Claudio Barragán, disciplina e intensidad para el banquillo del Hércules

El conjunto blanquiazul apuesta por un técnico con carácter para sustituir al argentino Gustavo Siviero tras el mal inicio de temporada del equipo

- Escrito el 02 noviembre, 2017, 1:00 pm
8 mins

“Queremos un entrenador que infunda carácter a los futbolistas, estamos en Segunda B y tenemos que correr más que el rival”, declaraba el presidente Juan Carlos Ramírez minutos después de comunicar oficialmente la destitución del técnico argentino Gustavo Siviero. Desde la directiva tenían claro cuál era el perfil del nuevo entrenador y no han dudado a la hora de la elección. Claudio Barragán ha sido el elegido.

«Tenemos que ser intensos, jugar en campo contrario y conceder lo menos posible porque nos hacen demasiadas ocasiones» Barragán

El nuevo entrenador del Hércules se caracteriza principalmente por su disciplina, exigencia y el carácter que transmite a sus jugadores. Algo que el Hércules necesitaba, ya que con Gustavo Siviero el equipo tenía problemas de concentración, errores defensivos y falta de ambición, unas carencias que le han costado muchos puntos al conjunto blanquiazul. “Hay que jugar con humildad y ser nosotros por encima de todo. Ser intensos, jugar en campo contrario y conceder lo menos posible porque nos hacen demasiadas ocasiones”, afirmó en su presentación el técnico valenciano.

Barragán se convierte en el séptimo entrenador del Hércules en la última etapa en Segunda División B

Claudio Barragán, que viene acompañado por su ayudante, Ramón Villagordo, se convierte así en el séptimo entrenador en cuatro temporadas de la entidad alicantina en esta última etapa en Segunda B tras Pacheta, Herrero, Mir, Tevenet, Luque y Siviero. Barragán, de 53 años y natural de Manises, estuvo a punto de firmar por el Real Murcia, pero la llamada del Hércules y de Juan Carlos Ramírez le sedujo más y finalmente acabó fichando por el conjunto del Rico Pérez.

Un Ascenso a Segunda
Tiene un ascenso a Segunda División en su haber, el conseguido con la Ponferradina en la temporada 2011/12

El nuevo inquilino del banquillo del Hércules comenzó su carrera como técnico en el Elche, en primer lugar como segundo de David Vidal y luego como primer entrenador. En la temporada 2008/09 consiguió mantener al equipo ilicitano en la mitad de la tabla en Segunda División, lo que le valió la renovación. Pero en la 2009/10 una derrota en el Rico Pérez en la jornada 6, frente al Hércules por 3-0, consumó su destitución como preparador franjiverde tras un mal inicio de curso. Ramírez, entonces en la directiva del conjunto franjiverde, fue el que destituyó a Claudio.

Tras su paso por el Elche, Barragán firmó por la S.D. Ponferradina, club en el que entrenó durante cuatro temporadas. Allí vivió un descenso y un ascenso. En su primera campaña en Ponferrada cogió al equipo a mitad de temporada, pero no consiguió evitar el descenso a Segunda B. A pesar de ello, la directiva renovó al técnico y en la siguiente temporada devolvió a la Ponferradina a Segunda División tras superar en el playoff de ascenso a Jaén, Lucena y Tenerife. El curso posterior, el 2012/13, Barragán estuvo muy cerca de conseguir la clasificación para la promoción de ascenso a Primera División, pero se quedó a tan solo un punto en lo que fue la mejor temporada del entrenador valenciano en la categoría de plata del fútbol español. Al año siguiente, consiguió de nuevo salvar al club berciano del descenso, aunque decidió no continuar su vinculación para la siguiente temporada.

En noviembre de 2014 sustituyó en el Cádiz a Antonio Calderón, con el objetivo de devolver al conjunto del Ramón de Carranza a Segunda División. El equipo gaditano consiguió el primer puesto en la fase regular, pero no logró el ascenso directo al caer con el Oviedo en la eliminatoria de campeones. En la repesca, el equipo de Barragán eliminó en semifinales al Hércules de Manolo Herrero, pero perdió en la final ante el Bilbao Athletic y se quedó sin ascenso. Barragán renovó una temporada más con el Cádiz, pero en abril de 2016 fue destituido a pesar de tener al equipo en puestos de playoff. Su último club ha sido el Mirandés en Segunda División, al que entrenó tan solo cuatro partidos.

Corregir errores

Las primeras tareas de Claudio Barragán, como nuevo entrenador del Hércules, son corregir los diferentes errores que ha venido cometiendo el equipo en el inicio de temporada. Los principales males del conjunto alicantino han sido la falta de concentración en determinados momentos, hecho que ha provocado fallos individuales en defensa. Por otro lado, Claudio deberá prestar especial atención en mejorar las acciones de estrategia y la preparación física e inyectarle a la plantilla una dosis de ambición y motivación.

De todas ellas, la que más preocupa a la directiva y a la dirección deportiva es la preparación física. El presidente del Hércules, Juan Carlos Ramírez, ya avisó en rueda de prensa que el equipo de Siviero “no llegaba bien a los 90 minutos”, y con la llegada de Barragán esperan que esa situación mejore. Los primeros entrenamientos del nuevo técnico han dejado patente que ha aumentado el ritmo y la intensidad de las sesiones con respecto a Siviero.

Otra de las facetas en las que este nuevo Hércules de Claudio Barragán deberá mejorar es en los partidos a domicilio, ya que los números no han sido buenos durante el inicio de campeonato. Además, el mes de noviembre no será nada fácil para los alicantinos. El calendario aprieta y el Hércules se verá las caras con Mallorca, Baleares, Valencia Mestalla, Atlético Sanguntino y Lleida.