Barcala acusa a Puig y a Echávarri de poner sus intereses partidistas por encima de los de Alicante al no dimitir como alcalde

Señala que “parece que para el PSOE la situación insostenible a la que han llevado a la ciudad con este alcalde procesado no es motivo suficiente para que asuman sus propias líneas rojas”

- Escrito el 12 marzo, 2018, 5:03 pm
4 mins
Todo ese supuesto compromiso ético de la izquierda fue olvidado por los socialistas en el momento en el que se hicieron con la vara de mando de la ciudad -remarca- y ahora para el PSPV de Ximo Puig no hay más linea roja que la que la que el propio señor Echávarri pueda pintar”
El dirigente del PP alicantino afirma que “lo llamativo de la situación es que Echávarri ponga condiciones cuando no está en situación de ponerlas de ningún tipo y la única que depende de él es que se vaya”

El portavoz del PP, Luis Barcala, ha afirmado hoy que el PSOE ya da por “amortizado” al todavía alcalde, Gabriel Echávarri, “al que no quieren para que ostente ningún cargo orgánico, por lo que si no sirve para eso tampoco tiene ninguna legitimidad para ostentar la Alcaldía de Alicante, después de estar procesado por fraccionamiento de contratos y tras la ruptura del pacto de gobierno que aupó a los socialistas después de cosechar el peor resultado de su historia en nuestra ciudad”.

La conclusión a las palabras del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y del todavía alcalde es que anteponen sus intereses por encima de los intereses de la ciudad de Alicante”, ha reprochado Barcala. “Porque parece que para el Partido Socialista la situación insostenible a la que han llevado a la ciudad con este alcalde procesado no es motivo suficiente para que asuman sus propias líneas rojas y están dispuestos a llegar hasta junio de 2019 en esta situación si no se dan las circunstancias que ellos exigen”.

Tenemos un gobierno bajo mínimos y una ciudad paralizada -ha insistido Barcala-, con un alcalde que tiene que dedicarse intentar resolver sus problemas con la Justicia, pero que antepone sus intereses personales a cualquier cosa y obvia cualquier coherencia con sus promesas realizadas en la pasada campaña electoral”. “Todo ese supuesto compromiso ético de la izquierda fue olvidado por los socialistas en el momento en el que se hicieron con la vara de mando de la ciudad y ahora para el PSPV de Ximo Puig no hay más línea roja que la que la que el propio señor Echávarri pueda pintar en función de su conveniencia, cuando ya ha traspasado esas fronteras, algo que ha hecho con creces”.

El dirigente del PP alicantino afirma que “lo llamativo de la situación es que Echávarri ponga condiciones cuando no está en situación de ponerlas de ningún tipo”. “La única condición que depende de él es que se vaya de la Alcaldía y de un gobierno al que está aferrado con sólo seis concejales, tras haber obtenido los peores resultados del PSOE en la historia de la ciudad”.

Es curioso oír a Echávarri decir en qué condiciones aceptará marcharse, quién tiene que ser el alcalde y qué partidos tienen que formar ese gobierno, cuando no le queda más alternativa que recoger los bártulos, pedir perdón e irse”. Ponerse a establecer condiciones para liberar la ciudad del secuestro que es tenerle de alcalde no es más que una demostración de la soberbia de quien tan mal ha representado a la ciudad de Alicante”.