El Ayuntamiento de Alicante trasladará definitivamente los peces del acuario y dotará a la infraestructura de un uso expositivo y temático sobre el mundo marino

El gobierno del Partido Popular toma la decisión tras la imposibilidad de garantizar la vida de los ejemplares debido a una nueva avería del sistema de refrigeración cuya rehabilitación acometió el tripartito

- Escrito el 06 julio, 2018, 7:09 pm
3 mins

El objetivo es mantener un elemento referente para la ciudad que ha dinamizado turística y comercialmente el entorno en el que se encuentra instalado.

El Ayuntamiento de Alicante trasladará definitivamente la totalidad de los peces que se encuentran en el acuario de la Plaza Nueva. Así lo ha decidido el gobierno del Partido Popular a través de la Concejalía de Medio Ambiente, al frente de la cual se encuentra Israel Cortés, después de que hayan vuelto a aparecer una veintena de ejemplares muertos.

El motivo: un nuevo fallo en los sistemas de refrigeración que ha provocado una subida de la temperatura del agua. Algo que ocurre después de que el tripartito invirtiera un total de 120.000 euros en la rehabilitación de la infraestructura, que permaneció 20 meses cerrada.

A día de hoy, los técnicos no aseguran que se pueda garantizar la supervivencia de los peces, así que hemos optado por trasladar a la totalidad de los ejemplares de manera definitiva”, explica Israel Cortés. “Así se lo hemos comunicado ya a varias asociaciones animalistas, a las que además hemos invitado a estar presentes durante todo el proceso de extracción y transporte para observar el tratamiento, que será realizado con todo cuidado y garantías”, explica.

Cambiará el contenido pero no el continente de una infraestructura que el gobierno del partido popular considera ya emblemática para Alicante. “El acuario ha sido una referencia en toda Europa al tratarse del único visitable en plena calle y que además ha sido muy beneficioso para el comercio y el turismo de la zona”, explica el concejal.

Por este motivo ya se han empezado a realizar las consultas oportunas para dotarlo de un uso expositivo mediante la tematización de su interior con elementos sobre la flora y fauna marina autóctona, aprovechando las posibilidades en el ámbito audiovisual e interactivo que brindan las nuevas tecnologías.

De esta manera se pretende conservar una estructura que destaca por su diseño a la vez que se asegura que continúe siendo un punto de atracción del que se benefician tanto vecinos como comerciantes del entorno.