La sanidad universal a debate en la Comunidad Valenciana

El Consell asegura estar «rescatando» a personas sin cobertura, mientras que el PP acusa al Govern de inventarse el problema

- Escrito el 01 febrero, 2018, 10:30 am
15 mins

A principios del año 2012 el gobierno de Mariano Rajoy, entonces recién instaurado en España, aprobó un nuevo decreto ley sanitario aprovechando la mayoría absoluta de la que gozaba entonces en el Congreso.

Esto suponía la reforma más importante de la Sanidad española desde el año 2000, cuando el gobierno de José María Aznar aprobó que los inmigrantes empadronados podían acceder de manera gratuita a la totalidad de los servicios sanitarios.

En 2012 el gobierno español reformó el sistema sanitario excluyendo a los ‘sin papeles’, salvo en casos de menores, embarazadas o urgencias

Con este nuevo decreto, en 2012 el acceso gratuito se restringía a aquellos extranjeros que fueran menores de edad, mujeres embarazadas o que precisaran de atención urgente. Una situación similar a la existente en los gobiernos de Felipe González.

Turismo sanitario

La entonces ministra Ana Mato justificó este cambio aduciendo que muchos foráneos estaban aprovechándose para conseguir tratamiento gratuito en España, el famoso ‘turismo sanitario’. Además, adujo que la Seguridad Social ahorraría una cantidad aproximada de 500 millones de euros anuales.

En principio, el decreto de 2012 suponía dejar a unas 870.000 personas fuera del Sistema Nacional de Salud. Para el médico y diputado autonómico socialista Ignacio Subías, esto significó un enorme retroceso para España.

“Bajo la excusa de la sostenibilidad, eliminaron derechos. Se cargaron la universalidad, implantaron el copago y acometieron recortes”, afirma en declaraciones exclusivas a este medio.

Sin embargo la enfermera y diputada autonómica por el PP, María Remedios Yáñez, tiene una visión radicalmente distinta. “En la práctica, desde 2012 hemos seguido atendiendo a los inmigrantes que lo necesitaban, especialmente a los que tienen menos recursos” asegura a este periódico.

Las autonomías actúan
El Govern aprobó un decreto en 2015 con el que garantizaba la cobertura sanitaria y gratuita para todos los extranjeros

Lo cierto es que desde 2012 muchas comunidades autonómicas han desarrollado sus propias legislaciones para garantizar la cobertura sanitaria a aquellos sin todos los papeles en regla. Primero fueron Andalucía y Asturias (gobernadas por el PSOE). Luego también algunas con gobiernos del PP, como Madrid, Murcia o La Rioja.

«A pesar de la sentencia del TC, en la Comunidad Valencia seguimos proporcionando asistencia a todas las personas» I. Subías (PSOE)

En Valencia el Govern de Ximo Puig y Mónica Oltra mostró desde el principio una firme voluntad por garantizar la atención sanitaria a todas las personas. “Para nosotros esto es una obligación, por una cuestión de derechos humanos y dignidad” nos explica Subías.

Tras las elecciones de 2015, la Conselleria de Sanidad quedó en manos de la socialista Carmen Montón. En una clara declaración de intenciones, el nuevo Consell renombró el departamento como ‘Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública’.

El gobierno recurre

Desde el PP rechazan este argumentario de pleno. “Yo soy enfermera en un hospital y a mí nunca me han transmitido que dejara de atender a nadie. El anterior gobierno de Fabra siempre garantizó la atención sanitaria” asegura Yáñez.

Según la portavoz sanitaria del grupo popular en Les Corts “este Consell dice estar ‘rescatando a las personas’, pero todo es una búsqueda descarada de protagonismo barato”.

“En su afán de aparentar que están solucionando un problema que no existe, aprobaron un decreto en 2015 que contradecía claramente la normativa estatal. Por esto el gobierno español tuvo que recurrirlo al Tribunal Constitucional (TC)” añade.

Decreto anulado

Dicho recurso fue muy criticado por el actual Govern. El president Puig acusó al gobierno español de usar la vía judicial para “defender posicionamientos políticos injustificables”.  Para Subías, “el PP actúa sin mirar a la cara de la gente a quien intenta dejar sin cobertura sanitaria”.

El Tribunal Constitucional (TC) anuló el decreto valenciano en una decisión no unánime, por violar competencias del Estado

No obstante, el Constitucional acabó dando la razón al gobierno de Rajoy y el pasado mes de diciembre anuló el decreto valenciano. Según la sentencia, con esta norma el Consell estaba invadiendo competencias que pertenecen al Estado.

Cabe decir que esta decisión no fue unánime y contó con el voto contrario de cinco de los doce miembros del alto tribunal. Un número inusualmente alto de voces opuestas en la jurisprudencia del TC.

30.000 personas

“Nosotros respetamos la sentencia, independientemente de que no estemos de acuerdo” comenta Ignacio Subías. Para el socialista, el decreto no incumple la Constitución y es indispensable para asegurar la universalidad sanitaria.

Según el ejecutivo valenciano, el número de beneficiarios del decreto autonómico ascendía a 30.000 personas en la Comunidad. “No podemos conformarnos con prestarles únicamente atención de urgencia, como quiere el PP. Estos extranjeros también tienen derecho a ser atendidos en condiciones normales” argumenta Subías.

El diputado autonómico del PSPV pone de ejemplo los controles médicos preventivos. “Si una mujer inmigrante no detecta a tiempo que tiene cáncer de mama, las consecuencias pueden ser terribles. Quizás cuando ya sea un caso de ‘urgencia’ sea demasiado tarde”.

´Sortear` la sentencia

Por esto, el president Ximo Puig declaró que buscaría la manera de ´sortear` este fallo del Tribunal Constitucional. De hecho, Subías nos confirma que actualmente se están atendiendo a todas las personas extranjeras aún a pesar de la sentencia del TC publicada en diciembre.

Resulta que tres días antes de aprobar el decreto, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública lanzó una serie de órdenes internas enfocadas hacia la universalización. El Consell se ampara en que dichas órdenes no fueron anuladas por el Constitucional.

No obstante, Subías admite que éste no es el desenlace definitivo, pues el decreto daba un rango superior a estas instrucciones. “Realmente, la mejor solución sería que el gobierno español anulara el injusto Real Decreto que aprobaron en 2012 suprimiendo derechos a multitud de personas” sentencia.

Desviar la atención

Para el PP, todo esto es pura palabrería. “El decreto autonómico que han intentado aprobar estaba vacío de contenido. Solo servía para diferenciar a los valencianos del resto de españoles, de ahí su inconstitucionalidad”.

«Es falso que no se atendiera gratuitamente a los inmigrantes. El Govern se está inventando un problema que no existe» M. R. Yáñez (PP)

Reme Yáñez señala el hecho de que la consellera Carmen Montón no se haya reunido nunca con el Gobierno español para tratar el tema. “Desde el Ministerio de Sanidad se la ha invitado para dialogar y llegar a acuerdos. Siempre ha reusado ir. ¿Por qué? Es evidente, no tiene nada que hablar. El problema que plantea no existe”.

La diputada del Partido Popular valenciano tiene claro dónde está la auténtica raíz de este tema. “Todo esto es una estrategia para desviar la atención de la caótica situación en la que están sometiendo a la Sanidad de la Comunidad Valenciana”.

Gripe invernal

Desde mediados de enero estamos inmersos en plena epidemia de gripe. La tasa de casos registrados por cada 100.000 habitantes ha llegado a ser de casi 228. Muy superior a la temporada pasada, en la que el pico máximo apenas superó los 165 casos por 100.000.

Yáñez denuncia que la situación ha superado con creces a la consellera Montón. “Se han colapsado hospitales y urgencias. Habitaciones individuales se han convertido en dobles y triples. Algunos pacientes han acabado en los pasillos. Nos vendieron que iban a reforzar, pero no está pasando”.

El sindicato Comisiones Obreras también ha sido muy crítico con la gestión de esta epidemia.  Según CC.OO. “el personal sanitario está siendo expuesto a una situación de estrés permanente por las condiciones extremas en las que se ven obligados a trabajar”.

Ignacio Subías niega el problema y afirma que la situación está totalmente controlada desde la Conselleria. “Es evidente que con la gripe se ha incrementado el número de pacientes, así que hemos decidido aumentar el personal sanitario en 120 personas”.

Estado de la Sanidad
El número de casos de gripe en la Comunidad Valenciana ha aumentado este invierno respecto al anterior.

Como cada invierno, la gripe es una cuestión meramente pasajera e irá disminuyendo hacia la primavera. Sin embargo, el debate sobre la gestión sanitaria valenciana probablemente seguirá bien candente.

El diputado socialista Subías presume de los logros del actual Consell. “Hemos conseguido tanto aumentar el personal como las camas. Ahora el número de sustituciones en los periodos de vacaciones es mucho mayor que en la época del PP”.

Respecto a la estabilidad laboral del personal sanitario, Ignacio Subías también saca pecho de las cifras. “Cuando llegamos había un 37% de temporalidad en el sector. Hemos ido reduciéndola y estamos en disposición de terminar la legislatura con apenas un 10%”.

Críticas

En el Partido Popular discrepan profundamente con este análisis. “Este gobierno nos dijo que iba a acabar con las listas de espera. Pues resulta que ahora tenemos a unas 63.000, un 35% más. Ésta es la auténtica ‘universalización’ de la Sanidad valenciana que están logrando” afirma Yáñez.

Además, la diputada popular también asegura que las supuestas sustituciones de personal y camas no se están produciendo. “Nos dicen que están aumentado el presupuesto en Sanidad, pero a la hora de la verdad no lo gastan. Luego dirán que somos nosotros los de los recortes”.

Desde CC.OO. también han evaluado negativamente la gestión de la consellera Montón, asegurando que la Sanidad valenciana peca de “evidente falta de previsión y recursos”.

Debate nacional

Más allá de la Comunidad Valenciana, el debate por la universalidad parece que seguirá bien presente en España. El Gobierno central también mantiene diversos recursos judiciales por temas similares contra otras autonomías como el País Vasco, Cataluña, Baleares, Aragón o Cantabria.

En la nuestra, el Govern garantiza que la atención para todos los inmigrantes está asegurada porque “es una cuestión de dignidad personal y colectiva. Todas las personas merecen ser atendidas, y no hacerlo supondría un riesgo para la salud de todos”, en palabras de Ignacio Subías.

«No atender a los ‘sin papeles’ supondría un riesgo colectivo para la salud de todos los ciudadanos» I. Subías (PSOE)

Por otra parte, Maria Remedios Yáñez opina que el actual Consell “está más preocupado de vender humo que por la salud de la gente. La consellera Montón solo quiere salir en la foto de las oposiciones y ni se molesta en visitar los hospitales colapsados”.

Debate europeo

La universalización gratuita de la Sanidad también es motivo de controversia en otros países. En la mayor parte de la UE se factura la atención sanitaria a los extranjeros.

Aún así, en muchas ocasiones es difícil o incluso imposible cobrar las facturas a los extracomunitarios no residentes. Esto ocurre, sobre todo, cuando no existe un acuerdo previo internacional entre el país del hospital y el del paciente.