La Universidad de Alicante revela que 3 de cada 4 empleados públicos desean mejorar su nivel de valenciano

El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Presidencia, ha elaborado en colaboración con la Universidad de Alicante una encuesta sobre los usos lingüísticos del personal municipal que revela que más del 90% entiende el valenciano, cerca del 40% sabe hablarlo, y alrededor de una tercera parte lo utiliza cuando son requeridos por una persona valencianoparlante Además, 3 de cada 4 empleados públicos manifiesta su deseo de mejorar su nivel de valenciano y su disposición de recibir formación para emplearlo en el día a día de su trabajo. El concejal de Presidencia, Natxo Bellidoy el profesor Antoni Mas de la Universitat d’Alacant, han presentado hoy en rueda de prensa los resultados de la encuesta sobre usos lingüísticos realizada el año pasado para conocer la situación sociolingüística del valenciano al Ayuntamiento de Alicante. Este informe ofrece una visión del grado de conocimiento, uso y actitud ante el valenciano de las trabajadoras y trabajadores del Ayuntamiento de alicante, así como de su formación, con el objetivo de plantear propuestas de planificación lingüística para mejorar la situación. Bellido ha explicado que este estudio ofrece una visión sobre las consecuencias del retraso que arrastra el Consistorio como administración municipal, por la falta de voluntad política durante los 20 años de gobierno del PP “para que el valenciano fuera una cosa visible, pública y tuviera una política interna detrás”. “No hay más que ver el hecho de que un Ayuntamiento como el de Valencia tenga 8 personas dedicadas a la Oficina de Promoción del Valenciano y que el Ayuntamiento de Alicante tenga solo una persona dedicada a la Oficina de Promoción del Valenciano, este es un dato esclarecedor”, ha señalado. En este punto, ha subrayado que el actual equipo de Gobierno, “entre las cuestiones que se planteó para superar esos 20 años de retraso en muchas cosas, estaba el hacer del valenciano una lengua útil, de comunicación, y además tratar de garantizar los derechos lingüísticos de valenciano y castellano parlantes, y en estos momentos ni de lejos estamos garantizando los derechos lingüísticos de los valencianoparlantes ni estamos cumpliendo la ley en estel respecto”. Esta encuesta, que ha sido elaborada y dirigida por los profesores Brauli Montoya y Antoni Mas de la Universitat d’Alacant, con la colaboración de la técnica de promoción lingüística municipal, ha sido realizada por dos estudiantes del grado de Filología Catalana y uno del Máster de Asesoramiento Lingüístico y Cultura Literaria durante el curso 2015-2016, y consta de 17 preguntas. Las entrevistas se llevaron a cabo de manera presencial en los puestos de trabajo, en valenciano y de forma oral, salvo en el caso de la Policía Local en que, por necesidades específicas del servicio, se hicieron de manera escrita sin la presencia del entrevistador. De un total de 2.176 trabajadoras y trabajadores del consistorio alicantino, fueron entrevistadas 653, una muestra que tuvo en cuenta todas las áreas municipal, y que supone un 30,01% del total. Con todos los resultados, los profesores Brauli Montoya y Antoni Mas han realizado un informe para el Ayuntamiento de Alicante, que revela los siguientes datos sociolingüísticos: Un 92% dicen que entienden el valenciano perfectamente o bastante bien. Ellos declaran que saben hablarlo un 38,7%, (aunque los datos observados por los entrevistadores son de un 24,1%). Un 77,4% declara que lo lee y un 28,7% que lo escribe. Estos porcentajes siempre superan los que obtenemos de la encuesta del SIES de 2008 y del último censo de 2011 a la ciudad de Alicante. El 58,3% del personal posee algún título oficial de valenciano. De estos, un 21,25% tienen el nivel Medio (C1) y un 2,62%, el de Superior (C2). En el supuesto sobre la lengua de respuesta oral a los ciudadanos y ciudadanas que se dirigen en valenciano al personal del Ayuntamiento, el porcentaje es del 27,6% entre el personal general y del 31,7% en la policía. No obstante, quienes lo harían en castellano, pero con interacción positiva con el interlocutor es de un 68,5% en todo el personal y de un 60,35% en la Policía Local. En cuanto a la respuesta escrita, el porcentaje baja a un 18,3% que contestan directamente en valenciano y un 33,3% redacta la respuesta en castellano y pide la traducción al valenciano al servicio lingüístico municipal. En la interacción escrita, la actitud es positiva en un 77,5% de los encuestados. En cuanto a la formación, un 74% estaría de acuerdo en hacer cursos relacionados con su puesto de trabajo con el valenciano como lengua vehicular. Y el 70,9 % le gustaría hacer cursos para mejorar su nivel de valenciano. En cuanto a la actitud, el 36% del personal está a favor de incrementar el uso del valenciano en nuestro Ayuntamiento. Según el entrevistador, el 31,7% muestra una actitud positiva hacia la lengua propia, un 56,6% mantiene una actitud normal o neutra y sólo 11,6% demuestran una actitud negativa. A partir de este análisis, el Informe hace en el Ayuntamiento de Alicante las siguientes propuestas de planificación lingüística: Aprobación de un Reglamento de Uso del Valenciano que reúna las actuaciones internas y externas, tanto en el ámbito oral como en el escrito, dirigidas a aumentar el uso del valenciano entre el personal municipal y en las relaciones con los ciudadanos y ciudadanas. Dotación de la Agencia de Promoción del Valenciano de más personal. El mínimo serían dos personas más, una para especializarse en formación (cursos y aulas de conversación) y la otra para dinamización y campañas de promoción. Diseño de un plan de formación continua que, por un lado, facilite la obtención de la titulación de la Junta Calificadora de Conocimientos de Valenciano al personal municipal; y de la otra, que les proporcione la formación administrativa, legislativa, de recursos informáticos y TIC que necesitan para el uso del valenciano en sus tareas diarias. Planificación de cursos de valenciano con el objetivo que el mayor número posible de trabajadoras y trabajadores municipales logren como mínimo el nivel Medio (C1) de valenciano en el menor tiempo posible. Aumento del presupuesto de la Agencia de Promoción del Valenciano con el objeto de diseñar campañas internas de promoción del valenciano. Post Views: 211 Relacionado

El área de Presidencia, que dirige Natxo Bellido, y la Universidad de Alicante han elaborado una encuesta sobre usos, formación y actitud ante la lengua propia

- Escrito el 15 marzo, 2017, 7:19 pm
8 mins
El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Presidencia, ha elaborado en colaboración con la Universidad de Alicante una encuesta sobre los usos lingüísticos del personal municipal que revela que más del 90% entiende el valenciano, cerca del 40% sabe hablarlo, y alrededor de una tercera parte lo utiliza cuando son requeridos por una persona valencianoparlante

Además, 3 de cada 4 empleados públicos manifiesta su deseo de mejorar su nivel de valenciano y su disposición de recibir formación para emplearlo en el día a día de su trabajo.

El concejal de Presidencia, Natxo Bellidoy el profesor Antoni Mas de la Universitat d’Alacant, han presentado hoy en rueda de prensa los resultados de la encuesta sobre usos lingüísticos realizada el año pasado para conocer la situación sociolingüística del valenciano al Ayuntamiento de Alicante.

Este informe ofrece una visión del grado de conocimiento, uso y actitud ante el valenciano de las trabajadoras y trabajadores del Ayuntamiento de alicante, así como de su formación, con el objetivo de plantear propuestas de planificación lingüística para mejorar la situación.

Bellido ha explicado que este estudio ofrece una visión sobre las consecuencias del retraso que arrastra el Consistorio como administración municipal, por la falta de voluntad política durante los 20 años de gobierno del PP “para que el valenciano fuera una cosa visible, pública y tuviera una política interna detrás”.

“No hay más que ver el hecho de que un Ayuntamiento como el de Valencia tenga 8 personas dedicadas a la Oficina de Promoción del Valenciano y que el Ayuntamiento de Alicante tenga solo una persona dedicada a la Oficina de Promoción del Valenciano, este es un dato esclarecedor”, ha señalado.

En este punto, ha subrayado que el actual equipo de Gobierno, “entre las cuestiones que se planteó para superar esos 20 años de retraso en muchas cosas, estaba el hacer del valenciano una lengua útil, de comunicación, y además tratar de garantizar los derechos lingüísticos de valenciano y castellano parlantes, y en estos momentos ni de lejos estamos garantizando los derechos lingüísticos de los valencianoparlantes ni estamos cumpliendo la ley en estel respecto”.

Esta encuesta, que ha sido elaborada y dirigida por los profesores Brauli Montoya y Antoni Mas de la Universitat d’Alacant, con la colaboración de la técnica de promoción lingüística municipal, ha sido realizada por dos estudiantes del grado de Filología Catalana y uno del Máster de Asesoramiento Lingüístico y Cultura Literaria durante el curso 2015-2016, y consta de 17 preguntas.

Las entrevistas se llevaron a cabo de manera presencial en los puestos de trabajo, en valenciano y de forma oral, salvo en el caso de la Policía Local en que, por necesidades específicas del servicio, se hicieron de manera escrita sin la presencia del entrevistador.

De un total de 2.176 trabajadoras y trabajadores del consistorio alicantino, fueron entrevistadas 653, una muestra que tuvo en cuenta todas las áreas municipal, y que supone un 30,01% del total.
Con todos los resultados, los profesores Brauli Montoya y Antoni Mas han realizado un informe para el Ayuntamiento de Alicante, que revela los siguientes datos sociolingüísticos:

  • Un 92% dicen que entienden el valenciano perfectamente o bastante bien. Ellos declaran que saben hablarlo un 38,7%, (aunque los datos observados por los entrevistadores son de un 24,1%). Un 77,4% declara que lo lee y un 28,7% que lo escribe. Estos porcentajes siempre superan los que obtenemos de la encuesta del SIES de 2008 y del último censo de 2011 a la ciudad de Alicante. El 58,3% del personal posee algún título oficial de valenciano. De estos, un 21,25% tienen el nivel Medio (C1) y un 2,62%, el de Superior (C2).
  • En el supuesto sobre la lengua de respuesta oral a los ciudadanos y ciudadanas que se dirigen en valenciano al personal del Ayuntamiento, el porcentaje es del 27,6% entre el personal general y del 31,7% en la policía. No obstante, quienes lo harían en castellano, pero con interacción positiva con el interlocutor es de un 68,5% en todo el personal y de un 60,35% en la Policía Local.
  • En cuanto a la respuesta escrita, el porcentaje baja a un 18,3% que contestan directamente en valenciano y un 33,3% redacta la respuesta en castellano y pide la traducción al valenciano al servicio lingüístico municipal. En la interacción escrita, la actitud es positiva en un 77,5% de los encuestados.
  • En cuanto a la formación, un 74% estaría de acuerdo en hacer cursos relacionados con su puesto de trabajo con el valenciano como lengua vehicular. Y el 70,9 % le gustaría hacer cursos para mejorar su nivel de valenciano.
  • En cuanto a la actitud, el 36% del personal está a favor de incrementar el uso del valenciano en nuestro Ayuntamiento. Según el entrevistador, el 31,7% muestra una actitud positiva hacia la lengua propia, un 56,6% mantiene una actitud normal o neutra y sólo 11,6% demuestran una actitud negativa.

A partir de este análisis, el Informe hace en el Ayuntamiento de Alicante las siguientes propuestas de planificación lingüística:

  • Aprobación de un Reglamento de Uso del Valenciano que reúna las actuaciones internas y externas, tanto en el ámbito oral como en el escrito, dirigidas a aumentar el uso del valenciano entre el personal municipal y en las relaciones con los ciudadanos y ciudadanas.
  • Dotación de la Agencia de Promoción del Valenciano de más personal. El mínimo serían dos personas más, una para especializarse en formación (cursos y aulas de conversación) y la otra para dinamización y campañas de promoción.
  • Diseño de un plan de formación continua que, por un lado, facilite la obtención de la titulación de la Junta Calificadora de Conocimientos de Valenciano al personal municipal; y de la otra, que les proporcione la formación administrativa, legislativa, de recursos informáticos y TIC que necesitan para el uso del valenciano en sus tareas diarias.
  • Planificación de cursos de valenciano con el objetivo que el mayor número posible de trabajadoras y trabajadores municipales logren como mínimo el nivel Medio (C1) de valenciano en el menor tiempo posible.
  • Aumento del presupuesto de la Agencia de Promoción del Valenciano con el objeto de diseñar campañas internas de promoción del valenciano.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com