El Palmeral se convertirá en el epicentro de un gran bosque urbano

El parque más emblemático de Alicante sigue siendo el lugar predilecto de multitud de familias, parejas, runners, ciclistas o amigos de la naturaleza

- Escrito el 08 septiembre, 2017, 5:40 pm
11 mins

Cuando se cumplen ya 20 años desde su inauguración oficial, una nueva etapa asoma para el gran pulmón de nuestra ciudad. El Ayuntamiento ya ha solicitado la cesión de los terrenos colindantes al Estado y la multinacional Aladium, con el fin de construir un gran bosque urbano alrededor del Palmeral.

Este proyecto supondrá la mayor zona verde que se ha implantado nunca en Alicante, aproximadamente de unas 24 hectáreas de tamaño. La idea es crear un entorno más ecológico para la EUIPO (Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea), acorde a la importancia de dicha institución comunitaria.

Así pues, el Palmeral vivirá próximamente un nuevo capítulo en sus anales. Un lugar que guarda una gran historia entre sus palmeras.

Historia

Para conocer sus orígenes, es necesario que nos remontemos a aquella época en la que Alicante vivía de la agricultura y la pesca. Hace ya varios siglos, en este emplazamiento a la vera del Mediterráneo se abrieron multitud de huertos de cultivo.

Al mismo tiempo, se crearon varias acequias para el riego. Alrededor solían plantar también multitud de palmeras. Resulta que estos árboles creaban un microclima favorable para los cultivos, por lo que eran muy utilizadas para delimitar los huertos.

Las palmeras se plantaban junto a las acequias y los cultivos, ya que creaban un microclima favorable para la cosecha

Al igual que solía pasar en las demás zonas rurales de España, los grandes terratenientes acabaron por hacerse con todos los huertos de los pequeños propietarios. Finalmente la zona se unificó en una sola mano y se conoció como la finca ´El Carmen`.

Como dato curioso, cabe contar que uno de sus dueños fue Mariano Roca de Togares (el Marqués de Molins). Se trata nada menos que del inventor del famoso lema “La millor terra del mon”. Fue un político que residió la mayor parte de su vida en Madrid, pero que solía veranear por estas tierras.

El autor de la frase «La millor terra del mon» pasaba sus vacaciones en El Palmeral

El marqués también era un gran apasionado de la escritura, y basándose en sus gratas estancias por aquí escribió un poema titulado ´Alicante` en 1841. A pesar de estar escrito en castellano, Mariano repetía la susodicha frase en valenciano hasta en 16 ocasiones para terminar las estrofas de su obra.

Años más tarde, el músico Juan Latorre utilizó esta pegadiza frase para componer el actual Himno de Alicante. Mariano Roca de Togares es el poeta que “li hu va dir”.

Degradación

Durante el siglo XX el Palmeral sufrió una gran degradación que le hizo correr serio peligro de desaparecer. Alicante se industrializó y por aquí fue construido el ferrocarril hacia Murcia, que cobró importancia por encima del bienestar de los huertos. Así mismo se instalaron algunas fábricas por la zona.

La industrialización, el ferrocarril y la construcción del barrio de San Gabriel estuvieron cerca de provocar la desaparición del Palmeral

Al aumentar la población se hizo patente la necesidad de crear un nuevo barrio, conocido como ´San Gabriel`. En el otro extremo se abrió la nueva industria de Aluminio Ibérico. Por tanto, el Palmeral quedó muy reducido y acotado por ambos lados.

Tras décadas de abandono, por fin en los años 90 se empezaron a acometer esfuerzos para recuperar este gran patrimonio natural. Esta restauración culminó en 1997, cuando fue inaugurado el nuevo Parque de El Palmeral.

Parque

La apertura fue a lo grande y el nuevo Palmeral renació reconvertido en el parque referencia de la ciudad. Para empezar, se instaló un aparcamiento para poder llegar fácilmente en coche.

Ya en el interior, se habilitó un curioso lago de agua salina. Actualmente es posible recorrerlo en barca. Desde el mes de septiembre, el servicio para navegar funciona tanto por las mañanas como por las tardes.

En septiembre el servicio de barcas sobre el lago está disponible en horario de mañana y tarde

Por supuesto, no podrían faltar los columpios. Los niños podrán encontrar una buena variedad de toboganes y atracciones varias para jugar al aire libre. Mientras los más pequeños se divierten, los padres pueden esperarlos tranquilamente en el chiringuito. Un lugar ideal donde tomarse algo y merendar respirando la paz propia que impera en el parque.

También hay un curioso templete de madera, donde se organizan numerosas actuaciones teatrales o culturales los domingos.

Deportes al aire libre

El parque ofrece diversas posibilidades para practicar deporte. A cualquier hora, es muy habitual encontrarse con multitud de runners corriendo por los caminos de arriba (más despejados de niños y transeúntes).

El Palmeral es un sitio propicio para practicar running, ciclismo, fútbol sala, karts y gimnasia al aire libre

Además, en la zona más próxima a la EUIPO también hay situado un divertido circuito de dunas apropiado para la circulación de bicicletas (e incluso de karts). Cerca de los columpios para los niños, encontramos diversos instrumentos y máquinas para practicar gimnasia al aire libre. Aquí podremos trabajar específicamente las piernas, brazos, bíceps, etc. Y al ritmo que nosotros mismos nos marquemos.

Por último, no olvidemos que en pleno centro del parque se ubica un campo de fútbol sala donde cualquiera puede organizar partidos con amigos, compañeros de clase, del trabajo, etc.

Naturaleza

Pero no solo es lugar para familias y deportistas. Su naturaleza y entorno privilegiado al costado del mar, convierten al Palmeral en un lugar idóneo para paseantes y parejas de enamorados. Es difícil encontrar un sitio más romántico en Alicante que la terraza que mira al Mediterráneo desde el parque.

De hecho, también son frecuentes aquellos alicantinos que vienen solos al parque, simplemente para desconectar un rato del estrés propio de la ciudad.

Muchas parejas encuentran aquí un lugar romántico por el que pasear. También hay quién viene simplemente buscando tranquilidad

Uno de los puntos naturales con más éxito es la imponente cascada que corona la parte alta del Palmeral, y por la que se puede pasar caminando por debajo.

Para los amantes de la botánica, existen numerosas especies que solo hallaremos aquí. Evidentemente, el árbol estrella son las palmeras. En su día llegaron a haber más de 7.000 ejemplares. Hoy en día, rondan las 3.000. Incluso una numerosa población gatuna también se ha convertido en una característica más de este parque.

Toda esta gran oferta natural lo convierte en un lugar muy propicio para excursiones escolares. Pocos alicantinos nacidos en la generación de los 90 en adelante no han acudido alguna vez al Palmeral con su colegio.

Homenajes a Armenia y Palestina

Fauna y flora aparte, el Palmeral nos deja también algunas sorpresas inesperadas. Entre sus palmeras y caminos encontraremos la primera Jachkar que se instaló en España. Se trata de una gran cruz de piedra, considerada el símbolo nacional de Armenia. Un homenaje realizado en 2008 a las más de mil personas originarias de ese país que residen en Alicante.

No demasiado lejos de allí, una placa reza un poema del poeta palestino Mahmud Darwish como honra a dicho país.

Vía Parque

El Palmeral lleva ya 20 años siendo el principal rincón natural de Alicante, una ciudad no demasiado caracterizada por su abundancia de zonas verdes. Luego de sufrir un gran abandono durante muchas décadas, se recuperó para todos los alicantinos. Ahora aguarda con impaciencia su próxima etapa como epicentro de un gran bosque urbano.

El proyecto todavía se encuentra en una fase muy inicial, y no se han anunciado plazos concretos. En principio, la EUIPO se encargará de la forestación de estos terrenos aportando las especies vegetales.

El nuevo bosque urbano deberá ser compatible con la finalización de la Vía Parque y el yacimiento paleontológico

El Ayuntamiento asegura que la construcción de este bosque respetará el yacimiento paleontológico ubicado en esta zona, y declarado recientemente Bien de Interés Cultural (BIC) por la Generalitat Valenciana.

También que será compatible con la futura Vía Parque, proyecto concebido para descongestionar el tráfico en la salida hacia Elche. Una obra todavía pendiente de finalizar desde hace años, que ahora vaticinan que al fin se verá completada en la primavera de 2018.