Fomento asumirá mañana la gestión de las autopistas de peaje AP-7 Cartagena-Vera y AP-7 Circunvalación de Alicante

- Escrito el 31 marzo, 2018, 3:03 pm
5 mins
Se suman a las tres autopistas (R-4, R-2 y AP-36) que ya han revertido al Estado
Esta medida garantiza la prestación del servicio y el mantenimiento de los actuales empleos asociados a estas carreteras
El Ministerio tiene previsto relicitar y adjudicar este año la explotación de las autopistas de peaje en quiebra

El Ministerio de Fomento, a través de la empresa pública SEITTSA, asumirá el 1 de abril la explotación y el mantenimiento de las autopistas de peaje AP-7 Cartagena-Vera y AP-7 Circunvalación de Alicante como consecuencia de la liquidación de ambas sociedades concesionarias, que se encontraban inmersas en un procedimiento concursal.

El pasado 24 de enero, el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid dictó sendos autos en los que aprobaba los planes de liquidación de Ciralsa y Aucosta, las dos sociedades concesionarias que explotaban estas autopistas.

Asimismo, el Juzgado estableció en dichos autos el 1 de abril como fecha de cese de actividad de las concursadas.

La reversión al Estado de la AP-7 en el tramo comprendido entre Cartagena (Murcia) y Vera (Almería) y de la Circunvalación de Alicante garantizará la continuidad en la prestación del servicio, así como la subrogación de todo el personal en las mismas condiciones que en la actualidad.

Además de estas dos autopistas, en lo que va de año han revertido a la empresa pública SEITTSA la R-4 entre Madrid y Ocaña (Toledo), la R-2 entre Madrid y Guadalajara, y la AP-36, que discurre entre Ocaña y La Roda.

La Ley de Contratos del Sector Público prevé que, en el caso de que una concesión de obra pública inicie la fase de liquidación en un concurso de acreedores, exista la obligación legal de resolver el contrato de concesión y que la infraestructura revierta a la administración concedente.

Para poder continuar con la prestación del servicio, el Consejo de Ministros aprobó un convenio de gestión directa entre el Ministerio de Fomento y SEITTSA para que ésta última se pudiera cargo de la gestión de estas autopistas.

En este caso, ha sido el juez que ha tramitado los procesos de liquidación de estas autopistas el que ha fijado la fecha del cese de actividad por parte de las dos sociedades concesionarias, lo que obliga a SEITTSA a iniciar la explotación de la mismas.

En otros casos, la fecha de cese de actividad de las sociedades concesionarias ha estado condicionada a la finalización de los procesos de transmisión de estas autopistas y ha sido el delegado del Gobierno en las Sociedades Concesionarias de Autopistas Nacionales de Peaje el que ha dictado medidas provisionales para fijar la fecha de inicio de explotación por parte de SEITTSA, en coordinación con las decisiones de los juzgados.

Relicitación de las autopistas de peaje en quiebra

El Ministerio de Fomento tiene previsto relicitar las ocho concesiones actuales en dos lotes. Uno de ellos abarcará, por un lado, las autopistas del entorno de Madrid en un contrato (R2, R3/R5, R4, Eje aeropuerto (M12), Madrid-Toledo (AP-41) y Ocaña-La Roda (AP-36), mientras que en otro se incluirán las dos de la AP-7 (Circunvalación de Alicante y Cartagena-Vera).

El objetivo del Ministerio de Fomento es licitar y adjudicar estas autopistas durante el ejercicio 2018.

Aumentos de tráfico

A cierre de 2017, todas estas autopistas presentaron incrementos de tráfico con respecto a 2016. En concreto, la Intensidad Media Diaria (IMD) total de estas carreteras registró un aumento del 8,6%.

En el caso de la autopista entre Cartagena y Vera, la IMD en 2017 fue de 2.153 vehículos diarios, lo que representó un aumento del 8,4% con respecto a 2016.

Por lo que respecta a la Circunvalación de Alicante, a cierre del pasado año la IMD se situó en 5.645 vehículos diarios, el 6% más que un año antes.

Según los últimos datos disponibles, en lo que va de año el tráfico en estas autopistas acumula una subida del 10,2% y del 1,4%, respectivamente.