El balonmano de Alicante saca la cabeza tras una década de la mano de Agustinos

Parece mentira, pero ha pasado más de una década desde que la ciudad de Alicante no cuenta con un club de balonmano de cierto nivel que pudiera defender el honor histórico de la capital en este deporte. Diez años después de que el Alicante Costablanca descendiera a Primera Nacional en la cancha y desapareciera en los despachos, Agustinos ha devuelto al balonmano masculino de la capital algunos de los focos de los muchos que perdió por el camino. Aún quedan muchos que encender para acercarse mínimamente a los históricos éxitos de esta disciplina, pero, al menos, ya llueve menos y el balonmano alicantino tendrá la próxima temporada un representante en División de Honor Plata, sólo un peldaño por debajo de la añorada élite. Temporada casi perfecta Después de un primer intento baldío la pasada temporada, el conjunto entrenado por Óscar Gutiérrez ha dibujado la temporada casi perfecta para acabar llevándose el ansiado ascenso a la segunda categoría nacional. Los alicantinos cerraron una primera parte de la competición -la liga regular- con una inmaculada hoja de ruta en la que no dejó ni una sola derrota por el camino. El primer y único traspié del cuadro agustino llegó en el primer partido de la fase de ascenso. La derrota ante el Adrianenc hizo tambalearse todo un año de ilusiones y buen trabajo, pero con el apoyo de ´La Catedral`, el cuadro alicantino hizo bueno el factor cancha para ganar los otros dos partidos de la fase de ascenso y, sobre todo, pasar por encima de un Anaitasuna al que debía doblegar por más de cinco goles para no quedarse con la miel en los labios. Alicante sigue sin tener un equipo masculino en la élite pero, al menos, ya está un poquito más cerca de poder recuperar el cetro del balonmano provincial, que a día de hoy está en manos del Benidorm (que volverá a competir en Asobal por tercer año consecutivo tras lograr una agónica permanencia) y que en los últimos años también perteneció a clubes como Torrevieja o, antes, el Altea. Balonmano femenino El proyecto de Agustinos, para devolver a los chicos a los focos del panorama nacional, va por muy buen camino, pero no hay que obviar que el club colegial también mantiene con vida desde hace unos años la estructura femenina del extinto Mar Alicante, equipo que se postuló como referente de este deporte en la ciudad, no sólo por la ausencia de referentes masculinos, sino por méritos propios, llegando a disputar una final europea, algo que hacía mucho tiempo que no se disfrutaba por la capital. El equipo femenino de Agustinos también milita en la segunda categoría del balonmano español A día de hoy, el equipo femenino de Agustinos también milita en División de Honor Plata, lo que da muestras del buen trabajo que se viene realizando, sobre todo si se tiene en cuenta que se trata de un equipo que se basa en la cantera. Epicentro del balonmano nacional Pero Alicante -y en este caso, también la provincia- no están de enhorabuena sólo por el gran éxito de Agustinos. También lo está porque este verano será epicentro del balonmano nacional al acoger varios eventos que congregarán a lo más granado de esta disciplina en España. La Diputación, en colaboración con la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM), ha cerrado la celebración de diferentes compromisos que harán que todas las miradas de los amantes de este deporte estén en la Costa Blanca durante el presente mes de junio. El sábado 17 de junio tendrá lugar, en el pabellón Pitiu Rochel -nombre que recuerda la figura del histórico jugador de balonmano alicantino, como no podía ser de otra forma-, el encuentro que enfrentará a las selecciones absolutas de España y Finlandia, clasificatorio para el Campeonato de Europa de 2018. El choque, además, servirá para homenajear a otros dos grandes del balonmano alicantino, ya desaparecidos, como Juan Pedro de Miguel y Miguel Cascallana. El Pitiu Rochel acoge un partido entre los ‘Hispanos’ y Finlandia el 17 de junio Un día antes, el 16 de junio, el palacio de los Deportes de Torrevieja albergará el tradicional Partido de las Estrellas que medirá a la selección nacional femenina, las ‘Guerreras’, con un combinado de jugadoras de la liga española. Y el domingo 18, el balonmano español pondrá fin a la temporada con un compromiso entre los ‘Hispanos’ y un equipo de la Asociación de Jugadores de Balonmano en el pabellón municipal de Almoradí, localidad que también acogerá la Asamblea General de la RFEBM y la Gala de Entrega de los Premios Nacionales, con la presencia de jugadores, clubes y autoridades vinculados a este deporte. Además, la selección nacional junior masculina también se desplazará a Alicante para concentrarse durante unos días en Petrer. Post Views: 502 Relacionado

El conjunto colegial ha logrado el ascenso a División de Honor Plata tras una inmaculada temporada en la que sólo ha perdido un encuentro

- Escrito el 05 junio, 2017, 3:00 pm
7 mins

Parece mentira, pero ha pasado más de una década desde que la ciudad de Alicante no cuenta con un club de balonmano de cierto nivel que pudiera defender el honor histórico de la capital en este deporte. Diez años después de que el Alicante Costablanca descendiera a Primera Nacional en la cancha y desapareciera en los despachos, Agustinos ha devuelto al balonmano masculino de la capital algunos de los focos de los muchos que perdió por el camino. Aún quedan muchos que encender para acercarse mínimamente a los históricos éxitos de esta disciplina, pero, al menos, ya llueve menos y el balonmano alicantino tendrá la próxima temporada un representante en División de Honor Plata, sólo un peldaño por debajo de la añorada élite.

Temporada casi perfecta

Después de un primer intento baldío la pasada temporada, el conjunto entrenado por Óscar Gutiérrez ha dibujado la temporada casi perfecta para acabar llevándose el ansiado ascenso a la segunda categoría nacional. Los alicantinos cerraron una primera parte de la competición -la liga regular- con una inmaculada hoja de ruta en la que no dejó ni una sola derrota por el camino. El primer y único traspié del cuadro agustino llegó en el primer partido de la fase de ascenso. La derrota ante el Adrianenc hizo tambalearse todo un año de ilusiones y buen trabajo, pero con el apoyo de ´La Catedral`, el cuadro alicantino hizo bueno el factor cancha para ganar los otros dos partidos de la fase de ascenso y, sobre todo, pasar por encima de un Anaitasuna al que debía doblegar por más de cinco goles para no quedarse con la miel en los labios.

Alicante sigue sin tener un equipo masculino en la élite pero, al menos, ya está un poquito más cerca de poder recuperar el cetro del balonmano provincial, que a día de hoy está en manos del Benidorm (que volverá a competir en Asobal por tercer año consecutivo tras lograr una agónica permanencia) y que en los últimos años también perteneció a clubes como Torrevieja o, antes, el Altea.

Balonmano femenino

El proyecto de Agustinos, para devolver a los chicos a los focos del panorama nacional, va por muy buen camino, pero no hay que obviar que el club colegial también mantiene con vida desde hace unos años la estructura femenina del extinto Mar Alicante, equipo que se postuló como referente de este deporte en la ciudad, no sólo por la ausencia de referentes masculinos, sino por méritos propios, llegando a disputar una final europea, algo que hacía mucho tiempo que no se disfrutaba por la capital.

El equipo femenino de Agustinos también milita en la segunda categoría del balonmano español

A día de hoy, el equipo femenino de Agustinos también milita en División de Honor Plata, lo que da muestras del buen trabajo que se viene realizando, sobre todo si se tiene en cuenta que se trata de un equipo que se basa en la cantera.

Epicentro del balonmano nacional

Pero Alicante -y en este caso, también la provincia- no están de enhorabuena sólo por el gran éxito de Agustinos. También lo está porque este verano será epicentro del balonmano nacional al acoger varios eventos que congregarán a lo más granado de esta disciplina en España. La Diputación, en colaboración con la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM), ha cerrado la celebración de diferentes compromisos que harán que todas las miradas de los amantes de este deporte estén en la Costa Blanca durante el presente mes de junio.

El sábado 17 de junio tendrá lugar, en el pabellón Pitiu Rochel -nombre que recuerda la figura del histórico jugador de balonmano alicantino, como no podía ser de otra forma-, el encuentro que enfrentará a las selecciones absolutas de España y Finlandia, clasificatorio para el Campeonato de Europa de 2018. El choque, además, servirá para homenajear a otros dos grandes del balonmano alicantino, ya desaparecidos, como Juan Pedro de Miguel y Miguel Cascallana.

El Pitiu Rochel acoge un partido entre los ‘Hispanos’ y Finlandia el 17 de junio

Un día antes, el 16 de junio, el palacio de los Deportes de Torrevieja albergará el tradicional Partido de las Estrellas que medirá a la selección nacional femenina, las ‘Guerreras’, con un combinado de jugadoras de la liga española.

Y el domingo 18, el balonmano español pondrá fin a la temporada con un compromiso entre los ‘Hispanos’ y un equipo de la Asociación de Jugadores de Balonmano en el pabellón municipal de Almoradí, localidad que también acogerá la Asamblea General de la RFEBM y la Gala de Entrega de los Premios Nacionales, con la presencia de jugadores, clubes y autoridades vinculados a este deporte.

Además, la selección nacional junior masculina también se desplazará a Alicante para concentrarse durante unos días en Petrer.