Cultura reabre el Museo de Belenes

El museo de la calle San Agustín, 3, presta sus servicios a ciudadanos y excursiones de martes a viernes, de 10 a 13,45 y de 17,15 a 19,45 horas

- Escrito el 08 junio, 2018, 2:00 pm
3 mins

La concejala de Cultura, María Dolores Padilla, ha informado que desde su departamento “hemos conseguido desbloquear las dificultades que impedían el normal funcionamiento durante los últimos meses del Museo de Belenes, un enclave cultural que recibe miles de visitantes durante todas las cuatro estaciones del año”. El museo reabrió ayer sus puertas con toda normalidad.

Prácticamente desde principios de año, el Museo de Belenes, situado en el casco histórico, calle San Agustín, 3, ha atravesado problemas de personal para atender la recepción de visitas. “Ante esa anómala situación, hemos contratado una ayudante interina, con lo que hemos superado dicha incidencia”, ha manifestado María Dolores Padilla.

El Museo de Belenes es uno de los enclaves turísticos de interés más importantes del casco histórico y recibe decenas de miles de visitas al año. Está dentro del circuito de excursiones que recorren el centro de la ciudad y su cercanía al Ayuntamiento le lleva a recibir, también, a los numerosos turistas que recorren el palacio consistorial.

El Museo de Belenes contiene en sus vitrinas miles de piezas y dioramas. Parte de sus fondos proceden de donaciones internacionales. El centro ofrece al visitante una variada perspectiva de figuras y escenas inspiradas en el Antiguo y Nuevo Testamento, cuadros en relieve, belenes en arquetas, abiertos, belenes panorámicos, etc.

Los interesados en recorrer sus instalaciones van a encontrar también paneles informativos sobre la historia del belenismo. En uno de esos carteles se anota que “aunque en las catacumbas ya se descubrieron pinturas con escenas de la Navidad, la primera representación corpórea del nacimiento de Jesús la realizó San Francisco en Greccio, en la Nochebuena de 1223, con personajes y animales vivos”.

Aunque los verdaderos belenes, conformados con figuras (y no con personas) datan de 1252, año en que se montó uno en el monasterio de Füssen, en Alemania.

En España, en el siglo XVIII, con la llegada del rey Carlos III desde Nápoles, la costumbre de instalar belenes se impuso fuera del ámbito eclesiástico y se popularizó en el palacio real, en las mansiones y en muchos hogares.

El museo presta sus servicios de martes a viernes, de 10 a 13,45 y de 17,15 a 19,45 horas. Estará cerrado los sábados, domingos y lunes.

Con la reapertura de este equipamiento, la concejalía de Cultura consigue restablecer la oferta formativa y de entretenimiento ligada a este centro significativo de la tradición belenística.