El Hércules decepciona y jugará su quinta temporada consecutiva en Segunda B

El conjunto alicantino finiquita una temporada nefasta en la que no se ha conseguido ni siquiera la clasificación para la Copa del Rey

- Escrito el 04 junio, 2018, 7:00 pm
8 mins

La temporada 2017/2018 será recordada por los herculanos como una de las más negativas y desilusionantes de su historia. De hecho, de las quince campañas que ha militado este equipo en Segunda B, la actual ha sido la cuarta peor, habiendo obtenido un décimo puesto. En la 89-90, el Hércules fue decimotercero y en la 00-01 y 02-03 el conjunto alicantino fue undécimo.

La primera temporada de Javier Portillo como director deportivo del club se descolgó a las primeras de cambio de pelear por el primer puesto, tuvo múltiples oportunidades de meterse en la zona de playoff, pero no supo aprovecharlas y finalmente no alcanzó ni tan siquiera la clasificación para la próxima edición de la Copa del Rey.

Una campaña en la que pasaron hasta tres inquilinos por el banquillo blanquiazul, dato que refleja la irregularidad y la inestabilidad por la que ha pasado el proyecto. Comenzó el argentino Gustavo Siviero, quien tan solo duró nueve jornadas en el cargo; le sustituyó Claudio Barragán y finalizó la temporada el serbio Josip Visjnic. Ninguno de los tres consiguió sacar rendimiento a una plantilla que, a pesar de confeccionarse demasiado tarde, estaba considerada como una de las favoritas para pelear por el ascenso.

Abonados al empate
El Hércules no ha conseguido ganar en toda la temporada a ninguno de los ocho primeros clasificados del grupo

Una de las principales razones por las que el Hércules no ha conseguido lograr el objetivo del playoff ni la Copa del Rey ha sido la dificultad que ha tenido para sumar de tres en tres. Y es que la ´X` ha sido el resultado más repetido por el conjunto alicantino durante el curso, siendo el segundo equipo del grupo 3 de Segunda B que más veces ha empatado con un total de 18: 10 en el Rico Perez y 8 a domicilio. Tan solo ha sido superado en cuanto a empates por el Sabadell, que ha conseguido 22.

Con tan solo 11 victorias en su haber, 7 de ellas en el Rico Perez, el Hércules tan solo estuvo en puestos de promoción de ascenso durante dos jornadas, la 14 y la 15. Otro dato significativo, es que los alicantinos no han llegado a enlazar tres victorias en toda la temporada. Lo máximo, fueron dos que se consiguieron ante Atlético Baleares (2-1) y Valencia Mestalla (1-2) en la primera vuelta, y de nuevo ante el Mestalla (4-0) y frente al Saguntino (0-1) en la segunda.

También, un factor determinante a la hora de calibrar la poca fiabilidad que ha tenido este equipo ha sido la ausencia de victorias ante los rivales llamados a pelear por la clasificación para el playoff. Un dato alarmante y muy preocupante ha sido que el Hércules no ha sido capaz de ganar a ninguno de los primeros ocho clasificados al finalizar la liga regular, ni en la ida ni en la vuelta.

Suspenso generalizado
Los errores defensivos y la falta de gol han condenado al equipo a uno de sus peores temporadas en Segunda B

Entrenadores y directores deportivos aparte, el primer foco a señalar de la nefasta temporada del Hércules reside en el bajo rendimiento que ha ofrecido la plantilla durante todo el año. Los errores en ambas áreas han sido el principal mal de este equipo. Arriba, los delanteros del Hércules han concluido la temporada con el pobre bagaje de 10 goles, repartidos entre Óscar Díaz (5), Carlos Fernández (4) y David Torres (1).

Atrás, se han sucedido numerosos errores defensivos que le costaron puntos al equipo. Unos fallos impropios de la categoría de futbolistas que llegaban para marcar la diferencia, como el guardameta Ismael Falcón, o los centrales Samuel Llorca y Mikel Santamaría. En la medular, la irregularidad fue la nota dominante ya que ningún futbolista se erigió como líder para llevar la manija del equipo. Tanto José Luis Miñano como Juli mostraron su enorme talento en contadas ocasiones, situación que lastró al equipo en muchos encuentros.

Tan solo dos futbolistas han conseguido mantener un nivel óptimo y salvarse del suspenso generalizado. Se trata del lateral derecho Juanjo Nieto y del extremo Moha. Nieto fue una de las sensaciones de la primera vuelta, aportó carácter al equipo pese a su juventud y repartió numerosas asistencias de gol. Por su parte, Moha, que durante la primera parte de la temporada tuvo un contratiempo a modo de lesión, ha finalizado el curso como uno de los jugadores más desequilibrantes y con gol del equipo.

Futuro
Once futbolistas de la plantilla cuentan con contrato en vigor para la próxima temporada

Una vez consumada la enésima decepción en cuanto al proyecto deportivo, el Hércules se prepara para disputar su quinta temporada consecutiva en Segunda B, de nuevo, con el objetivo del ascenso. Javier Portillo no contará para la próxima temporada con Josip Visjnic y tendrá que reestructurar la plantilla para confeccionar un equipo que luche por regresar a Segunda División.

Eso sí, para ello deberá afrontar económicamente la salida de alguno de los futbolistas con contrato en vigor. En total once jugadores tienen vinculación con el Hércules para la próxima temporada. Es el caso de Falcón, Juanjo Nieto, Samuel, Santamaría, Paco Candela, José Fran, Juli, Chechu Flores, Óscar Díaz, Carlos Fernández y David Torres. Por otro lado, el capitán Paco Peña cuelga las botas.

Además de los movimientos en la parcela deportiva, la entidad tendrá que lidiar con los problemas institucionales que tiene pendientes. Llegar a un acuerdo con Hacienda, deuda que asciende a algo más de los cuatro millones de euros, y la multa de Europa de unos siete millones.