Las ventajas de vivir cerca del mar

Estudios de la Universidad de Alicante y la Universidad Católica de Murcia (UCAM) avalan las terapias marinas para mejorar nuestra salud

- Escrito el 01 febrero, 2018, 12:00 pm
8 mins

El mar es la principal reserva de agua y minerales de la Tierra. Contiene más de 75 elementos simples, todos ellos identificados como necesarios para el buen funcionamiento del metabolismo humano. El más abundante es el sodio, responsable de su sabor salado, que también se encuentra presente en nuestro cuerpo.

Nuestro Mediterráneo acaricia la costa alicantina con un clima que permite disfrutar de sus baños durante largas temporadas. Su brisa, y el placer de pisar su arena, es algo que podemos tener a lo largo de todo el año.

En los últimos tiempos están ganando adeptos las ‘terapias marinas’, que consisten en administrar agua de mar para mejorar la salud.

Minerales
Las terapias marinas cada vez están más de moda. El agua marítima refuerza las defensas del cuerpo ante virus y bacteria

Estudios científicos de la Universidad de Alicante y la UCAM recomiendan el consumo de agua de mar, ya que contiene todos los minerales necesarios para el buen funcionamiento de las células. Gracias a la biodisponibilidad de estos elementos se consigue reponer cualquier carencia de minerales.

Investigadores de la UA en colaboración con los laboratorios Quinton, dedicados a la preparación de agua de mar microfiltrada en frío, realizaron hace algunos años un estudio que pone de manifiesto que el agua de mar activa el sistema inmunológico. Se ejerce, así, un efecto protector, reforzando el organismo ante virus, bacterias y bajadas de defensas.

El agua de mar contiene numerosos elementos minerales con conocidos efectos antioxidantes, como pueden ser el selenio, el silicio o el zinc. El sodio o el cloro son fundamentales para el normal funcionamiento de todas las células del organismo, incluidas las implicadas en la respuesta inmunológica.

Propiedades curativas

Francisco Javier Coll es el director actual de los Laboratorios Quinton emplazados en Alicante donde envasan el llamado ‘Plasma Quinton’. Según nos contó “se trata de unas ampollas cuyo contenido es agua de mar obtenida a 30 metros de profundidad”.

Según Coll, existen zonas concretas donde el mar mantiene de forma constante las mejores condiciones para el desarrollo de la vida. Esta agua contiene más de 90 minerales y oligoelementos que, filtrados en frío, se utilizan para tratar diferentes problemas de salud.

Water Dream

Por su parte, la UCAM cuenta con investigadores que van en la misma línea, la de conseguir nuevas terapias con agua marina, en este caso a través de la inmersión.

Actualmente trabajan en un tratamiento que combina la terapia seca y en agua con métodos activos y pasivos, y una técnica exclusiva conocida como ‘Water Dream’, que ha permitido mejoras en factores como el dolor, la movilidad y la calidad de vida.

El grupo de investigación ‘Salud y Longevidad’ de la UCAM realiza sus tratamientos en el centro de talasoterapia de San Pedro del Pinatar. Sus procedimientos permiten obtener mejoras en aspectos físicos en las áreas de traumatología, reumatología y neurología.

“Con sólo meternos al agua ya vemos favorecida nuestra salud gracias a las propiedades físicas de la misma”, señala el doctor Olabe, profesor de la UCAM y director del área de fisioterapia del centro.

Tercera edad
La terapia acuática japonesa ‘Ai Chi’ previene las caídas de personas mayores

Otro aspecto que desarrollan es la prevención de caídas, dado que una de cada tres personas mayores de 65 años sufre este tipo de accidentes, pudiendo presentar consecuencias muy graves.

Dentro del conjunto de técnicas que aplican estos investigadores se encuentra el ‘Ai Chi’, técnica japonesa de terapia acuática que ayuda a mejorar el trabajo de equilibrio como herramienta básica para prevenir el riesgo de caída.

La natación marítima

Nadar es uno de los ejercicios más saludables, y practicarlo en el mar multiplica sus beneficios. Mejora la capacidad respiratoria, produce una mejor oxigenación y un incremento de los glóbulos rojos de alrededor de un 10%.

A medida que pasan los años, y cuando se llega a una edad avanzada, se pierde entre un 40 y un 50% de masa muscular, lo que conlleva una fragilidad en los huesos. Este hecho puede favorecer el desarrollo de enfermedades de huesos, articulaciones u osteoporosis.

Para mejorar la movilidad y la fuerza muscular los médicos recomiendan hacer ejercicio, y el mar es un modo idóneo para las personas mayores ya que les permite practicarlo sin mucho esfuerzo.

Osteoporosis

Los oligoelementos disueltos en el mar se pueden absorber a través de la piel. Este hecho se ha demostrado a través del yodo, y el instituto Francés de Estudios de Recursos Marinos investiga ese mismo efecto con el calcio y el fósforo.

Se ha comprobado que el medio marino mejora la fijación del calcio y el fósforo en los huesos. Por eso, además de mejorar la movilidad articular, es un buen remedio en la prevención de la osteoporosis.

Alergias
La brisa marina es ideal para los alérgicos. No contiene polvo, ácaros, ni pólenes y permite respirar con normalidad

El aire marino es de gran pureza y contiene muy pocos gérmenes. Para los alérgicos las ventajas son múltiples. La brisa marina no contiene polvo, ni ácaros, ni pólenes y permite respirar con normalidad.

La brisa salada del mar ayuda también a personas con problemas de piel. Además, alivia las enfermedades reumáticas, como la artrosis, ya que relaja el dolor.

El agua de mar cuenta con una composición muy diferente al agua dulce, pues contiene zinc, potasio, yodo y oligoelementos que favorecen la salud, acentuando además sus propiedades antibióticas que actúan como un gran cicatrizador.

El mar tiene una influencia directa en cuadros respiratorios agudos, por eso muchos de los descongestionantes nasales están compuestos, principalmente, por agua marina, rica en sales y yodo.