El ejercicio físico y el no estar solo beneficia al enfermo de Parkinson

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que altera el sistema motor y no motor. Asociaciones y especialistas sanitarios explican aspectos claves de esta enfermedad

- Escrito el 03 mayo, 2018, 8:00 am
9 mins

El Parkinson es una enfermedad originada en edades avanzadas. Las asociaciones para enfermos de Parkinson se encargan de realizar actividades con los enfermos y mejorar su calidad de vida. Una situación en la que cuidadores, enfermos y familiares están unidos.

El servicio de neurología del Hospital Vinalopó de Elche nos alerta de algunos de los síntomas que se pueden sentir en el inicio de la enfermedad. El deporte y otros hábitos de vida saludables pueden ser un gran aliado para el enfermo.

La asociación de Parkinson de Elche

Es una entidad sin ánimo de lucro constituida en mayo de 2011. Su principal objetivo es atender, orientar, formar e informar a personas afectadas, sus familiares y cuidadores, profesionales y sociedad en general en relación a la enfermedad del Parkinson.

Cuenta con una sede ubicada en el centro del Huerto de Montenegro, en el barrio de Altabix y cedida por el Ayuntamiento. En la actualidad realizan terapia a unos 30 usuarios por semana.

Carencias

Desde la asociación plantean varios puntos de mejora, para tener una mayor visibilidad de esta enfermedad y sus problemas. Creen necesario ampliar la información a los afectados por parte de las autoridades sanitarias de las labores que ellos realizan, con el fin mejorar la calidad de vida de los afectados, cuidadores y de sus familias.

Se pretende obtener un aumento de la financiación de las asociaciones, para poder llegar a un mayor número de afectados y ofrecer más servicios. También quieren conseguir mejoras de accesibilidad y climatización por parte del Ayuntamiento, en referencia a las instalaciones que les cedió.

Apoyo a los enfermos

La Asociación de Parkinson de Elche les ayuda mediante sus servicios terapéuticos: la fisioterapia para ayudarles en su estado físico, la logopedia por ser una enfermedad que puede afectar al habla, la psicología para que se beneficien de la estimulación cognitiva previniendo el deterioro asociado a la enfermedad, la lentitud en el procesamiento de la información y problemas de atención.

Se ofrecen sesiones de terapia de grupo a los socios y familiares cercanos, y sesiones individuales para ayudarles a una mejor adaptación a la enfermedad. Los trabajadores sociales ayudan a gestionar las situaciones de discapacidad. Además, hay talleres de ocio impartidos por voluntarios todos los viernes de pintura, dibujo, teatro, informática y jardinería.

A quienes no van
Las funciones cerebrales se deterioran día a día

Aconsejan unirse a la asociación si se tiene esta enfermedad neurodegenerativa, ya que las funciones cerebrales se deterioran día a día. La enfermedad acompaña al resto de la vida. “Es un invitado no deseado, que no va a irse y que será más exigente”, así lo plantea Fernando Ramiro, uno de los representantes de la asociación.

Se intenta enseñar la forma de mejorar la calidad de vida en esta situación, quieren hacer sentir que no se está solo, hay personas en la misma situación.

Los cuidadores

Desde la asociación les asesoran en los trámites que tengan que llevar a cabo para regular su situación. También cuentan con el servicio de psicología donde pueden realizar consultas individuales acerca de lo que le está pasando a su familiar con Parkinson, y la mejor forma de cuidarlo para que la tarea no les lleve a una situación de sobrecarga.

Además, todos los cuidadores acuden el último viernes de cada mes a sesiones de grupo, en las que se tratan diferentes temas y pueden compartir sus experiencias, lo que les ayuda a aprender unos de otros y sentirse acompañados.

Últimas investigaciones

Se conocen diferentes fármacos alternativamente a otros desde la terapia farmacológica, así como otras técnicas conservadoras y quirúrgicas. Es un área de competencia del correspondiente facultativo neurólogo el cual informará al afectado y/o familiares de la terapia adecuada para cada situación.

La principal necesidad del paciente es poder mantener una calidad de vida óptima en función de las limitaciones que el Parkinson impone. Que se sientan útiles en su día a día con sus familias, para poder seguir desarrollándose como personas.

Novedades para el tratamiento
Se ha conseguido un mejor control terapéutico de los pacientes en los últimos años

Tal y como afirma el servicio de neurología del Hospital Vinalopó de Elche, el tratamiento es sintomático. Se ha conseguido un mejor control terapéutico de los pacientes en los últimos años, por el desarrollo de terapias farmacológicas como la opicapona o safinamida. Técnicas de infusión continua y cirugía (estimulación cerebral profunda o por ultrasonidos), son alternativas cada vez más disponibles en pacientes con mal control de los síntomas.

Evolución de la enfermedad
Ahora se diagnostican con mayor antelación y en pacientes más jóvenes

El envejecimiento es el principal factor de riesgo de padecer la enfermedad, la incidencia aumenta a partir de la sexta década de vida. Es una enfermedad infradiagnosticada. La mayor accesibilidad a consulta especializada, la ayuda de nuevas técnicas diagnósticas, así como la conciencia de médicos y pacientes de la gran variabilidad de síntomas asociados, ha provocado que el número de pacientes que saben que sufren la enfermedad aumente.

Ahora se diagnostican con mayor antelación y en pacientes más jóvenes. La edad media de diagnóstico se estima cerca de los 55 años. Un 10% de los casos está por debajo de los 50 años, y es llamado por los expertos como Parkinson de ´inicio temprano`.

Síntomas

El temblor, la dificultad para manipular objetos o para darse la vuelta en la cama, torpeza al andar, alteración de la expresividad facial y otras alteraciones motoras, son los síntomas para el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson y las que hacen recurrir antes al médico.

Sin embargo, la neurodegeneración comienza antes de que se manifiesten estos síntomas, es importante conocer otras manifestaciones no motoras e igual de incapacitantes. Fatiga, estreñimiento, problemas de olfato, dolor y rigidez articular, trastornos afectivos y trastornos del sueño son otros síntomas que podrían preceder a las manifestaciones motoras. Se deben descartarse otras causas consultando con el médico.

Deporte

Indudablemente el tratamiento farmacológico es fundamental para el tratamiento de esta enfermedad, pero el deporte también ayuda a paliar los síntomas.

Según estudios, el deporte en pacientes enfermos de Parkinson ofrece beneficio a nivel motor (marcha, fuerza y equilibrio), y no motor (depresión, estreñimiento, memoria y aprendizaje), ralentizando la evolución de la enfermedad y mejorando la calidad de vida de los pacientes.