Los centros comerciales no podrán abrir en domingo tras el verano

- Escrito el 08 septiembre, 2017, 5:12 pm
22 mins

A partir de este mes de septiembre, la libertad de las grandes superficies comerciales en Alicante para abrir los domingos y festivos desaparecerá. Una cuestión que ha dado muchas vueltas, hasta que finalmente la Generalitat Valenciana ha acabado interviniendo con un decreto.

Sin embargo, desde la concejalía de Comercio del ayuntamiento de Alicante no han aceptado de buen grado la intromisión del Consell en este asunto local. “Esto ha sido una imposición desde Valencia”, nos señalan a este medio.

El alcalde y la concejalía de Comercio denuncian que la Generalitat ha impuesto su criterio sobre la política comercial de Alicante

Para comprender bien este asunto, primero es necesario aclarar qué superficies tendrán prohibido abrir los domingos cuando finalice el actual verano. En Alicante, todos los pequeños comercios cuentan con libertad horaria. Los únicos con limitaciones son aquellos superiores a 300 m2 cuadrados. Según datos de la Concejalía, actualmente hay diez establecimientos comerciales que superan dicho tamaño en el término municipal de la ciudad.

ZGAT

Todo este asunto dio comienzo en 2012, a raíz de una propuesta del gobierno español para fomentar el comercio local en las ciudades turísticas. Los ministerios de Economía y Turismo (entonces capitaneados por Luis de Guindos y José Manuel Soria respectivamente) crearon la figura de las Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT).

En dichas zonas la libertad horaria también está permitida para las grandes superficies. Con ello, se pretendía asegurar que los turistas que llegasen a las principales ciudades españolas encontraran siempre las tiendas abiertas.

El decreto elaborado por el Consejo de Ministros obligaba a que todas las poblaciones superiores a 200.000 habitantes contaran con al menos una ZGAT. Fue aprobado en el Congreso con el voto favorable del PP (entonces con mayoría absoluta) y el contrario del resto de la oposición.

Centro histórico y Maisonnave

Por aquella época el PP también gobernaba con mayoría absoluta el Ayuntamiento de Alicante, con Sonia Castedo de alcaldesa. Su equipo decidió establecer como ZGAT el centro histórico de la ciudad y la avenida de Maisonnave. Así fue aprobado en 2013.

El gobierno de Sonia Castedo dio libertad horaria al centro histórico y la avenida de Maisonnave, pero no en los barrios

Mari Carmen de España (PP) es una de las pocas ediles de aquella legislatura que continúan en la actual Corporación. En declaraciones a AQUÍ en Alicante, nos explica que “queríamos apostar por introducir la libertad comercial de forma lenta y progresiva para no dañar al pequeño comercio. Por esto abrimos solo el centro, con el consenso de asociaciones y comerciantes”.

Según la edil popular “la idea era acabar con una apertura total de toda la ciudad, pero en los barrios periféricos queríamos empezar poco a poco, solo durante los periodos de vacaciones. Así podríamos realizar estudios económicos-socialies para ver cómo iba funcionando”.

Tres centros comerciales agraviados

Sin embargo, con la propuesta de Castedo varios centros comerciales ubicados fuera del centro urbano se sintieron perjudicados. Particularmente, el Puerta de Alicante, Plaza Mar 2 y Gran Vía se quejaron del agravio que les suponía que el Corte Inglés si pudiese abrir todos los domingos.

Aunque el cine y los restaurantes de estos centros comerciales si estaban autorizados a abrir los domingos, no era así para las tiendas.

Puerta de Alicante, Plaza Mar 2 y Gran Vía se sintieron agraviados respecto a El Corte Inglés. Fueron a juicio y ganaron

“Un barrio que está cerca de la playa no puede funcionar igual que la Florida o la zona norte. Es normal que la libertad comercial empiece por el centro y no creo que se perjudique otras zonas”, defiende De España.

Solo en periodos de gran afluencia

Tras varias negociaciones fallidas con Castedo, y posteriormente con Miguel Valor, los tres centros comerciales acabaron presentando un recurso contencioso-administrativo contra la ZGAT aprobada por el Ayuntamiento. Lo hicieron en mayo de 2015, apenas unos días antes de las elecciones locales.

En dichos comicios, los partidos que compondrían el futuro tripartito (PSOE, Guanyar y Compromís) hicieron varias promesas electorales según las cuales aseguraron que no permitirían la libertad horaria total sino se protegían los derechos de los trabajadores y al pequeño comercio.

“Un modelo en el que se permite la apertura los domingos en toda la ciudad, pero solo en periodos de gran afluencia como el verano, nos parece lo más equilibrado”, expresa Natxo Bellido (Compromís) a Aquí en Alicante.

Cierra el Corte Inglés

Una vez ya en el gobierno, la primera medida del tripartito al respecto fue mantener la ZGAT en el centro histórico de la ciudad, pero eliminar a la avenida de Maisonnave de la ecuación. Por tanto, el Corte Inglés tuvo que dejar de abrir los domingos (a excepción de la planta baja, ya que aquí se vendía prensa). Ciudadanos también apoyó esta opción, que solo contó con el rechazo del PP.

El Corte Inglés no se conformó con esta nueva situación y rápidamente presentó un recurso de alzada. Incluso llegó a acudir a los tribunales para reclamar una millonaria indemnización al Ayuntamiento por las pérdidas generadas.

El alcalde Gabriel Echávarri (PSOE) se encontró entonces con la posibilidad real de que tanto El Corte Inglés como los centros comerciales Gran Vía, Plaza Mar 2 y Puerta de Alicante acabasen logrando la libertad horaria total por mediación de los juzgados.

Ante esta tesitura, el regidor cambió radicalmente su propuesta y comenzó a dar por buena la opción de abrir las grandes superficies de toda la ciudad. Para compensar al pequeño comercio, diseñó un plan municipal de actuación con el fin de revitalizar el consumo en los barrios. Incluía la organización de actuaciones deportivas y culturales, así como la creación de rutas comerciales y el desarrollo de la venta online.

Sin embargo, la nueva propuesta de la libertad total no salió adelante en el pleno municipal, pues solo contó con los votos del PSOE y Ciudadanos. El alcalde no logró convencer a sus socios de gobierno (Guanyar y Compromís) ni tampoco al PP.

Nuevo acuerdo

Tras este fracaso el alcalde volvió a cambiar su estrategia, con el fin de evitar las batallas judiciales y lograr más apoyos políticos. Después de varios meses de negociación, logró llegar a un acuerdo con El Corte Inglés. El Ayuntamiento permitía volver a abrir sus dos grandes tiendas de Maisonnave los domingos, con el compromiso de no hacer trabajar a la plantilla habitual más de 13 festivos y crear unos 200 empleos para los demás días.

En un primer momento, el conseller Rafael Climent (Compromís) se comprometió a aceptar este acuerdo si era ratificado en el Consejo Local de Comercio. El alcalde consiguió lo propio en octubre, al contar con el apoyo del PP y Compromís. Se volvía así pues a la ZGAT que planteó el gobierno de Sonia Castedo en 2013.

El acuerdo de Echávarri con El Corte Inglés incluía la apertura de 13 festivos y la creación de unos 200 puestos de trabajo

Pero poco duró la tranquilidad en el Consistorio. De nuevo los tres centros comerciales (Gran Vía, Puerta de Alicante y Plaza Mar 2) volvieron a sentirse perjudicados respecto a El Corte Inglés y siguieron adelante con su pleito conjunto.

Echávarri declaró no ser contrario a que dichos centros abrieran también los domingos, pero les pedía un compromiso similar al prometido por El Corte Inglés para asegurarse que se respetaban los derechos laborales y se creara nuevo empleo.

Los centros ganan el pleito

Sin embargo, a estos centros comerciales no les hizo falta llegar a ningún acuerdo pues en noviembre el Juzgado de Instrucción les acabó dando la razón. Aunque el Consistorio recurrió esta sentencia, desde mayo de 2017 ya pudieron comenzar a abrir también los domingos.

El juzgado permitió abrir a los tres centros comerciales los domingos, aún sin haber llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento

A pesar de que dicho pleito comenzó cuando gobernaba el PP, De España exculpa al anterior gobierno de esta sentencia. “Esto es consecuencia de las idas y venidas del tripartito. En la época del PP, estos centros nunca habían abierto, por lo que el lucro cesante no existía”, aduce la popular.

La Generalitat interviene

Ante esta situación, la Conselleria de Comercio decidió intervenir en la política comercial de Alicante. En julio el Govern aprueba un decreto según el cual se decretaba la libertad horaria en toda la ciudad, aunque solo hasta el mes de septiembre.

Como ya relatábamos anteriormente, desde la Concejalía de Comercio nos han mostrado su total indignación ante esta decisión tomada en Valencia. “En su momento nos prometieron respetar el consenso y la voluntad del Consejo Local de Comercio. Todo esto podía haberse evitado si el conseller Climent hubiese querido dialogar en lugar de imponer su criterio”, afirman.

La Generalitat tumbó el acuerdo aprobado en el Consejo Local de Comercio, reduciendo la libertad horaria solo durante el verano y Semana Santa
Libertad estacional

En contraste a los reclamos del PSOE alicantino, que no dudan en tachar la actuación del Govern como “una imposición”, al portavoz municipal Natxo Bellido si le parece una buena solución.

“Esta propuesta de la Conselleria está en la línea de lo aprobado en otras ciudades como Málaga o Sevilla. Al permitir solo la apertura comercial durante unos meses conjuga los intereses del comercio de proximidad, los trabajadores y las grandes superficies”, nos indica el líder alicantino de Compromís.

«La libertad estacional conjuga los intereses del comercio pequeño, trabajadores y grandes superficies» Natxo Bellido

Para De España “no es una buena solución. Parece mentira que siendo del mismo color político, el alcalde y la Generalitat no hayan podido concretar un modelo comercial para la ciudad”.

Diferentes posturas

La edil popular coincide con el PSOE en que “el Consell no debería ser quien tome las decisiones locales que corresponden a Alicante”.  Pero culpa de ello al actual gobierno municipal. “Esto ha sido ‘el baile de la yenka’, y al final han tenido que intervenir desde Valencia”.

«Nosotros queríamos introducir la libertad comercial de forma progresiva y con cabeza. Pero el tripartito solo ha sabido dar vaivenes» (M. C. de España)

Respecto a Ciudadanos, su grupo municipal propone como solución conceder la libertad horaria total y durante todo el año. En el sentido contrario, Guanyar Alacant es favorable a restringir la apertura comercial al centro tradicional, sacando así a Maisonnave y los tres centros comerciales de la ZGAT.

Finaliza en septiembre

Positiva o negativa, esta nueva medida supone que por primera vez la ZGAT se extienda a toda la ciudad. Por tanto, las diez grandes superficies que existen en Alicante pueden abrir los domingos y festivos.

No obstante, esto se acabará a partir del 15 de septiembre. Como medida excepcional, aquellas ubicadas en torno a la Playa de San Juan y en la franja situada desde la estatua de Canalejas hasta la Estación podrán abrir hasta el 30 de septiembre. También durante la Semana Santa.

A partir del 1 de octubre ninguna superficie comercial superior a los 300 m2 dispondrá de permiso para abrir los domingos

Precisamente, el mes pasado la edil de Turismo, Eva Montesinos (PSOE), nos comentaba en una entrevista exclusiva a Aquí en Alicante que el principal objetivo de su concejalía era desestacionalizar el turismo en Alicante y ampliar la temporada a todo el año.

Para Natxo Bellido, la nueva medida de abrir las grandes superficies comerciales tan solo en verano no es contraria a esta intención. “Lo importante es que seamos capaces de ofrecer nuevas y originales experiencias a los turistas. Tiendas abiertas se pueden encontrar en cualquier ciudad”, argumenta.

Puestos de trabajo

Otra de las críticas que ha realizado el PSOE hacia esta decisión de la Generalitat, es que pondría en peligro la generación de nuevo empleo. Concretamente, los 200 puestos de trabajo que había prometido crear El Corte Inglés.

Bellido también rechaza este argumento. “El bolsillo de los ciudadanos será el mismo. Si no nos gastamos el dinero en domingo, nos lo gastaremos otro día. El comercio de festivos no aporta realmente un empleo estable”, asegura.

El portavoz de Compromís pone de ejemplo la ciudad de Madrid, donde “apostaron por un modelo de apertura total y eso no se ha traducido en más puestos de trabajo. Más bien en un cierre de comercios muy elevado”.

Siguen las conversaciones

El decreto de la Conselleria tiene una vigencia de cuatro años, pero en su propio texto se especifica que puede ser revocado si el Ayuntamiento ofrece una nueva propuesta de ZGAT.

En un primer momento la edil de Comercio, Gloria Vara (PSOE), declaró que veía innecesario renegociar este asunto pues ya se había llegado a un acuerdo en el Consejo Local de Comercio que fue votado favorablemente.

Sin embargo, ahora nos confirma que sí están tratando de buscar “un acuerdo que suponga el mayor consenso entre los actores comerciales de la ciudad”.

La Concejalía de Comercio sigue manteniendo negociaciones con la Generalitat y demás actores comerciales de la ciudad

Paralelamente a la negociación, el Ayuntamiento ha anunciado la intención de presentar un recurso contencioso-administrativo contra la resolución de la Generalitat. En caso de no prosperar, incluso se plantea la opción de acudir a los tribunales para que sea reconocida su autonomía municipal en la materia.

El propio Bellido también admite que la decisión tomada por la Generalitat debería refrendarse en el Consejo Local de Comercio pues “parece que no satisface a todas las partes”.

Volvo Ocean Race

El próximo mes de octubre se calcula que podrían llegar más de 300.000 visitantes a Alicante a causa de la Volvo Ocean Race. Si no se modifica el decreto de la Generalitat, las grandes superficies comerciales seguirán cerradas durante los domingos. La Concejalía califica esta situación como de “absurda”.

Además, esta cuestión también puede ser clave de cara a las negociaciones que siguen produciéndose con la multinacional sueca de muebles IKEA para su instalación en Alicante.

Cronología de la libertad comercial en Alicante
  • 2012 > El Ministerio de Economía crea las ZGAT.
  • 2013 > El gobierno local de Sonia Castedo aprueba una ZGAT incluyendo solo el centro urbano y Maisonnave (El Corte Inglés).
  • Mayo 2015 > Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante también quieren abrir los domingos y van a juicio.
  • Octubre 2015 > El tripartito propone suprimir Maisonnave de la ZGAT. Ciudadanos vota a favor y el PP en contra. Se aprueba.
  • Marzo 2016 > El Corte Inglés va a juicio, y el alcalde Echávarri propone la libertad comercial total. Votan a favor PSOE y C’s. Votan en contra PP, Guanyar y Compromís. No se aprueba.
  • Mayo 2016 > El alcalde llega a un acuerdo con El Corte Inglés y propone volver a incluir Maisonnave en la ZGAT. Votan a favor PSOE, PP y Compromís. Votan en contra C’s y Guanyar. Se aprueba.
  • Noviembre 2016 > El juzgado da la razón a Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante. Pueden abrir los domingos a partir de mayo.
  • Julio 2017 > La Conselleria de Comercio emite un decreto declarando la libertad comercial en toda la ciudad, pero solo desde junio a septiembre.