«Parece bastante normal que el Ayuntamiento se ponga a arreglar Alicante»

- Escrito el 07 julio, 2018, 8:00 am
40 mins
Luis Barcala afirma que van a solucionar lo que realmente preocupa al ciudadano, como es la limpieza, el mantenimiento, arreglos de asfaltados o la seguridad

Está legislatura tan ´movida` cumplía una etapa el pasado mes de abril con el cambio del partido gobernante en la ciudad, y por lo tanto del máximo responsable en el Ayuntamiento. ¿Qué va a pasar ahora con lo previsto? ¿Se va a producir un cambio en lo proyectado? ¿Será Luis Barcala el candidato oficial del PP en las siguientes elecciones?

En esta entrevista hemos querido conocer mejor la trayectoria personal y profesiones de nuestro Alcalde, y las actuaciones más importantes que se van a realizar en lo poco más de diez meses que quedan para las siguientes elecciones.

Empezando por tu profesión, eres abogado… ¿por qué tanto abogado en política?

El poder ejecutivo y legislativo están relacionados con el mundo del derecho. Luego está la práctica que adquieres en los juzgados y tribunales de hablar en público, da facilidades y en política hablar en público es algo indispensable.

Cuéntanos sobre ti. Tu padre falleció a los 38 años, y eres el mayor de tus cuatro hermanos…

Mi padre murió cuando yo tenía 12 años y mi madre tenía 36. Se quedó viuda con cuatro hijos y eso trastoca y pone patas arriba la vida. A ti te hace madurar más rápido y, de alguna forma, sustituyes a tu padre con tus hermanos. Afortunadamente tengo mucha suerte con mis hermanos, somos dos abogados y dos pilotos. En eso hemos seguido la saga familiar.

El deporte es una de tus facetas principales.

Hasta la Universidad formó parte de mi vida de forma indispensable. Dejé de hacer deporte a nivel de competición ya estando en la universidad y hasta ese momento siempre fue una parte muy importante de mi formación. Lo he seguido practicando, distintos deportes, a veces también según las modas.

Hablando de deporte, ¿cómo ves el deporte en la ciudad de Alicante? ¿y la situación del Hércules?
«La situación del Hércules es muy preocupante»

La situación del Hércules es muy preocupante. Tenemos la deuda con Hacienda, que son cuatro millones y pico de euros, y tenemos la sanción de Bruselas, que son otros 7 millones. Estamos haciendo todo lo posible para que se entienda que dejando respirar al Hércules, y dándole la oportunidad que se merece y apoyándolo para subir a Segunda, todo el mundo cobrará. El Hércules tiene viabilidad, pero hay que ayudarles y darse ese cuartelillo. Por otra parte, un cuartelillo que otros clubes han recibido sin tantos problemas.

En general, en el deporte, en la ciudad de Alicante, tenemos un ‘nivelazo’ en baloncesto, balonmano, deportes como el tenis de mesa, la vela ligera, el windsurf… es decir, hay muchas especialidades donde Alicante está dando grandísimos deportistas, como también en el atletismo.

«El apoyo al deporte base es siempre insuficiente»

El apoyo al deporte base es siempre insuficiente. Hace unas semanas viendo la cláusula del deporte escolar… 3.000 niños pasan por ahí y eso tiene que tener una continuidad y una alternativa. El deporte es básico en la formación: “mens sana in corpore sano”.

Eres amante del dibujo y la pintura, y también de la fotografía y la lectura.
«Tengo muchas aficiones, soy muy curioso, y creo que tengo sensibilidad para lo artístico»

Tengo muchas aficiones, soy muy curioso, y creo que tengo sensibilidad para lo artístico. Me ha gustado desde que era muy pequeño. Mi madre pintaba y uno de mis abuelos también. Me encanta la pintura, es algo que me apasiona, junto a la lectura.

Yendo al terreno político, empiezas en el PP con 25 años, y entras a la Ejecutiva en el 2005…

De 1988 a 1991 fui vicepresidente provincial de Nuevas Generaciones. Yo llegué a la refundación, es decir, cuando paso de llamarse Alianza Popular a Partido Popular. Desde entonces he tenido distintos cargos orgánicos, casi todos relacionados con el aparato jurídico del partido, y en 2005 ya paso a cargos más políticos. Fui secretario ejecutivo de Estudios y Programas, y ya otro tipo de cargos con un perfil más político y menos técnico.

Cuando llegas a la política más representativa es en las elecciones de 2011, aunque hasta dos años después no entras con cartera al Ayuntamiento. ¿Cómo se produce ese cambio?

Yo en el 2011 iba el número 19 en la lista. Era bastante improbable llegar a ser ni siquiera concejal. Lo que pasa es que tuvimos unos resultados francamente increíbles, conseguimos 18 concejales y me quedé en la puerta.

Cuatro meses después, la renuncia al acta de Joaquín Ripoll provocó que corriera la lista y que yo consiguiera el acta de concejal. Estuve esos dos años sin competencias hasta que Asunción Sánchez Zaplana fue nombrada Consellera, y al dejar sus competencias en el Ayuntamiento, Sonia Castedo me dio las competencias de Sanidad, Consumo y Medio Ambiente.

¿Cómo fue ese año y medio en una corporación municipal que luego ha tenido mucha polémica?

Fueron los dos años que en política guardo mejor recuerdo. En el área de Sanidad, Consumo y Medio Ambiente no tenía casi presupuesto, funcionábamos con muy poco dinero. Estoy hablando de unos 9.000/10.000 euros en sanidad y consumo, y otros 12.000/14.000 en medio ambiente para todo un año.

Lo que hicimos fue trabajar muchísimo y echarle muchísima imaginación. A mi lo que me permitió fue aprender cómo funcionaba un Ayuntamiento por dentro, aunque fuera desde esas áreas, y adquirir una experiencia que luego ha sido muy importante con posterioridad.

Desde siempre has vivido con mucha implicación las Hogueras

He sido Presidente de la Barraca Els Chuanos, sigo siendo socio, y he sido el presidente de la Orden que es un Consejo que hay dentro de la barraca. Digo que he sido, porque me hicieron una ´moción de censura` hace unos días, dado que no puedo dedicarme y, de forma simpática, hicimos un relevo en esa presidencia porque no puedo ahora mismo estar dedicándome todo lo que me gustaría.

¿Se debería cambiar algo de cara al año que viene con respecto a estas fiestas?
«Hay que apostar por conseguir el conocimiento internacional de las Hogueras»

Las Hogueras han resistido de forma admirable a la crisis, gracias fundamentalmente a los Comisionados y a la apuesta que se hizo en ese momento por el Ayuntamiento. La crisis se llevó por delante mucho, nosotros lo vivimos en primera persona, nos redujeron prácticamente todo a la mitad. Se ha llevado por delante Hogueras de mucho fuste, muchísimas de las barracas…

Pero la fiesta sobrevivió a eso, y creo que debemos reconocer el esfuerzo que ha supuesto la fiesta para la ciudad de Alicante, económicamente, a nivel de empleo y a nivel de imagen. Creo que la fiesta se ha ganado con creces recibir aún más respaldo. La asignatura pendiente es la apuesta por el conocimiento a nivel internacional de las Hogueras, como tienen otras fiestas muy cercanas.

También eres un apasionado de la Semana Santa y de los Moros y Cristianos.

Me encanta la Semana Santa y he participado de forma activa en ella. Los Moros y Cristianos, que llegó después que Hogueras, me enganchó muy fuerte. Me atrae muchísimo vestirme, participar en las entradas, ver las embajadas… las veces que lo veo desde el palco francamente me desespero, porque me apetece mucho desfilar.

¿Algún cambio que consideres que se debe producir en ambas celebraciones?

Ahora mismo la Federación de Moros y Cristianos aglutina a todos menos a la de San Blas, y uno de los retos es integrarla. Creo que desde ahí hay que ir a un modelo similar al de las propias Hogueras. San Blas, Altozano, Rebolledo, Villafranqueza… que entren dentro de esa dimensión de una ciudad alegre como es Alicante y que a nivel turístico formen parte como lo son las Hogueras o la Semana Santa.

Añadiendo las fiestas de barrio, tenemos cuatro patas fundamentales para promocionar ese turismo festivo que genera muchísimos ingresos.

El 19 de abril llegas al Ayuntamiento, en el pleno que se celebró con motivo de la dimisión de Gabriel Echávarri. Nerea Belmonte se abstiene y eso provoca que la lista más votada, que era el Partido Popular, por ley sea la que se alce con la alcaldía. ¿Cómo has visto este proceso de Nerea Belmonte?

Yo creo que se intenta focalizar en el voto de Nerea Belmonte una cuestión que es totalmente distinta. Había un equipo de Gobierno que era el que optaba a reeditar la investidura con Eva Montesinos, y cuya obligación era recabar al menos quince votos. Se pone énfasis en el voto en blanco de Nerea Belmonte, pero no se dice nada sobre el voto nulo de Fernando Sepulcre, o los cinco votos de ciudadanos que ya les apoyaron en la investidura en 2015.

La realidad es que la señora Montesinos no consigue convencer a la gente suficiente, estoy hablando de esos siete concejales, no de los ocho nuestros. La ley es muy clara, si quienes presentan su candidatura no obtienen ninguno la mayoría absoluta, los quince votos, automáticamente es el candidato de la lista más votada, y en este caso fui investido yo alcalde como candidato de la lista más votada.

Llegas a la alcaldía con unos presupuestos aprobados con los que no estabais de acuerdo. ¿Cuáles van a ser vuestras prioridades?

Lo digo claramente. Con los escasos seis meses que nos quedan de esta legislatura, y por tanto unos presupuestos aprobados para estos meses, lo que no podemos hacer es tonterías. No son los presupuestos que nosotros hubiéramos querido, nosotros presentamos una propuesta alternativa al que finalmente fue aprobado, pero no se puede perder ni un minuto y ni un euro ya invertido en este proceso.

Nosotros vamos a dar continuidad a los presupuestos que ya están; la mayor parte de los proyectos son interesantes para la ciudad de Alicante. Lo que sí que haremos será priorizar unos sobre otros y además intentaremos, con el remanente de tesorería, introducir nuevos proyectos, pero siempre desde un punto de vista muy práctico. Es decir, lo que realmente se puede hacer en el tiempo que nos queda en este año de legislatura. Prometer otra cosa sería engañar a la gente, tenemos que ser prácticos, no nos gustan algunas de las cuestiones, proyectos o no nos parecían tan prioritarios, pero lo que vamos a hacer es que no salgan perdiendo los alicantinos.

El año pasado, en el 2017, por andar con dudas, falta de trabajo y con líos, se ejecutó solo el 20% del presupuesto. Entonces, de qué sirve si te gusta o no te gusta el presupuesto si al final no se ejecuta, salen perdiendo los alicantinos. Nosotros eso no lo vamos a hacer.

Imagino que para 2019 tendrán que ser prorrogados…
«Nosotros estamos trabajando ya en unos presupuestos para el 2019»

Nosotros estamos trabajando ya en unos presupuestos para el 2019 y esa propuesta se la vamos a trasladar al resto de los grupos políticos. Intentaremos sacarlos adelante, pero si no nos respalda el resto de la corporación pues, evidentemente, no los podremos aprobar y 2019 desgraciadamente se iniciará con unos presupuestos prorrogados del 2018. Si no nos parecían buenos los del 2018 para 2018, imagínate los del 2018 para el 2019.

En los actuales presupuestos algunos de los temas más importantes son el transporte urbano, con la nueva línea; y el proyecto de Alicante se Mueve, la Smart City. ¿Con esos temas si estáis de acuerdo?

Sí, por una sencilla razón, ambos proyectos lo iniciamos nosotros en la pasada legislatura. Son de esos proyectos que durante tres años se han ralentizado, pero que eran importantes para la ciudad. Claro que los vamos a impulsar, y mucho.

Por otro lado, tenemos cuestiones que son sumamente prácticas. No estamos hablando de abordar grandes proyectos, grandes inversiones, sino de empezar por lo elemental que es lo que nos están pidiendo los ciudadanos: limpieza en la ciudad; el mantenimiento de parques, jardines, mobiliario urbano, alumbrado… las cuestiones normales y corrientes que son las que les preocupan.

Hemos lanzado la operación Bache. Eso ha parecido muy gracioso a algunos, teníamos censados más de 300 baches algunos con una antigüedad prácticamente histórica. A los alicantinos les preocupa mucho la falta de mantenimiento sobre todo en las calzadas, y además es peligroso para los coches y sobre todo para las motos y bicicletas. Parece bastante normal que el Ayuntamiento se ponga a arreglar Alicante, arreglando baches y reasfaltando calles. A eso es a lo que me refiero con lo de practicar una política muy pragmática, de atender las cuestiones que realmente preocupan a los ciudadanos de Alicante.

¿Por qué crees que esto no se ha realizado antes?
«Si no se exige y no se cumple con las ordenanzas municipales se termina generando problemas de convivencia»

Durante tres años aquí se ha entrado en debates estériles que no le interesaba a nadie, eran bandera de los distintos grupos que conformaban el tripartito, pero a la hora de la verdad, temas como la limpieza, seguridad o reordenación de la policía local no se han tratado.

Se estaba demandando que volviera la Policía Local de barrio y también hemos recuperado la Unidad Fox, que es la que se encarga de la vía pública, y eso incluye los veladores, el tardeo y demás, que al desmantelarla nadie estaba controlando que se cumpliera la ordenanza.

En el momento en el que se desmonta esa unidad, el tema de los veladores se desmadra. Nadie estaba controlando realmente que se estuviera cumpliendo la normativa municipal y esa era otra queja, porque si no se exige y no se cumple con las ordenanzas municipales se termina generando problemas de convivencia.

En la limpieza, tema muy importante para los ciudadanos, se han producido quejas de los trabajadores con el tema de la contrata. ¿En qué situación se encuentra?
«Estamos apagando mucho fuego que estaba encendido antes de llegar nosotros»

Yo no confundiría contratas. Con la de recogida viaria, tratamiento y recogida de residuos, no ha habido problemas a nivel de plantilla. Sí que hubo un trabajador que, después de la investidura, reclamaba y hacía una huelga de hambre en la plaza del Ayuntamiento. Ya la estaba haciendo antes de llegar nosotros, y ese es un tema que, en la medida de los posible, tomé mucho interés para resolver.

Lo que hay ahora mismo es un conflicto laboral planteado respecto a la contrata de limpieza de dependencias municipales y colegios. La nueva contrata ha entrado en vigor hace escasamente 4 o 5 meses, licitada por el antiguo Gobierno, y nos hemos encontrado con otro conflicto laboral allí. También hemos estado hablando con las partes y han llegado a un principio de acuerdo, y se ha pospuesto las negociaciones para después del verano. Por tanto, tampoco va a haber problemas en la prestación de esos servicios.

Estamos apagando mucho fuego que estaba encendido antes de llegar nosotros, y otros temas que estaban encima de la mesa y llevaban mucho tiempo sin resolver. La tarea hasta ahora ha sido poner en marcha el Ayuntamiento.

¿Habéis retomado las negociaciones con IKEA? ¿Es algo que puede llegar?

Es una de las cuestiones que había que trasladar; sobre todo más que conversar con IKEA, que estamos gestionando esa primera reunión, es trasladar el mensaje a esa empresa y a cualquiera que se quiera instalar en la ciudad de Alicante, que no tenemos prejuicios para que empresas que quieren invertir y generar empleo en la ciudad vengan, se sienten y podamos hablar de proyectos.

Eso es lo más importante que queríamos trasladar y hemos trasladado. De hecho, hemos montado una oficina de inversiones precisamente para eso, para captar inversiones para la ciudad de Alicante y atender a los que quieran instalarse.

¿Han existido contradicciones respecto a lo que se pretende con el Plan General de Ordenación Urbana? ¿Qué pasará con las 20.000 licencias de apartamentos que piden arquitectos y aparejadores?

Contradicción no ha habido ninguna. Sencillamente marcó la prioridad la concejala de Urbanismo, Mari Carmen de España, en desbloquear el atasco de licencias que había. Estamos hablando de un número importante de licencias solicitadas para construir pisos, ingresos para el Ayuntamiento bloqueados porque si no se da la licencia no se cobran impuestos, y, sobre todo, la cantidad de puestos de trabajo que la ejecución de esas obras genera. Una licencia se da por una edificación, pues por cada piso que se construye se calcula 3,4 puestos de trabajo a un plazo de 2/3 años.

Con la cantidad de licencias que hay ahora bloqueadas, que supone la construcción de más de 20.000 viviendas, residenciales, segundas residencias en la ciudad de Alicante, si multiplicamos por el número de puestos de trabajo, nos saldrían unas cantidades muy importantes que no se estaban creando. Pero esa prioridad absoluta no significa que no se vaya a hacer nada relativo a la preparación del Plan General, y ese es el matiz que yo introduje.

No se va a hacer un plan general en diez meses, y eso cualquiera lo sabe, porque se tarda mucho tiempo. Vamos a avanzar en el Catálogo de Protecciones, a ver si se llega a un consenso, de la misma forma que vamos a terminar el estudio preliminar del Plan General Estructural. Son dos cuestiones que pueden ir avanzando simultáneamente, pero que no hipotecan de ninguna forma al gobierno que pueda surgir en las elecciones de 2019, y eso también es importante.

Sobre el tema de los horarios de apertura comercial, ¿cuál va a ser la postura del Ayuntamiento?

Nosotros hemos mantenido una posición clarísima en este tema. Tanto si se planteaba un abierto total como un cierre total, nos parecía que era absolutamente una barbaridad e injustificable, y lo que ya era un sainete era estar abriendo y cerrando hasta llegar a no saber si los comercios están abiertos o cerrados los festivos. Eso ha sido un auténtico despropósito.

Estamos a diez meses de las elecciones, y en junio ha empezado la apertura en festivos que se prolonga hasta finales de enero. Sería absurdo, con todo el comercio abriendo los fines de semana hasta enero, abrir ningún debate ahora mismo. Pero sí que es imprescindible hablar de cara a las elecciones de 2019, y que todos los partidos políticos ofrezcan un modelo claro de qué comercio queremos para la ciudad de Alicante. Por tanto, eso afecta también a la apertura en festivos.

Lo que también tiene que quedar claro, y por nuestra parte es lo que hemos reivindicado, es que el criterio de la ciudad de Alicante para autorregular su comercio y su apertura en festivos, debe ser respetado por la Generalitat, porque mejor que nosotros nadie conoce esta ciudad, y nadie mejor que nosotros para determinar su futuro, en este caso comercial.

¿Se va a continuar con el proyecto de peatonalizar la Explanada?
«La peatonalización de la Explanada es una aspiración histórica, pero pasa por el soterramiento»

La peatonalización de la Explanada es una aspiración histórica. Creo que todos los partidos que hemos gobernado en la ciudad de Alicante nos lo hemos planteado, porque además es una demanda y turísticamente es un atractivo. La Explanada, junto al castillo de Santa Bárbara, es el gran icono de la ciudad de Alicante. Es importantísimo el que se ponga en máximo valor y para eso lo más razonable es que se haga un gran paseo litoral peatonalizado completamente. Hasta ahí todos estamos de acuerdo.

Las discrepancias se encuentras en la ejecución. Lo que no se puede es improvisar, y de repente decir que se va a peatonalizar y la solución al tráfico, que ahora mismo circula, es hacer un túnel submarino o hacer un puente. Tampoco que absorba el tráfico Alfonso El Sabio, avenida de la Estación o derivarlo por Vía Parque, porque todos los expertos dicen que es imposible cerrar todo el acceso a media ciudad desde el frente del litoral. Recordemos, además, que en el centro de Alicante viven 40.000 personas.

La solución pasa necesariamente por el soterramiento, desde Conde de Vallellano, dejando en superficie el gran paseo. A futuro es la gran inversión que tiene que hacer la Generalitat en la ciudad de Alicante, sin ningún género de duda, y habrá que reivindicarla.

Dentro de esa peatonalización también estaba previsto hacer un gran paseo marítimo, el más largo de Europa, desde Muchavista hasta el Altet…

Nosotros en el programa electoral de 2015 ya llevábamos la redacción del proyecto y la ejecución de ese paseo litoral, 21 km, el más largo de Europa. Es un proyecto irrenunciable sea quien sea quien gobierne. Hay tramos que están ejecutados y otros que no están aún proyectados. Vamos a completar lo que estando proyectado hay que ejecutar, pero no podemos ir más allá porque no da tiempo a proyectar, licitar y ejecutar.

¿Se les ha propuesto a los cruceristas alternativas para que vengan a Alicante?
«Alicante puede ser un destino de cruceros mucho más interesante que Málaga o Cartagena»

Eso es muy importante. Cuando Pullmantur dejó Alicante como puerto base de lo que se quejaban era de la suciedad y mala imagen de la ciudad, por la escasa valoración que hacían en ese sentido sus clientes, y la falta de una oferta o un compromiso por parte del Ayuntamiento. Yo creo que exageraban, pero es cierto que si esa es la impresión con la que se quedaban a nosotros nos preocupaba mucho.

En limpieza nos estamos volcando, hemos tomado un montón de medidas y creo que es perfectamente perceptible que ya hay otra imagen de Alicante. Por otro lado, con los cruceros que van llegando hemos ido adoptando una serie de medidas en las bienvenidas, en las recepciones, en la preparación de trayectos y de itinerarios, generando una oferta real que se facilita a los cruceristas. Hay que avanzar mucho más. Alicante puede ser un destino mucho más interesante que Málaga o Cartagena como principales competidores para atraer cruceros.

Estaba también previsto el mayor bosque urbano de la provincia, entre San Gabriel y la EUIPO. ¿Se va a mantener y avanzar en ese proyecto?

Se sigue avanzando en él, entre otras cosas porque tanto la EUIPO como otras administraciones, que son las que están involucradas directamente en la ejecución del proyecto, están continuando. La zona es interesantísima y hay que llevar cuidado cuando hablamos de bosques urbanos. Ahí está el mayor yacimiento paleontológico de toda la provincia de Alicante y eso hay que preservarlo.

Cuando se anunció las dimensiones del bosque a lo mejor no se tuvo en cuenta dónde se estaba ubicando la totalidad del bosque. Sí que creemos que hay una franja importante, que es más patrimonio natural, que a la ciudad le hace falta y que la pone en valor, y nosotros vamos a seguir apostando por ese proyecto.

Para terminar con los proyectos, ¿se tiene alguno para la Ciudad de la Luz?

Ese proyecto depende de la Generalitat. Ahora mismo estamos hablando del Distrito Digital; puede ser interesante apostar por un centro de innovación y desarrollo, pero hay ahora mismo bastante incertidumbre respecto a cuál va a ser su destino final. Es uno de los temas que quiero abordar en mi próxima reunión con el President de la Generalitat.

Había una pequeña ´guerra` respecto al candidato del PP en las siguientes elecciones municipales. ¿Eso ha quedado ya zanjado?

Guerra es un término duro y poco real. Cuando se abordan procesos, y se plantean siguientes elecciones, es lógico, legítimo y democráticamente muy saludable, el que haya distintas personas que quieran encabezar esa candidatura. Encabezar a tu partido para tu ciudad, con opciones de ser quien la gobierne, de verdad que es motivo de orgullo; es bonito y una aspiración legítima.

Se barajaban, más por los medios que por la realidad, distintas opciones. Yo he hecho mi trabajo, encabezaba y lideraba en la oposición al PP, y ahora mismo, con la visita de Rajoy y el mitín que se dio, cualquier cuestión al respecto quedó totalmente despejada. A día de hoy yo tengo esa responsabilidad, liderar como alcalde no solo la ciudad, sino también el proyecto del Partido Popular y la responsabilidad de ir a las próximas elecciones como candidato.

Fue muy comentado que José Miguel Saval no asistiera a tu investidura.

Hay que tener en cuenta que era una investidura absolutamente atípica. La probabilidad que había de que en esa investidura no fuera Eva Montesinos y termináramos cogiendo nosotros la alcaldía, primero no dependía de nosotros y segundo era remota. Entra dentro de lo normal, al no ser una investidura al uso, y hubo ausencias al igual que hubo presencias.

Para terminar, Sonia Castedo se enfrenta a una petición de diez años de cárcel, se ha conocido recientemente la sentencia relacionada con el PP valenciano, la entrada en la cárcel de Zaplana… ¿Cómo te puede afectar todo esto?
«La marca PP está muy afectada, pero ceo que ya en 2015 pagamos las consecuencias»

Es evidente que la marca PP está muy afectada. Ya en el 2015 fue el principal motivo por el que sufrimos una debacle electoral importante, y creemos que gran parte de esa factura ya fue pagada con esos resultados.

Desde entonces hemos abordado un proceso de regeneración importantísimo. El Partido Popular ha liderado la inmensa mayoría de medidas legales que se han adoptado en este país para combatir la corrupción; todo lo que es el gran mal que ha afectado a la totalidad de los partidos políticos, unos en mayor y otros en menor medida, y unos con más escándalo mediático y otros con menos. Pero aquí ha afectado a absolutamente todo el mundo.

«Una justicia lenta, que tarda años, no es justicia ni justa»

También a nivel interno se han adoptado medidas de regeneración aseguradoras y preventivas para que las cosas no acaben pasando. Si comparamos los cuadros del partido con años anteriores, podemos ver que no tiene nada que ver. El hecho de que ahora salgan los juicios y salgan las condenas, a mi me produce un alivio importante. Siempre he sostenido que hay que dejar trabajar a la justicia, dejar y respetar las sentencias judiciales, y que lo que era imprescindible era pedir celeridad a los juzgados para que los ciudadanos tengan una compensación de que si alguien la hace, la paga. Y lo hace con rapidez. Una justicia lenta, que se acaba prolongando años y años, no es justicia ni justa.

¿Habrá regeneración también a nivel nacional?

Más que regeneración hablaría de renovación. Toda la gente que ahora mismo está moviéndose y dirigiendo el Partido no están incursos en ningún tipo de problema. Hablamos de una renovación imprescindible. Cuando pasan estas cuestiones, siempre hay que ser optimista y buscar el lado positivo de las cosas. La moción de censura y la pérdida del Gobierno puede ser una oportunidad, como nos pasó a nosotros en Alicante en 2015, de mirar hacia dentro y corregir errores, y de presentar una oferta renovada, actual y de futuro a los votantes.

Hubo una especie de consigna en el Congreso nacional del PP, tras la moción de censura, para decir que el nuevo Gobierno era legal pero no legítimo. ¿Me podrías explicar la diferencia?
«Querer diferenciar entre legal e ilegitimo es no tener otros argumentos»

Esa diferencia se utiliza cuando no se tiene otro argumento. Lo que es legal siempre es legítimo. Si yo soy el alcalde porque la ley dice que el candidato a la lista más votada es el que tiene que gobernar, yo soy un alcalde legal y legítimo.

Desde los 14 años dedicado a esta profesión del periodismo en la que ha ejercido en todos los niveles, desde corresponsal a editor. En la actualidad es el director de los medios de comunicación AQUÍ.