La Generalitat activa la licitación de las obras para la nueva Ciudad de Justicia

El proyecto incluye tres edificios de juzgados y administraciones para la creación de un ‘barrio de la Justicia’ en Benalúa

- Escrito el 07 junio, 2018, 12:00 pm
7 mins

Aunque la Conselleria de Justicia aún no lo ha hecho oficial al cierre de este ejemplar, fuentes internas nos confirman que se ha recibido una oferta procedente de una empresa andaluza en la subasta pública para las obras de la nueva Ciudad de la Justicia.

Tras las quejas de los arquitectos alicantinos, una empresa andaluza ha sido la única en pujar en la subasta

El plazo de licitación concluyó el pasado 14 de mayo, por lo que si dicha empresa cumple todas las condiciones se da por hecho que será la adjudicataria de este proyecto. El coste total ascenderá a unos 52 millones de euros (36 millones más el IVA y otras tasas), mientras que el importe máximo de las ofertas en el concurso se fijó en 1.120.000 euros.

Polémica en la subasta

Todo ello después de pasar por una agria polémica, ya que el Colegio de Arquitectos de Alicante acusó a la Generalitat de “rozar los límites de lo legalmente admisible” con este concurso público.

Tal y como denunciaron los arquitectos alicantinos en su recurso, las condiciones exigidas eran “imposibles de asumir para cualquiera de los 1.300 profesionales colegiados en la provincia”. Además, también señalaron que este pliego sería ilegal con la nueva Ley de Contratos Públicos, que entró en vigor tan solo unos días más tarde de su publicación.

Desde la Conselleria nos indican que lo único que han hecho es “cumplir la ley” con este pliego, que exige a las empresas o arquitectos que acrediten experiencia en proyectos parecidos valorados en al menos la mitad del presupuesto (26 millones) durante los últimos cinco años. Según nos señalan desde Justicia, “con la legislación actual habríamos tenido incluso que acortar el plazo a tan solo tres años”.

Sin embargo el presidente del Colegio de Arquitectos, Juan María Boix, insistió en que estas condiciones son inasumibles, más aún teniendo en cuenta que se trata del mayor proyecto público planificado en la provincia en los últimos ocho años. “Pedimos un nuevo pliego más receptivo al interés general y no al de unos pocos” destacó.

Edificio principal

Más allá de esta polémica, ya se conocen algunas características de cómo será la nueva Ciudad de Justicia de Benalúa. Para empezar, se acometerá una profunda restauración sobre el actual edificio de los Juzgados.

“Se trata de un inmueble construido a principios del siglo XX como una prisión. Con el tiempo se ha quedado pequeño y muchos de sus servicios de aire acondicionado o cañerías están obsoletos. Desde hace años los trabajadores vienen reclamando una gran remodelación”, nos explican desde Conselleria.

Con esta gran reforma se espera que el Palacio de Justicia pueda acoger el juzgado de Guardia, los de Instrucción, de Violencia sobre la Mujer, de lo Penal y de Vigilancia Penitenciaria. Del mismo modo, será sede de la Sección Penal del Servicio Común de Ejecución, el Servicio Común Penitenciario, la Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal.

Dos edificios más

El histórico inmueble donde falleciera el poeta Miguel Hernández hace 76 años quedará en el centro de otros dos edificios con dependencias judiciales.

Al otro lado de la avenida Aguilera, en el solar de 5.000 m2 del desaparecido Cuartel de San Fernando, se levantará otra importante edificación. Aquí estarán los juzgados de lo civil, el Registro Civil, la Fiscalía de Menores, los laboratorios y salas de autopsias del Instituto de Medicina Legal, así como las sedes de los colegios profesionales y de las organizaciones sindicales.

Por otra parte, el actual edificio que flanquea los Juzgados de Benalúa por la calle Pardo Gimeno acogerá los juzgados de lo contencioso y lo social.

Barrio de la Justicia
El solar del antiguo cuartel de Benalúa albergará un nuevo edificio, y se modernizará el actual Palacio de Justicia

Desde la Conselleria que dirige la socialista Gabriela Bravo están convencidos que este proyecto será muy beneficioso para Alicante. “No solo aportará mucha más comodidad a los profesionales, sino que generará otras actividades económicas en Benalúa tales como restauración, compras, etc.” nos indican.

No obstante, algunos representantes vecinales se muestran un tanto escépticos con esta gran obra. Lisandro Gabarre, presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de José Antonio ‘Sol d’Alacant’ opina que “es bueno que los juzgados crezcan y vayan más rápido, pero aquí tenemos muchos problemas de aparcamiento. Espero que el arquitecto lo tenga en cuenta y aporte soluciones”.

Las asociaciones vecinales piden más zonas verdes y plazas de aparcamiento para el barrio

Por otra parte Carmen Navarro, secretaria de la Asociación del Templete de Benalúa, nos comenta que no están en contra de la construcción de la Ciudad de Justicia pero que “hubiéramos preferido otro uso para el solar del antiguo cuartel, como un parque ya que andamos faltos de zonas verdes”.

Debido al enorme coste de este proyecto y la existencia de numerosos trámites administrativos previos, no se espera que las obras de la nueva Ciudad de Justicia comiencen hasta el 2019.