El alcalde pide el respaldo de la oposición a la cancelación del Plan de Ajuste

- Escrito el 05 julio, 2018, 8:00 am
6 mins

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, quiere que los grupos de la Corporación vean las consecuencias positivas de la cancelación de la intervención de las cuentas municipales, sometidas a la “vigilancia” del Ministerio de Hacienda. El alcalde se ha mostrado abierto a que PSOE, Ciudadanos, Guanyar y Compromís “nos planteen sus condiciones para otro tipo de inversiones, por supuesto que sí”, pero que sería “incomprensible que alguna formación dijera que no” a la cancelación del Plan de Ajuste que tiene intervenidas las cuentas municipales.

La cancelación del Plan de Ajuste se ha venido pidiendo sistemáticamente en los dos últimos años” – ha dicho Luis Barcala – “El hecho es que se presenta la oportunidad ahora y resultaría incomprensible que alguien dijera que no. Entiendo que los grupos traten de aprovechar las circunstancias para introducir reivindicaciones o plantear proyectos. Pero trataremos de sacar adelante por unanimidad dicha cancelación”.

El alcalde ha referido que “estamos ante la oportunidad de cancelar, ya que nos hemos encontrado con una cantidad importante de dinero, que viene de la no ejecución presupuestaria arrastrada desde 2016 y 2017. Vamos a hacer del defecto virtud y nos vamos a provechar de la ineficacia de los gobiernos del tripartito y del PSOE, que no han sido capaces de gestionar el presupuesto. Ello ha generado una bolsa importante de dinero que hay que aprovechar. De lo contrario, se recaudan impuestos y el dinero de los alicantinos no sirve para nada”.

Barcala ha hecho estas manifestaciones ante los medios al concluir la visita a la renovada Sala Municipal de Tráfico.

Creemos que lo más eficiente es aplicar el dinero a la cancelación del Plan de ajuste ya que están cubiertas y garantizadas las inversiones directas y los proyectos de inversión. Y todavía queda remanente de tesorería, hay una cantidad de dinero y el tema lo hemos puesto encima de la mesa a los demás grupos”.

 “Se ha recaudado y los alicantinos no han recibido nada”

El lenguaje es complejo de entender, pero, aquí, los alicantino han estado poniendo dinero, se ha recaudado y no han recibido absolutamente nada a cambio en los últimos tres años”, ha señalado el alcalde.

Lo que decimos es que vamos a cancelar deuda, vamos a liberarnos del Plan de Ajuste. Y ello nos proporcionará varias opciones. Primero, bajar los impuestos que pagan los alicantinos. En segundo lugar, tener las manos libres para superar las carencias de la plantilla municipal en servicios importantes, en Bomberos, Policía local, Banda Municipal de música, conserjes, etc. Hay carencias de base en la plantilla municipal. Con ello, generaríamos empleo, sacaríamos, por tanto, oferta pública de empleo”.

Recuperar la soberanía municipal

Ante numerosos periodistas, el alcalde ha explicado que tras la cancelación, “recuperaríamos la soberanía municipal para gestionar, olvidándonos de las restricciones respecto a inversiones sostenibles o no sostenibles. Se podrá invertir en todo aquello que haga falta realmente para Alicante”.

Luis Barcala ha dicho que “tenemos la responsabilidad desde 2018 y primeros meses de 2019 -y quien gobierne en la ciudad de Alicante tras las próximas elecciones – se encontrará una ciudad con plena capacidad presupuestaria y de gasto”.

A preguntas de los informadores, Luis Barcala, ha avanzado que el pleno para tratar la superación del Plan de Ajuste será a mediados de mes. “La primera ronda de negociaciones con los grupos políticos se ha hecho ya. Aquí la negociación es muy sencilla. Los partidos van a tener que pronunciarse si quieren o no que se cancele el Plan de ajuste. Si quieren o no que haya bajada de impuestos. Son preguntas muy sencillas donde todo el mundo se va a tener que retratar”.

La fórmula del gobierno local del PP para que se levante el control del Ministerio de Hacienda es “utilizando el remanente de tesorería, porque la financiación externa, como plantea el señor Bellido, no es viable, porque las Leyes de Acompañamiento no lo permiten. Esa vía no es posible. Que se deje el señor Bellido de alternativas que no existen. Es muy sencillo. O se apoya la cancelación del Plan de Ajuste o no. Aunque no queremos plantearlo sólo en esos términos. Queremos que los grupos vean cuáles serán las consecuencias y que nos planteen sus condiciones para otro tipo de inversiones. Por supuesto que sí”, ha concluido la primera autoridad municipal.