«La Semana Santa alicantina ha evolucionado muchísimo en los últimos años»

- Escrito el 01 marzo, 2018, 2:00 pm
7 mins
Entrevista > Alberto Payá / Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa de Alicante (Alicante, 2-julio-1970)

Siendo cofrade y costalero de la Hermandad Stabat Marter de los Maristas, en 2014 ganó las elecciones celebradas para presidir la Junta Mayor de la Semana Santa alicantina.

Alberto Payá Sánchez trabaja de graduado social en el sector privado y este año vivirá las cuartas y últimas fiestas de su actual legislatura como presidente.

¿Qué hace especial a la Semana Santa Alicantina?

Sin duda, su sabor mediterráneo, la luz que la ilumina. Nuestras hermandades tienen muchos rasgos marineros y muy alicantinos. Pero al mismo tiempo, también agrupa matices de otras Semanas Santas cercanas.

Vemos procesiones con estilos más castellanos, u otras más andaluces, por ejemplo. Aún así, todas consiguen mantener siempre la esencia alicantina, por lo que no llegan a ser copias.

Diría que aquel que venga a ver la Semana Santa alicantina puede apreciar prácticamente todos los estilos y expresiones que hay en España.

¿Qué novedades veremos este año?
«Este año se ha aumentado la inversión en bandas de música, así que las procesiones sonarán más que nunca»

Hemos aumentado considerablemente la inversión en bandas de músicas. Esto es muy importante porque, aunque a la vista no cambie, las procesiones se oirán más que nunca.

En principio no hay grandes novedades en cuanto a imágenes o tallas. La tradición es la misma, así que es complicado que haya muchos cambios importantes de un año para otro.

Quizás veamos algunos nuevos detalles, como que alguna agrupación saque más niños porque quiera meter más tambores o aspectos de esta índole.

En número, ¿cuántas personas conforman la Semana Santa alicantina?

Censados somos 8.600 los que pagamos cuota. Es un número muy importante en comparación con otras ciudades.  Además, tienes que sumar a los músicos y resto de personal. Ahora mismo, somos el colectivo más grande de Alicante, incluso superando al de foguerers.

A pesar de esto, a veces muchos tienen la sensación que la Semana Santa alicantina está algo infravalorada en el resto de España. ¿Piensas que esto es así?
«No creo que la Semana Santa alicantina esté infravalorada en el resto de España»

No creo que sea así. Hay que tener en cuenta que España tiene unos referentes como Sevilla, Málaga o Zamora que son muy difíciles de igualar. Pero desde Alicante hacia la costa norte del Mediterráneo no hay ninguna Semana Santa tan referencial como la nuestra.

De hecho, cada año viene más gente del interior, del norte y del extranjero. A mí me felicitan muchos madrileños o castellanos por nuestra Semana Santa.  Pensamos que vienen aquí esos días solo por la playa, pero sitios con costa hay muchos, y sin embargo viajan a Alicante.

Supongo que te meto en un compromiso si te pregunto cuáles son tus procesiones, imágenes o momentos favoritos de las fiestas.

Realmente en estos cuatro años que llevo de presidente he descubierto que cada procesión tiene su gran momento. Puede que sea la salida, el regreso, un giro en una calle, un momento concreto, los capuchinos… Cada una tiene su parte única y especial.

¿Ha evolucionado mucho la Semana Santa alicantina?

Si. En los últimos años ha subido un escalón importante y evidente. Las hermandades y cofradías se están esforzando mucho e invierten cada vez más en mejorar su patrimonio, música, etc.

Hemos conseguido grandes logros recientes, como la nueva imagen de la Virgen de la Alegría o la coronación de la Virgen de los Dolores. Para el año que viene también habrá un nuevo Cristo muy significativo.

Después de Sevilla, somos la segunda ciudad en España con mayor número de obras del célebre escultor Castillo Lastrucci. Esto es algo muy importante que no mucha gente sabe.

Con tanto patrimonio, ¿no extraña que no haya un museo de la Semana Santa en la ciudad?
«Queremos que se abra un Museo de la Semana Santa. Es parte fundamental de la historia de esta ciudad»

Esto es una reivindicación que llevo reclamando desde hace cuatro años. Yo creo que los políticos no ven la necesidad porque piensan que las Hogueras eclipsan todas las fiestas de la ciudad. No se dan cuenta que son nueve días donde la ocupación hotelera en Alicante también es muy alta.

La Semana Santa en Alicante tiene cuatro siglos y es parte de la historia de la ciudad. Un museo es la mejor forma de recopilar y enseñar todo este patrimonio histórico.

También habéis solicitado al Consell que se la reconozca como Bien de Interés Cultural (BIC).

Resulta que desde que el gobierno nacional ya declaró BIC a todas las Semanas Santas de España, ya no lo ven tan necesario.

Es verdad que no tendría demasiados efectos prácticos, pero sería un gesto bonito por su parte que no les costaría nada. Seguiremos reivindicándolo.