La UA completa sus instalaciones con laboratorios docentes al nivel de las mejores universidades españolas y europeas

Desde esta mañana, la Universidad de Alicante cuenta con siete nuevos laboratorios para fortalecer la calidad docente y la parte práctica de las materias impartidas en los distintos grados de su extensa oferta académica Con una superficie de más de 800 m², situados en las tres plantas del Centro de Tecnología Química (CTQ) de la de la Facultad de Ciencias, “los nuevos laboratorios de la UA completan sus instalaciones al nivel de las mejores universidades españolas e incluso europeas, aspecto estratégico para abordar en condiciones óptimas la docencia práctica para los títulos ya existentes en la Universidad de Alicante, y los que puedan implantarse en un futuro próximo”, ha insistido el decano de la Facultad, Luis Gras, durante el acto inaugural. “Con la inauguración de estos nuevos espacios con una infraestructura científica de vanguardia, avanzamos en nuestra política de seguir respondiendo a las demandas docentes e investigadoras de todos los centros de la UA, como ya hemos hecho en el edificio de los Institutos Universitarios y las facultades de Derecho y Ciencias de la Salud”, ha señalado el rector Manuel Palomar. “La Universidad de Alicante es un activo vivo que debe adaptarse a las nuevas formas de consumo educativo”, ha añadido. En total, la Facultad de Ciencias dispone de un parque de laboratorios de alta calidad con trece estancias con diferentes tipologías y equipamiento. En concreto, dos de los nuevos laboratorios situados en el sótano del CTQ, permiten trabajar con disoluciones y todo tipo de reactivos y montajes, por lo que presentan un mayor nivel de exigencia en lo que se refiere a mobiliario y seguridad. Por otro lado, los tres laboratorios de la planta baja y otro en la primera, son aptos para trabajar con material vegetal, hongos, animales, suelos o rocas. Finalmente, las instalaciones se completan con un laboratorio para trabajar con instrumentación especializada, como equipos ópticos (microscopios y lupas) situado en la primera planta, así como una sala para instrumentación y un despacho para el personal de la unidad de laboratorios. “Este modelo centralizado desde la Facultad de Ciencias para la gestión de laboratorios docentes resulta muy adecuado en términos de optimización de recursos, tanto económicos como humanos, así como para la implantación de hábitos de trabajo adecuados entre el alumnado simulando un entorno de buenas prácticas que proporcione a los estudiantes conocimientos transversales. Además, a diferencia de lo que ocurre con otras infraestructuras docentes, como aulas o salas de ordenadores, los laboratorios docentes repercuten forzosamente en la calidad de la docencia”, ha explicado Gras. Post Views: 191 Relacionado

Situados en el Centro de Tecnología Química (CTQ) de la Facultad de Ciencias, permitirán al alumnado trabajar con disoluciones de todo tipo, con material vegetal, hongos, animales, suelos o rocas, y con instrumentación especializada

- Escrito el 23 marzo, 2017, 4:20 pm
3 mins
Desde esta mañana, la Universidad de Alicante cuenta con siete nuevos laboratorios para fortalecer la calidad docente y la parte práctica de las materias impartidas en los distintos grados de su extensa oferta académica

Con una superficie de más de 800 m², situados en las tres plantas del Centro de Tecnología Química (CTQ) de la de la Facultad de Ciencias, “los nuevos laboratorios de la UA completan sus instalaciones al nivel de las mejores universidades españolas e incluso europeas, aspecto estratégico para abordar en condiciones óptimas la docencia práctica para los títulos ya existentes en la Universidad de Alicante, y los que puedan implantarse en un futuro próximo”, ha insistido el decano de la Facultad, Luis Gras, durante el acto inaugural.

“Con la inauguración de estos nuevos espacios con una infraestructura científica de vanguardia, avanzamos en nuestra política de seguir respondiendo a las demandas docentes e investigadoras de todos los centros de la UA, como ya hemos hecho en el edificio de los Institutos Universitarios y las facultades de Derecho y Ciencias de la Salud”, ha señalado el rector Manuel Palomar. “La Universidad de Alicante es un activo vivo que debe adaptarse a las nuevas formas de consumo educativo”, ha añadido.

En total, la Facultad de Ciencias dispone de un parque de laboratorios de alta calidad con trece estancias con diferentes tipologías y equipamiento. En concreto, dos de los nuevos laboratorios situados en el sótano del CTQ, permiten trabajar con disoluciones y todo tipo de reactivos y montajes, por lo que presentan un mayor nivel de exigencia en lo que se refiere a mobiliario y seguridad.

Por otro lado, los tres laboratorios de la planta baja y otro en la primera, son aptos para trabajar con material vegetal, hongos, animales, suelos o rocas. Finalmente, las instalaciones se completan con un laboratorio para trabajar con instrumentación especializada, como equipos ópticos (microscopios y lupas) situado en la primera planta, así como una sala para instrumentación y un despacho para el personal de la unidad de laboratorios.

“Este modelo centralizado desde la Facultad de Ciencias para la gestión de laboratorios docentes resulta muy adecuado en términos de optimización de recursos, tanto económicos como humanos, así como para la implantación de hábitos de trabajo adecuados entre el alumnado simulando un entorno de buenas prácticas que proporcione a los estudiantes conocimientos transversales. Además, a diferencia de lo que ocurre con otras infraestructuras docentes, como aulas o salas de ordenadores, los laboratorios docentes repercuten forzosamente en la calidad de la docencia”, ha explicado Gras.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com