Alicante solicitará la cesión gratuita de la Serra del Molinet

Servirá para impulsar desde Memoria Histórica la recuperación de la antigua refinería de La Británica

Servirá para impulsar desde Memoria Histórica la recuperación de la antigua refinería de La Británica

- Escrito el 26 julio, 2017, 2:22 pm
7 mins
  • Este proyecto se enmarca en el proyecto de ‘Alacant, Ciutat de la Memòria’

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Alacant, a instancias de la Concejalía de Memoria Histórica y Democrática, que dirige la edil María José Espuch, ha acordado pedir a Patrimonio del Estado la cesión gratuita de los terrenos superficiales y subterráneos de la Serra del Molinet donde se ubican los restos de la antigua refinería de ‘La Británica’.

La antigua refinería está situada en la avenida de la Vila Joiosa, y es uno de los ejemplos más destacados del patrimonio industrial valenciano, ya que, por sus características, está considerada una infraestructura única en el Estado Español, ya que gran parte de sus depósitos y galerías se encuentran excavadas en la roca, creando grandes espacios dentro de la Serra del Molinet.

Este conjunto industrial catalogado como un Bien de Relevancia Local se encuentra asentado sobre las naves de una antigua refinería llamada ‘La Británica’ en 1875, y en 1920 pasó a manos de Campsa. A día de hoy, el interior de la refinería permanece prácticamente intacto desde su construcción.

Alacant contaba con un complejo industrial único en España, con dos refinerías de petróleo: La Británica e industrias Fourcade y Provot, en Benalúa. Esta refinería funcionó durante los siglos XIX y XX, y disponía de más de un kilómetro de pasadizos tipo túnel, que daban paso a grandes depósitos de almacenaje de combustible.

Precisamente, las galerías y depósitos que hoy suponen el gran patrimonio industrial olvidado que se quiere recuperar datan de la época en que CAMPSA tomó el control de la refinería, dado que entre las funciones que le encomendaron al monopolio de petróleos figuraba tanto las de apilar y mantener unas reservas de seguridad como la de ser un punto estratégico.

Así mismo, estas cláusulas fueron clave durante la Guerra Civil, puesto que los dos bandos encontraron en la refinería una infraestructura fundamental para sus campañas militares, y llevó a crear en este punto un complejo sistema de defensa anti-aérea (compuesto por plataformas para artillería, almacenes de munición, trincheras, garitas de vigilancia, parapetos, que conformó el muro defensivo de la Bahía de Alacant junto a las defensas existentes en el Cabo de las Huertas, Castillos de Santa Barbara y San Fernando y en el Cabo de Santa Pola.

Tras la Guerra Civil, se llevó a cabo su reconstrucción y se optó para elevar defensas militares como barbillas y garitas. De este modo, en los años 40 se añadieron nuevos elementos como el depósito exterior de la refinería y la balsa descubierta que se encuentra a su lado, así como la fortificación, que también es posterior en la Guerra Civil.

Finalmente, la actividad de esta refinería acabó a los años 60 del siglo XX, cuando las actividades de CAMPSA se trasladaron al Puerto de Alicante, hasta que más tarde, entre 1979 y 1981, sus terrenos quedaron totalmente desafectados y pasaron a manos de Patrimonio del Estado.

‘ALACANT, CIUTAT DE LA MEMÒRIA’

Actualmente, la mayoría de las instalaciones que había en superficie han desaparecido, principalmente, por las obras del TRAM. En la factoría subterránea quedan tres galerías principales y siete secundarias, que traen hacia ocho depósitos de 2.000 m3 y unos quince de 500 m3, además de varias estancias de tipo rectangular.

En el exterior existe una balsa, un depósito descubierto, muros de masonería y otros elementos. Además, dentro del entorno de la refinería existen restos arqueológicos de la Edad de Bronce, de la época ibérica, medieval, de la Guerra Civil, del antiguo campo de concentración de los Almendros y vestigios relacionados con la cantera, que también se podrían integrar, junto con la antigua refinería, dentro de un gran complejo histórico revitalizado.

La recuperación de este emplazamiento singular y único, forma parte de la línea de trabajo que la Concejalía de Memoria Histórica y Democrática impulsa, en el marco de ‘Alacant Ciutat de la Memòria’, un ambicioso proyecto para recuperar, poner en valor y dar a conocer la memoria y el patrimonio históricos de la ciudad.

En este sentido, cabe destacar la labor de estudio y rehabilitación del patrimonio de la Guerra Civil que lleva a cabo la concejalía que dirige María José Espuch, sobre la base de que es necesario que la ciudad cuente con elementos que generen atracción y una oferta turística más diversificada, lejos de los proyectos desmesurados que se promovían desde la Administración en anteriores mandatos.

“Por eso, resulta importante, antes de comenzar un proyecto, trabajar la idea sobre la cual se quiere que gire el proyecto y que se ajuste a un presupuesto razonable”, indica Espuch, quien por ello ha elevado para su aprobación a la Junta esta propuesta para continuar con los trámites y solicitar a Patrimonio del Estado la cesión gratuita de la antigua refinería.

 

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com