Alicante recurrirá la suspensión cautelar dictada por un juez por denegar la prórroga de contrato a la Fundación FIPARM

El Ayuntamiento ha podido comprobar que El Roal está prácticamente vacío Tan solo quedan dos lobos, dos grandes felinos, algunas aves, una pitón y dos monos titíes El Ayuntamiento de Alicante recurrirá el auto del juez del 22 de marzo de 2017, en el que se ordena que se adopte la suspensión cautelar de la resolución dictada por la Jefa del Servicio de Contratación del Ayuntamiento de Alicante, de fecha del 16 de diciembre de 2016, por la que se acordaba no autorizar la prórroga del contrato relativo a la gestión del centro educativo arriba mencionado, donde la fundación FIPARM gestionaba el Arca de Noé. La Concejala de Protección Animal, Marisol Moreno, afirma que, pese a que “respetamos el auto judicial, no lo compartimos”. “Reiteramos, y así se hará constar en el recurso de apelación – indica la edil –, las razones que en su día nos llevaron a no autorizar la prórroga del mencionado contrato: El Ayuntamiento de Alicante es el titular del núcleo zoológico y el propietario del suelo – una parcela de 2.500 metros cuadrados llamada “El Roal”, que en su día se adjudicó a la fundación FIPARM para un uso “concreto” y que no corresponde, a la actividad que se estaba realizando por su titular Raúl Mérida. Así, la no concesión de la prórroga – un lícito municipal – obedece, por un lado, a no amparar la realización de determinadas actividades sin los permisos necesarios y, por otro, a la intención de permitir la libre concurrencia a cualquiera que cumpla con los requisitos para presentarse a ésta u otra licitación, ya que será el Ayuntamiento el que ceda el suelo, que ya cuenta con la declaración de núcleo zoológico, una circunstancia que hasta ahora no podía darse. El Arca de Noé era un Centro de Acogida Temporal y pese a que sólo tenía permiso para estancias limitadas de animales, el centro acogió animales cuya estancia en algunos casos llegaba a los seis años. El Roal no cuenta con la calificación de la Generalitat para ser Parque Zoológico y tampoco con el permiso de Centro de Rescate de Especímenes CITES, requisitos, ambos, indispensables para el funcionamiento legal de esas instalaciones, según la actividad que realizaba: ser un centro visitable por los centros escolares y que, según la documentación con la que cuenta el Ayuntamiento de Alicante, le ha sido denegada reiteradamente. El Ayuntamiento de Alicante como responsable de todo lo que pase en El Roal, solicitó por escrito al gestor del Centro que cesaran las visitas hasta “regularizar” la situación. La fundación FIPARM desoyó esta petición directa y varios informes policiales corroboraron que el centro siguió siendo visitado asiduamente por escolares. Por último, señalar, que tras la visita realizada por Marisol Moreno, el ex presidente de FEDENVA,  la inspectora adscrita a Protección Animal y  un arquitecto, al espacio donde estaba ubicada el Arca de Noe, y ante los presuntos perjuicios y posible estrés que se pudiera causar a los animales en el proceso de realojo que señala el auto, la edil afirma que “El Roal está prácticamente vacío, las jaulas desmontadas y, en lo que a los animales se refiere, tan sólo quedan dos lobos, dos grandes felinos, algunas aves, una pitón y dos monos titíes”. “Todos los demás animales del Arca han sido reubicados – continúa la edil –, que en el caso de los grandes felinos y los monos se encuentran en el centro oficial Primadomus, que es el espacio ideal para ellos por los metros cuadrados con los que cuenta el centro”. Además, en estos momentos, tal y como ha trasladado al Ayuntamiento, la directora del centro de Villena, “está esperando a los dos felinos que quedan en el Arca”, concluye Marisol Moreno. Post Views: 215 Relacionado

Marisol Moreno anuncia que el Ayuntamiento de Alicante recurrirá la suspensión cautelar dictada por un juez, a la denegación de la prórroga del contrato de la "Gestión de un centro educativo en materia de preservación medioambiental y de tenencia y protección de la fauna salvaje autóctona y alóctona ubicado en la finca municipal El Roal”, a la Fundación FIPARM

- Escrito el 29 marzo, 2017, 6:39 pm
5 mins
  • El Ayuntamiento ha podido comprobar que El Roal está prácticamente vacío
  • Tan solo quedan dos lobos, dos grandes felinos, algunas aves, una pitón y dos monos titíes

El Ayuntamiento de Alicante recurrirá el auto del juez del 22 de marzo de 2017, en el que se ordena que se adopte la suspensión cautelar de la resolución dictada por la Jefa del Servicio de Contratación del Ayuntamiento de Alicante, de fecha del 16 de diciembre de 2016, por la que se acordaba no autorizar la prórroga del contrato relativo a la gestión del centro educativo arriba mencionado, donde la fundación FIPARM gestionaba el Arca de Noé.

La Concejala de Protección Animal, Marisol Moreno, afirma que, pese a que “respetamos el auto judicial, no lo compartimos”. “Reiteramos, y así se hará constar en el recurso de apelación – indica la edil –, las razones que en su día nos llevaron a no autorizar la prórroga del mencionado contrato:

  1. El Ayuntamiento de Alicante es el titular del núcleo zoológico y el propietario del suelo – una parcela de 2.500 metros cuadrados llamada “El Roal”, que en su día se adjudicó a la fundación FIPARM para un uso “concreto” y que no corresponde, a la actividad que se estaba realizando por su titular Raúl Mérida. Así, la no concesión de la prórroga – un lícito municipal – obedece, por un lado, a no amparar la realización de determinadas actividades sin los permisos necesarios y, por otro, a la intención de permitir la libre concurrencia a cualquiera que cumpla con los requisitos para presentarse a ésta u otra licitación, ya que será el Ayuntamiento el que ceda el suelo, que ya cuenta con la declaración de núcleo zoológico, una circunstancia que hasta ahora no podía darse.
  2. El Arca de Noé era un Centro de Acogida Temporal y pese a que sólo tenía permiso para estancias limitadas de animales, el centro acogió animales cuya estancia en algunos casos llegaba a los seis años.
  3. El Roal no cuenta con la calificación de la Generalitat para ser Parque Zoológico y tampoco con el permiso de Centro de Rescate de Especímenes CITES, requisitos, ambos, indispensables para el funcionamiento legal de esas instalaciones, según la actividad que realizaba: ser un centro visitable por los centros escolares y que, según la documentación con la que cuenta el Ayuntamiento de Alicante, le ha sido denegada reiteradamente. El Ayuntamiento de Alicante como responsable de todo lo que pase en El Roal, solicitó por escrito al gestor del Centro que cesaran las visitas hasta “regularizar” la situación. La fundación FIPARM desoyó esta petición directa y varios informes policiales corroboraron que el centro siguió siendo visitado asiduamente por escolares.

Por último, señalar, que tras la visita realizada por Marisol Moreno, el ex presidente de FEDENVA,  la inspectora adscrita a Protección Animal y  un arquitecto, al espacio donde estaba ubicada el Arca de Noe, y ante los presuntos perjuicios y posible estrés que se pudiera causar a los animales en el proceso de realojo que señala el auto, la edil afirma que “El Roal está prácticamente vacío, las jaulas desmontadas y, en lo que a los animales se refiere, tan sólo quedan dos lobos, dos grandes felinos, algunas aves, una pitón y dos monos titíes”. “Todos los demás animales del Arca han sido reubicados – continúa la edil –, que en el caso de los grandes felinos y los monos se encuentran en el centro oficial Primadomus, que es el espacio ideal para ellos por los metros cuadrados con los que cuenta el centro”. Además, en estos momentos, tal y como ha trasladado al Ayuntamiento, la directora del centro de Villena, “está esperando a los dos felinos que quedan en el Arca”, concluye Marisol Moreno.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenAlicante.com