Esquerra Unida Alacant exige trasladar varios monumentos franquistas

- Escrito el 23 julio, 2017, 5:43 pm
5 mins

El Consejo Político de Esquerra Unida exige desvalorizar y trasladar a otro emplazamiento la Cruz de los Caídos por España y por la Patria (1939-40) y el Monumento a los Caídos de la Vega Baja(1941),  y que se inicien los trámites para la retirada del Catálogo de Protecciones de Alicante enaplicación de la Ley de Memoria Histórica,  que en su artículo 15, obliga a las Administraciones públicas a tomar las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.

Así, el Ayuntamiento de Alicante está obligado a iniciar las medidas correspondientes sobre los monumentos ubicados en la Plaza Calvo Sotelo y en Aguamarga, ya que en sí mismos son objetos de exaltación de la sublevación militar, de la guerra civil y de la represión de la dictadura.  Además, el Proyecto de Ley de la Generalitat de Memoria Democrática y por la convivencia de la Comunidad Valenciana, aprobado el 24 de febrero de 2017, establece un año de plazo para que se retiren los elementos franquistas todavía vigentes en las vías públicas o edificios oficiales.

Desde Esquerra Unida entendemos que los nombres de las calles, monumentos e hitos que conforman el paisaje público de nuestros municipios han de fundamentarse en valores democráticos, ya que son elementos de potente fuerza simbólica en la construcción de nuestra identidad como pueblo. El coordinador local de la formación, José Luis Romero asegura que “la pervivencia del franquismo en los espacios públicos muestra una anomalía democrática al permitir la exaltación del acto ilegal del golpe de estado del 18 de julio de 1936, especialmente en nuestra ciudad, teniendo en cuenta el bombardeo franquista sobre el Mercado Centralque causó la muerte de más de 300 víctimas civiles y que en la cárcel de Benalúa de Alicante, se consumó la muerte del poeta, Miguel Hernández”. “El Ayuntamiento de Alicante – continúa Romero –, un Ayuntamiento democrático y de izquierdas, no puede permitir que se siga vulnerando la Ley y permitiendo, año tras año, la utilización de estos monumentos para exaltar la época más negra y terrible de la historia de España”.

Esquerra Unida asume y avala la opinión discrepante del vicealcalde y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón (Guanyar Alacant), con el criterio de los técnicos municipales de incluir en el catálogo los dos elementos aludiendo a argumentos como “los valores plásticos, espaciales y arquitectónicos de los monumentos ambos del arquitecto, Miguel López González, y que contó con la colaboración de Daniel Bañuls, en el caso de la escultura central del monumento de Aguamarga”.

De la misma manera, queremos señalar que “un acto de buena voluntad”, como el realizado por el exalcalde, José Luis Lasaletta, que modificó la inscripción original de la Cruz de los Caídos por “1936-1940, A todos los hombres y mujeres que murieron en defensa de sus ideales”, no tiene rango de acto jurídico y, por tanto, en ningún momento puede suplir la propia Ley de Memoria. Histórica y Democrática. En este punto insiste, Esther L. Barceló, responsable de Memoria Democrática en IU: “es falso que con la inscripción se consiga la desideologización de la Cruz de los Caídos, Lassaleta lo que hace es equiparar ambos bandos (fascistas y demócratas) algo que no sucede en ningún memorial de Alemania, Italia, Fracia, etc. Por todo ello, denunciamos la tibieza de los grupos municipales, PSOE y Compromís, que lejos de cumplir con su obligación, la aplicación de la Ley, se muestran contrarios a trasladar”.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com