Memoria Histórica confía en que Alicante tendrá en breve un callejero más digno

Tras la exposición de las conclusiones, queda vista para sentencia la causa abierta por el PP contra el cambio de calles franquistas en Alicante

- Escrito el 12 septiembre, 2017, 7:47 pm
6 mins
  • La línea de defensa jurídica del Ayuntamiento permite cerrar la vista de conclusiones con “buenas sensaciones”

La concejala de Memoria Histórica y Democrática, María José Espuch, ha valorado muy positivamente el desarrollo de la vista de conclusiones celebrada este martes en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4, por la causa abierta por el Grupo Municipal del PP contra el cambio de calles franquistas en la ciudad de Alicante.

La sesión, abierta al público, ha contado con la asistencia entre el público de la edil de Memoria Histórica María José Espuch, y del concejal de Estadística, Daniel Simón, quienes se han mostrado optimistas y han estimado que la línea de defensa del Consistorio permitirá avanzar en la democratización del callejero de la ciudad, cuya sentencia saldrá en un plazo aproximado de tres semanas.

En opinión de Espuch, la representante de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Alicante ha hecho “un despliegue contundente de argumentos que avalan que la actuación municipal ha sido la correcta, y que incluso se ha ido más allá para tratar de conseguir la mayor participación y consenso a lo largo de todo el proceso”.

No queríamos que nos lo contase nadie, sino que queríamos estar aquí, y salimos muy contentos y con una sensación muy buena, porque la abogada del Ayuntamiento ha desmontado uno por uno los argumentos del PP. Su letrado ha utilizado unos argumentos pobres que nos parece que no permiten demostrar, tal y como le correspondería a la parte demandante, nada que sustente su petición de nulidad del acuerdo de la Junta de Gobierno Local por el que se aprobó el cambio de calles franquistas”.

Así, en opinión de la edil, el abogado del PP se ha limitado a exponer su demanda, pidiendo la nulidad del acuerdo alegando que “no hubo consenso ni unanimidad, y que la Junta de Gobierno Local no era el órgano competente para ello”, si bien no ha aportado ningún informe, ni referencia jurídica ni carga de prueba para rebatir en modo alguno el proceso seguido por el Ayuntamiento, tanto en la forma como en el fondo.

Por su parte, la abogada municipal ha remarcado que la actuación del Consistorio, como Administración Pública, cuenta de su parte con el principio la presunción legal de validez de los actos administrativos que lleva a cabo.

Así mismo, los servicios jurídicos del Ayuntamiento han hecho especial hincapié en que la propuesta de la Comisión no Permanente del Pleno, –que luego aprobó la Junta de Gobierno en noviembre de 2016– estaba avalada por el trabajo técnico de cuatro expertos universitarios aportados por la Universidad de Alicante y por un completo informe técnico del jefe del departamento de Memoria Histórica y Democrática.

La defensa del Ayuntamiento ha subrayado, así mismo, que la Junta de Gobierno Local es el único órgano competente para aprobar el cambio de calles, y que el propio secretario del Pleno ha emitido informe en el que no cabe duda de la inderogabilidad singular de los reglamentos, en este caso, de la ordenanza de cambio de nombres.

Especialmente significativo ha sido el hecho puesto de manifiesto durante la vista, de que precisamente fue el PP, ahora demandante, quien en un pleno del año 2009 aprobó el cambio en la ordenanza que otorgaba a la Junta de Gobierno Local esa competencia, si bien ahora lo recurre porque parece que no le viene bien”, según ha indicado la concejala de Memoria Histórica.

UN CALLEJERO DIGNO PARA ALICANTE

Al término de la vista, María José Espuch ha recordado que desde la Concejalía de Memoria Histórica “siempre dijimos que seguiríamos peleando por llevar Alicante a una situación más democrática, a un callejero más digno en el que todas las personas que tengan el honor de tener una calle en Alicante sean personas que no hayan participado en un alzamiento militar, en la posterior Guerra Civil o en la posguerra”.

“Yo creo que la sociedad alicantina y la española en general se merecen que esa Ley de Memoria Histórica se cumpla, y como hemos visto repetidamente, el PP busca ganar en los tribunales lo que no consiguen en las urnas, y en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica intenta poner palos en las ruedas para que no se lleven a cabo estas acciones que, estamos convencidos, serán una realidad, de modo que en poco tiempo Alicante podrá disfrutar de unas calles libres de franquismo”.

 

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com