Consell y Cámaras sostienen en el Race Village que la previsión económica para la Comunitat es positiva

El conseller de Economía, Rafael Climent cree que hay que defender más a las microempresas porque suponen el 90% del tejido de la región Morata y Riera ven necesario aumentar la actividad con el norte de África por “vecindad” y también por compromiso con los derechos humanos

- Escrito el 17 octubre, 2017, 4:00 pm
5 mins

El periodista y director de Alicante Plaza, Miquel González, ha sido el encargado de moderar la mesa redonda ’Comunitat Valenciana, nuestras empresas y empresarios’, que han desarrollado el conseller de Economía, Rafael Climent, y los presidentes de las cámaras de comercio de Alicante y Valencia, Juan Riera y José Vicente Morata, respectivamente, si bien este último es también presidente del Consejo de Cámaras de la Comunitat Valenciana, en el Pabellón Comunitat Valenciana que por primera vez se ha puesto en marcha en el marco del evento náutico Alicante 2017, Puerto de Salida de la Vuelta al Mundo a Vela.

Los protagonistas han abordado los principales aspectos que determinan el desarrollo económico de la Comunitat y han tocado para ello, el empleo, las exportaciones, la macro y microeconomía, las relaciones institucionales, el repunte inmobiliario o el crecimiento industrial, pero ante todo han considerado clave la confianza que genera la Comunitat. Rafael Climent ha confesado tener un tanto dividido el corazón sobre el ritmo de funcionamiento de la economía valenciana. Cree que “no hay índices desfavorables porque está subiendo el PIB, el turismo y cualquier otro macroindicador”; no obstante, ha aclarado que hay que seguir trabajando la cohesión social y destaca que un 30% de población está en riesgo de exclusión social.

El responsable del Consell ha informado que al sector empresarial pedirá más implicación así como subir salarios cuanto antes. Considera que el sector privado “va muy bien, pero el público está un tanto gripado, lo que impide invertir más en mejorar la vida de las personas”. Climent ha reclamado que las inversiones del Estado se ejecuten en su totalidad, porque eso no ayuda a mejorar la economía. Dice tener un sabor agridulce y es necesario trabajar más la cohesión, pese a que el desempleo que bajado hasta el 18,7%. Ha valorado como “muy eficiente” la gestión del Consell porque genera “mucha confianza, dialoga mucho y está al lado de las empresas”. Climent sostiene que no le gusta hablar de cambio del modelo productivo, pero sí de “transformación de modelo”, lo que a su juicio necesita un cambio en la educación en valores. Defiende la apuesta por la economía real y productiva frente al gobierno anterior que apostó por la economía especulativa. La mayoría de empresas de la CV 90% son microempresas, por lo que el cambio habrá que hacerlo con ellas y “habrá que defenderlas”. En referencia a las infraestructuras, Climent ha pedido mejoras en los trenes Alcoy-Xátiva o el tren de la costa. Y ha establecido el Corredor Mediterráneo como la que más necesita la Comunitat.

El presidente de la Cámara de Valencia y del Consejo de Cámaras, José Vicente Morata entiende que desde Turquía a la península, solo España tiene estabilidad política y económica; “tenemos los principales puertos y aeropuertos del Mediterráneo por lo que ha pedido que la industria crezca y se lance al exterior. Ha impulsado la necesidad de apoyo a las empresas para salir al exterior. Tenemos lo necesario para crecer en riqueza y calidad de empleo. Considera ineludible el debate sobre el norte de África “donde tenemos que tener actividad económica”, pero no solo por razones económicas, sino por “vecindad y porque esta población necesita ayuda, y ha pedido que España y Europa lidere el cambio económico y político en esta zona”.

Morata ha insistido en la necesidad de infraestructuras, sobre todo con el norte de España, con Barcelona a través del Corredor Mediterráneo, y ha destacado el problema del agua en la provincia de Alicante.

Por su parte, Juan Riera, afirma que la provincia de Alicante ha mostrado su fortaleza durante la crisis y ha puesto en valor el carácter emprendedor de los alicantinos, así como la capacidad de adaptación de las empresas a la crisis; incluso ha sostenido que las exportaciones han salvado la economía provincial, y que recibir al 48% de turistas de la ciudad y somos la 5º provincia más fuerte de España.