Los promotores defienden que en el urbanismo que viene primen sostenibilidad e interés general

Solo así, se señala desde FEPROVA, se respetará el actual crecimiento económico y no se confundirá con ‘urbanismo especulativo’

- Escrito el 30 agosto, 2017, 8:23 pm
3 mins

La Federación de Promotores de la Comunidad Valenciana, FEPROVA, defiende que el urbanismo que promueven todas sus empresas asociadas ya lleva implícito las necesidades básicas de la sociedad actual: sostenibilidad e interés general.

Desde la Federación se hace especial hincapié a la hora de destacar que, en el momento actual, ya no conviene frivolizar a la hora de comparar el crecimiento actual con ‘urbanismo especulativo’, puesto que este es un término que corresponde a una época pasada.

El colectivo de empresas promotoras representadas en la Federación ha sufrido durante los diez largos años de crisis las consecuencias de un sector desbocado y demonizado por la sociedad, que además soportó una gran carga de intrusismo y solo la propia crisis ha sabido salvaguardar la profesionalidad de las empresas que hoy quedan en servicio.

Por ello, en FEPROVA y cuando se atisba ahora esa reacción económica, se defiende la posibilidad de aportar desde las instituciones racionalidad normativa, frente a un largo periodo, que en materia de urbanismo, pese a contar con una gran carga legislativa no ha dejado satisfecho a nadie.

Ante esta posible situación de enmendar y replantear el urbanismo que la sociedad demanda, conviene destacar que los mal llamados PAI fantasma, que no son más que replicas fallidas de proyectos urbanísticos que no respondían al interés general, se concentran, en su mayoría, en el interior: Ribarroja, Cheste, Estivella y Torres Torres, Bétera o Manises, entre otros, son algunos de los ejemplos y en su fase de presentación de proyecto y planeamiento, no habría que olvidar responsabilidades compartidas, como las que corresponderían a las diferentes administraciones locales.

En FEPROVA además de los informes de coyuntura económico, también se cuentan con otros indicadores que refuerzan la idea de crecimiento económico, interés turístico nacional e internacional y demanda creciente en la costa, algo que nos debería llamar a la reflexión a todos los agentes implicados: administraciones, empresas y propietarios para aunar criterios y sentar las bases de un urbanismo sostenible y en el que prime el interés general, sin que estas dos cuestiones tengan que ser incompatibles.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com