jugador de las categorías FEB, el mejor base tanto de Plata como de Oro. Ha confiado mucho en el proyecto de la Fundación Lucentum para un largo tiempo y para nosotros es un lujo tenerlo aquí. Todos nos tenemos que alimentar de su conocimiento y, sobre todo, de sus ganas de seguir jugando. Nos aportará toda su experiencia y ese talento que tiene al servicio del equipo.

Además, junto a Lobo y Rivero, se ha potenciado mucho el juego exterior del equipo

Es un equipo muy compensado. Adrián Chapela desde el primer momento ha querido venir a Alicante, para nosotros ha sido un detalle muy grande y me consta que ha trabajado mucho este verano y es un jugador que va a ser muy importante. Nick Laguerre es uno de los mejores jugadores de la categoría, aporta una intensidad defensiva brutal y en ataque tiene mucho talento. Nacho Díaz es uno de los jugadores más inteligentes de la Liga y que equilibra mucho al equipo y Kingseley va a ser el gran descubrimiento y la revelación de esta temporada.

Y con respecto al juego interior, han firmado a Outerbridge, Tomas Fernández, Amadou y Boubacar Sidibe. ¿Considera bien cubierto el juego interior del equipo?

Outerbridge es uno de los jugadores con más talento, esta última temporada no estuvo muy cómodo y no sacó todo su potencial, pero creo que si está al nivel que tiene es un jugador de categoría superior. Tomás Fernández es un jugador que tengo debilidad por él, por todos los intangibles que te da, siempre quiere mejorar y hace un trabajo que es difícil de ver, pero si lo tienes en tu equipo al final terminas ganando.

Amadou Sidibe afronta su primer año de profesional, para nosotros es una apuesta, pero es un jugador que tiene mucha intensidad, tiene ganas y espero que aporte mucho al equipo. Y Boubacar Sidibe hizo un gran trabajo el año pasado en Valladolid y también es un jugador muy intenso, con mucho físico y que creo que van a compensar en ese sentido a la plantilla.

El objetivo esta temporada vuelve a ser el ascenso a LEB Plata. ¿También el de ser primeros?

Sí, por supuesto. Partimos con la idea y el objetivo de ser primeros en la fase regular. El tiempo y el trabajo nos pondrán en el sitio que nos merecemos. El objetivo principal es subir a LEB Oro.

La directiva ha decidido cambiar el horario de los partidos en el Centro de Tecnificación, que pasaran a ser los viernes por la tarde. ¿Qué le parece la medida del club y cree que puede llevar a más aficionados a animar al equipo?

Yo creo que sí. He jugado en muchos equipos de LEB y casi todos jugábamos el viernes. Se creaba en las ciudades un gran ambiente de baloncesto. Creo que es un acierto, dejas todo el fin de semana para los equipos de la base que es una de las cosas que nos hemos marcado como objetivo, reforzar mucho la base, y los viernes por la noche para mí es la hora ideal para el baloncesto. Hay un ejemplo muy claro, en la Euroliga se juega los viernes por la noche y por algo será.

Una de esas razones es que la cantera pueda ver los partidos del equipo. ¿Cómo de importante va a ser la cantera en este proyecto?

Cualquier proyecto tiene que tener una base. No tiene mucho sentido que se hagan muchos esfuerzos en equipos que no tengan una base, que no tengan esa identificación y esos valores que queremos poner al servicio de los niños y niñas que vengan a la Fundación Lucentum. Hemos cambiado muchas cosas, vamos a intentar que haya mucha formación de formadores para que los niños puedan alimentarse de mejores profesionales cada día y que ellos vean al final el reflejo en ese equipo de LEB Plata y en el Femenino Nacional.

Esta temporada la LEB Plata ha tenido bastantes variaciones con respecto al año pasado. ¿Cómo ve el nivel este año?

Más o menos va a estar como el año pasado. Creo que todos los años se va a ir creciendo, porque ahora mismo la decisión que ha tomado la ACB de quitar ese tapón que había para que los equipos pudieran ascender creo que va a ser muy beneficioso para el baloncesto. La LEB Oro irá creciendo, la LEB Plata también y a lo mejor este año no se nota tanto, pero en los años venideros sí que notaremos un aumento de nivel.

¿Qué equipos cree que van a pelear por el ascenso esta temporada?

Ahora mismo es difícil decirlo porque todavía hay muchas plantillas que no están completas, hay muchos jugadores nuevos que muchas veces no sabes cómo van a salir, pero creo que Granada y nosotros somos los proyectos que más recursos hemos puesto sobre la mesa y hay otros equipos como Navarra que también van a apostar por ascender de categoría.